La crítica necesaria
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a153881.html
La verdad, no se tragar discursos sin acciones que los respalden y me ayuden a ello. Como yo, muchos hemos sido disciplinados en el apoyo a este proceso. Cuando se nos pidió ir a votar por candidatos del PSUV (que no nos cuadraban mucho), fuimos a votar, cuando se nos pidió vender “kinos” para las finanzas del partido, también lo hicimos, cuando se nos pidió buscar a los compatriotas para que votasen y no se quedaran en sus casas, fuimos y cumplimos y así sucesivamente. Pero todo esto lo hacemos con la esperanza de ver frutos a corto, mediano y largo plazo, y no estoy hablando de “póngame donde haiga”… no. Me refiero a elegir gobierno, para que se traduzca luego en bienestar para el pueblo, en obras necesarias para el pueblo, para mejorar la calidad de vida de ese pueblo elector, de ese pueblo Chavista y del que no lo es. Si no conseguimos esto, entonces estamos en la obligación de denunciar las fallas para que sean corregidas. Por otro lado, muchos de los que apoyamos este proceso lo hacemos porque creemos firmemente en el presidente Hugo Chávez, mas no en muchos Bacalaos, que más bien son una carga y que no son de mucha ayuda para nuestro presidente. Hay que exigirles a gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y demás hierbas, que cumplan con los objetivos para los cuales fueron elegidos.

He estado observando el descalabro que han generado los partidos políticos al secuestrar toda posibilidad o chance electoral, de los puestos salidores, llámense gobernaciones, alcaldías, diputados, concejales, los cargos decisivos en la administración pública e instituciones gubernamentales de todo tipo, liquidando la posibilidad que lleguen hombres y mujeres de comprobada trayectoria ética, humanista, profesional, gerencial, comprometidos con sus congéneres. Esta situación no sería mala per se, o en si misma si se escogieran los mejores para desempeñar esos cargos, pero no, se escoge al compañerito porque es del Partido y ha trabajado por el triunfo de nuestra fracción de poder o porque es una cuota negociada, por el apoyo a nuestra opción. Pero este compañerito no tiene ni puta idea de lo que hay que hacer en ese cargo, en esa dependencia, ni qué objetivos se deben llevar a cabo. Y para ser sinceros tampoco lo necesita, porque él está allí para cuidar los votos de los que lo pusieron allí y para escalar posiciones el mismo.

Entiendo el poder desde el gobierno como una oportunidad para llevar a cabo los cambios que requiere nuestro pueblo, para impulsar cambios legislativos a favor de los más necesitados, para mejora de la infraestructura social y económica, para llevar a cabo las obras necesarias en una determinada localidad, y para……un largo etcétera. También entiendo que en este momento es primordial el trabajo político, pues estamos a tiro, de unas elecciones de importancia capital, esto podría ocuparnos buena parte de nuestro tiempo, pero también hay que ocuparse de gobernar y gobernar bien, porque no se puede llegar al poder por el solo hecho de detentarlo y mantenerlo.

Y es que el PSUV se ha convertido en una maquinaria muy efectiva electoralmente, pero ineficiente para gobernar. Existen muchas obras del gobierno central, pero los gobiernos regionales y municipales no le dan importancia a la ejecución de obras, son ineficientes hasta la cacha, y su accionar gira alrededor del hecho puramente electoral.

Para ser honesto el partido PSUV repite las prácticas que los adecos implantaron, no sé si por falta de control, pero lo cierto es que los representantes de los gobiernos estatales y regionales han impuesto sus candidatos, con la fuerza que el ejercicio del poder les otorga. Y ni hablar de los partidos de oposición que se fundieron en una batalla campal, intestina, por la repartición de las candidaturas y merecen capítulo aparte. Además cada grupo o cuadro, recoge su buena cosecha de aliados incondicionales. De esta manera no hay posibilidad de que se puedan escoger a los mejores, a gente decente, trabajadora y realmente revolucionaria. Viene al caso recordar a un ciudadano ejemplar y comprometido como lo fue Alberto Müller Rojas, cuando escribió: “Me siento totalmente decepcionado ante el cuadro actual presentado por la revolución. Y por ello, antes de transformar en odio esa privación relativa de mis expectativas, prefiero recobrar la racionalidad perdida”

La verdad es que cuando colocamos fe en un proceso de cambios y que asumimos como verdaderos, lo que nos resultaría verdaderamente horrible y devastador no sería la mentira o las medias verdades, sino la imposibilidad de llamar a la mentira por su nombre.

También sería bueno traer a colación, para poner en contexto y justificar un poco el descalabro, lo expresado por el camarada Martin Guedez “…….. La casa está sucia porque no podía ser de otra manera. ¿De qué planeta llegaron estos revolucionarios químicamente puros? ¡Llegaron de un planeta llamado IV República! La mayoría eran adecos o copeyanos. AD y COPEI, llegaron a tener el 86%% del padrón electoral. ¿No es suficiente ese dato? ¿No es esclarecedor que la izquierda histórica nunca llegó a tener más del 7% de los votos? Todos sabemos que sí, que está clarito como agua de tinajero. Estos “revolucionarios” llegaron de esos partidos con todos los vicios y perversiones bien aprendidos. Están ahí, no sé en qué proporción, pero están ahí, copando la burocracia, obstaculizando, proporcionando el peor de los ejemplos. Sin embargo… hemos de vencer al enemigo con ellos y a pesar de ellos. Hemos de hacer triunfar la Revolución por encima de ellos y a pesar de ellos. Representan un enemigo formidable pero circunstancial.”

Volviendo al punto que deseo resaltar, el PSUV ha sido una maquinaria totalmente exitosa electoralmente, ponemos como ejemplo las anteriores elecciones a Gobernador, Alcalde y consejos legislativos en el Edo. Sucre… fue un arrase total. Gobernador Enrique Maestre, las quince Alcaldías rojas rojitas y en el consejo legislativo, creo que la oposición solo saco un Diputado. ¿Y de que nos sirvió? No nos sirvió para un carajo. Enrique Maestre y Rafael Acuña han hecho una de las peores gestiones de gobierno que hayamos visto. En esta nueva etapa de gobierno, urge que los dirigentes de todos los niveles eleven la eficacia y eficiencia de su gestión para aproximarse al nivel de confianza que Chávez recibe del pueblo.

Así las cosas es preocupante el acercamiento y una probable penetración de la maquinaria de Maestre a la candidatura del Prof. Luis Acuña para la gobernación del Edo. Sucre, de ser así esto le traería algunos problemas a esta candidatura, también escuche de boca del compatriota Antonio Esparragoza en un programa radial, la supuesta repartición de los futuros Diputados a la Asamblea legislativa Regional entre Enrique Maestre y Mudarra, en una proporción de 70-30 respectivamente. Hay quien opina y a decir verdad yo aún me estoy dando el tiempo para pensarlo, que el candidato del PSUV debió ser el Ing. Félix Rodríguez. Esta es una candidatura legitima y honestamente creo que en las primarias realizadas en elecciones anteriores entre Maestre y Rodríguez , los resultados fueron muy parejos y el partido debió haber escogido a Félix Rodríguez, pues Maestre tenia respaldo procedente lógicamente de su posición como Alcalde, pero no fue así. Es de allí que creo nace la legitimidad de la candidatura de Félix Rodríguez, así que el que lo esté apoyando no debe ser ni repudiado ni tildado de cegato, de ver el árbol en vez del bosque.



[email protected]

Articulo leido aproximadamente 737 veces
Actualidad