“Caminando entre Valles y Montañas”
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/poderpopular/a153498.html
Como Jesús de Nazaret predicando la palabra de Dios,

como Bolívar nuestro Libertador, luchando y liberando los Pueblos bajo el yugo español,

como el Comandante Ché llevando sus pensamientos revolucionarios y dejando sus virtudes y ejemplos revolucionarios entre los Pueblos.

Así también fue Ali Primera un muchacho humilde que cargaba como arma una guitarra, fue un trovador entre los Pueblos,

donde llegaba entregaba su canción necesaria, su solidaridad y dejaba, su tenacidad y su mensaje revolucionario a todos los Pueblos Latinoamericanos,

a todos los Pueblos Hermanos, a la América Latina Obrera como el cantaba, o la Patria Grande de Bolívar.

Ali Primera ya no solo era un gran Venezolano era más bien un LATINOAMERICANO.

Y hoy en día con la Revolución Bolivariana su nombre y sus obras se hacen eco en sus canciones que no se pierden ni en el horizonte,

ni en el infinito, que no caen en saco roto porqué están en el alma y en la unidad de un pueblo que ya despertó, tarde pero despertó.

Ali Primera fue un gran visionario, como Bolívar, con grandeza de un pueblo, visualizaba una Patria Grande, una Latino América unida

para derrotar los peligros que nos acechan desde afuera y desde adentro.

Por eso hay que luchar contra un mal común: “El imperialismo”.

Que se derrota con Revolución y más Revolución, con Socialismo y más Socialismo entre Pueblos Hermanos:

“Latinoamérica, Latinoamérica. Levanta la mano de la Revolución y grita con fuerzas: ¡Yanqui go home,

Yanqui go home,gringo go home,gringo go home.”

¡VIVA LA REVOLUCIÓN!



Sabemos que falta un largo camino para la revolución bonita sin embargo, vamos haciendo ese camino,

vamos allanando el camino y en ese camino se observan:

Huellas no muy precisas, tal vez con mucha prisa.

Huellas con sentimientos, acaso con arrepentimientos.

Huellas muy profundas, con fuerzas y muy rotundas

pero al final del camino veo, huellas con seguridad

tal vez llenas de felicidad.

Es una revolución tambaleante, el pueblo todavía no tiene la madurez suficiente para cambiar de sopetón,

su indecisión radica en cuarenta y tantos años de cuarta república.

Por eso hacen falta muchos Alí Primera en Venezuela, gente con compromiso revolucionario,

con una concepción revolucionaria e integral, con valores nacionalistas,

sin mediocridad con una solidaridad espontánea para los necesitados,

a entregarse por completo a la lucha revolucionaria,

a desprenderse de todos los privilegios, a seguir el ejemplo de Jesús de Nazaret, de Simón Bolívar,

del Ché, con sentido latinoamericano y busquemos como Ali:

“Busquemos tras la nube al sol, busquemos con alborozo el sol maravilloso de la liberación,

busquemos con alborozo el sol maravilloso de la Revolución.”

Patria Socialista! Venceremos

(*) Profesor en Educación Integral.

[email protected]

Fecha: 31-10-2012
Articulo leido aproximadamente 762 veces
Actualidad