Elecciones en EEUU
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/internacionales/a153447.html
El próximo 6 Nov., una parte del pueblo Norteamericano elegirá al próximo Presidente de su país. Las encuestadoras de The Washington Post; National Tracking Poll, Gallup y CNN; señalan empate técnico entre los dos principales candidatos. También perciben que si las elecciones fuesen “mundiales”, Obama podría acostarse a escribir el discurso de agradecimiento por el apoyo a su reelección.

Obsérvese la coexistencia de dos percepciones sobre el mismo hecho, con un denominador común: La primera, que el mundo está a la expectativa del resultado político-electoral de ese país. La segunda, que el pueblo, y la comunidad Internacional no aprecian grandes diferencias entre Demócratas y Republicanos. Coinciden que, son los gobiernos invisibles de los EEUU, quienes marcan la pauta en las políticas de esa nación y, además, que es el liberalismo su concepción ideológica. Sin embargo, saben que existen matices, y que son a ellos, a los que deben apostar.

Están claros que es la carrera militar-armamentista, eje central de la política exterior de esa nación. Pero que impulsar al candidato más proclive al diálogo para llegar a entendimientos entre las naciones, es más sano, que desenfundar las armas. También, que no es la sensibilidad social la principal cualidad de los candidatos, pero apoyar una posible reforma de acceso a los servicios básicos, es la mejor opción.

Razón por la cual, considerando la propuesta del candidato del partido Republicano, de afianzar el guerrerismo como mecanismo de mediación entre los Estados; enviar más armas a los “rebeldes” de Siria; asumir que América Latina, es solo un buen mercado para las empresa norteamericanas; y que Obama ha sido muy débil con “Tiranos” como el Presidente Chávez. Y la del candidato del partido Demócrata, en establecer relaciones “cordiales” con la región, mantener el suministro energético de Venezuela a EEUU, y rechazar armar a los “rebeldes” de Siria. Son los indicadores que están influyendo en el crecimiento moderado del aspirante a la reelección, en los últimos días.

En el fondo, están conscientes que independientemente de quién gane, no habrá grandes cambios en la política de los EEUU. Pero que apoyar la opción menos mala, si bien, no es la mejor decisión, es una salida transitoria “Por Ahora”, que deben impulsar.

[email protected]
Articulo leido aproximadamente 879 veces
Actualidad