Un programa de Tv que vean chavistas y opositores
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/medios/a153334.html
Estimados compatriotas, como hemos podido observar en los últimos días se ha presentado todo un debate sobre la funcionabilidad de nuestros medios y los programas que en ellos se presentan, aceptando todos los pro y contras de lo que se ha escrito quisiera dar mi humilde punto de vista, aclarando que no soy experto en comunicación, sociólogo u otra profesión que tenga que ver con las masas y sus conductas, soy un usuario de dichos medios y como tal voy a expresar lo que percibo.

Lamentablemente los chavista y los opositores somos dos grupos sociales que vivimos en un mismo país pero en “mundos” diferentes, los chavista tenemos nuestros medios y la oposición tiene los suyos, ellos no ven a los nuestros y nosotros no vemos a los suyos y si nosotros estamos mejor informado se debe única y exclusivamente que al ser nuestro sector el atacado nos vemos en la necesidad de responder y de esa manera conocemos las dos versiones (gracias a programas como La Hojilla y Cayendo y Corriendo), es asombroso como después de 10 años del golpe de Abril una inmensa mayoría de la oposición aún cree que la gente en puente Llaguno le estaba disparando a la marcha. Es un hecho sin discusión que si algún éxito han tenido los líderes opositores es convencer a su gente que no lean, no vean y sobre todo no escuchen a nuestro presidente y ni las cadenas pueden evitar esta situación ya que es común ver en sitios públicos de clase media que cuando entra una cadena de inmediato apagan el televisor o se van a un canal de cable

La pregunta que debemos hacernos ¿Cómo podemos lograr que gente de la oposición vea y escuche los planteamientos de los chavista?

Mi reflexión sobre la pregunta la he hecho en relación a un programa de televisión y me ha conducido a otra interrogante: ¿Qué características debe tener un programa de televisión para que lo vean todos?, en mi concepto debe ser:

Participativo (entiéndase pueblo)
Debe estar dirigido a problemáticas de interés general y que el programa en si genere compromisos de solución
Debe tener un atractivo para la oposición

El punto 1 es fácil de lograr por cuanto el pueblo en general (chavista y opositores) ha adquirido los últimos tiempos un alto grado de participación y solamente es cuestión de ofrecerles un medio.

El punto 2 no presenta ningún problema ya que formaría parte de la estructuración del programa

El punto 3 es quizás el más difícil de lograr y me genero otra pregunta ¿Qué le gustaría ver a un ciudadano común de la oposición?, la respuesta que me vino a la mente es: la posibilidad de ver en TV vapulear o poner en aprietos a un alto representante del gobierno

Ante estas interrogantes pensé en un programa con las siguientes características:

El programa debe ser de ciclo semanal de una duración de 2 horas mínimo y en horario estelar, podría ser domingo a las 8:00 pm
Debe ser de interpelación a un alto funcionario del gobierno (ministro o viceministro, presidente o vicepresidente de un instituto autónomo) por un panel
El panel de interpelación debe estar conformado por un número determinado de gente del pueblo, dos expertos en el tema con clara tendencia critica opositora y dos expertos críticos con tendencia al chavismo
Un moderador con fuerte personalidad para evitar discusiones

La programación semanal seria de la siguiente manera:

Lunes y martes promoción del programa en la mayor cantidad de medios posible, indicando el tema a tratar, el funcionario invitado (se debe lograr un compromiso de asistencia obligatoria) y los expertos que van a interpelarlo en el tema a tratar (el moderador debe evitar tocar otros temas)
Durante la promoción se deben indicar medios sociales de contacto (e-mail, twitter, etc) a fin de que el público haga sus planteamientos en torno al tema a tratar.
Miércoles y jueves para que el público (chavistas y opositores) haga sus planteamientos.
El día viernes los productores seleccionarían a los tres mejores planteamiento e invitarían a esas personas a formar parte del panel de interpelación.

Durante la transmisión del programa se pondrían en evidencia muchas cosas:

Los problemas que tiene el ciudadano de a pie
Los problemas técnico desde el punto de vista de la oposición
Los problemas técnicos desde el punto de vista del chavismo
La capacidad del funcionario encargado de solventar la situación
Los programas en ejecución que está llevando a cabo el organismo competente
Los compromisos que se adquieran en el programa para solventar la problemática

La estructura del programa estaría a cargo de los expertos, pero podría estar compuesto de:

Varios bloques de preguntas de los panelista
Un bloque para preguntas vía telefónica
Un bloque para las conclusiones finales y los compromisos que se adquieran

Dentro lo posible el programa debería tratar de:

Tratamiento de altura entre los invitados y los panelista, sin descalificación ni ofensas
Evitar que se hagan planteamiento de tipo personal, todo debe ser desde el punto de vista colectivo
Los planteamientos deben ser de políticas públicas y evitar las politiquerías
Permitir a los funcionarios traer sus asesores, así como material audiovisual para expresar sus puntos

Como reflexión final se podría decir que al final de un programa tendríamos un funcionario vapuleado lo que nos llevaría a pensar o que bien el funcionario es incapaz o bien que hay que revisar las políticas públicas del área, o tendríamos un funcionario que ha logrado demostrar al televidente todo los programas en desarrollo, así como las acciones a tomar para solventar aquellos problemas que aquejan a la población. Alguien podría pensar que se está corriendo un riesgo al exponer a los altos funcionarios, pero como estoy convencido que el proyecto que estamos defendiendo es lo correcto al final seremos los ganadores


[email protected]
Articulo leido aproximadamente 1061 veces
Actualidad