Se les cayó la máscara
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/oposicion/a153370.html
En la campaña presidencial de 2006, el candidato Hugo Chávez presentó al país como propuesta de programa de gobierno el Proyecto Nacional Simón Bolívar, contentivo de las líneas generales del plan de desarrollo económico y social de la nación 2007-2013, en el cual se orientó a Venezuela hacia la construcción del socialismo del siglo XXI, a través de siete directrices estratégicas;

1- Nueva Ética Socialista.  2- La Suprema Felicidad Social.  3- Democracia Protagónica y Revolucionaria.  4- Modelo Productivo Socialista.  5- Nueva Geopolítica Nacional.  6- Venezuela: Potencia Energética Mundial.  7- Nueva Geopolítica Internacional. Las cuales fundamentadas en la Constitución Nacional de 1999, proponen la implementación del modelo socialista, sobre la base de la refundación ética y moral de la nación venezolana en un proceso de cambio político que abarca todos los ámbitos estructurales para la transformación del país desde un capitalismo dependiente hasta un socialismo de contenidos socioeconómicos y geopolíticos innovadores, en cuya implementación confabula la capacidad del estado para ejecutar políticas. En tal sentido se dinamiza el acceso del pueblo a los centros de toma de decisiones cimentando su empoderamiento.

Para su continuidad y profundización en pleno desarrollo y ejecución, el candidato de la patria, presentó  tanto al poder electoral como al pueblo venezolano, el segundo plan socialista para el periodo 2013-2019, el cual es la actualización de la carta estratégica que nos guía por la ruta a la transición al socialismo bolivariano del siglo XXI, contemplando cinco grandes objetivos históricos.

En ese orden de ideas, es fundamental establecer que la construcción de la patria socialista, pasa por el desmontaje de la democracia representativa para abrir los cauces a la exaltación de la democracia protagónica, fundamentada en la participación activa del poder popular, reorientando las políticas económicas y territoriales para que el colectivo sea la base, a través de la conformación de redes comunales como forma de organización social que garantice la participación comunitaria a nivel nacional.

En virtud de ello, el compañero presidente Chávez, lanzó la directriz organizativa de: "¡Comunas o Nada!", frase que generó desbarajuste en el oposicionismo, los mismos que en la campaña presidencial de manera farisaica y demagógica, no sólo se presentaban como de izquierda, sino que también llegaron al descaro de vender la idea, que en su hipotético gobierno profundizarían con la construcción del poder popular y misiones sociales.

Ante tan infame declaración, el presidente Chávez les increpó: "Para la campaña trataron de convencer al pueblo de que su candidato y ese sector aceptaban los consejos comunales, se les olvidó y de nuevo se les cayó la máscara".

@pedrocarrenoe

[email protected]

Articulo leido aproximadamente 2307 veces
Actualidad