¿Puede Aristóbulo captar el voto opositor?
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/regionales/a153331.html
La derecha maneja códigos bien estructurados, para seleccionar a sus líderes. El marketing electoral es usado para vender el ideal de un candidato técnicamente preparado, y capaz de generar progreso, esa imagen estándar es muy popular en la clase media.

La mayoría de sus electores se inclinan por aspirantes con alta preparación técnica administrativa, cultos e inteligentes, con trayectoria de gerentes comprobados.

Uno de los efectos inmediatos del shock electoral del 7 de octubre, es la recomposición del voto de la derecha. Los electores radicales de que llegan aproximadamente al 22% y que comprende el llamado voto emotivo contra el chavismo, se mantendrá fiel a su compromiso, pero el otro 23%, ubicado en el segmento del voto racional y no militante va a moverse de acurdo a preferencias concretas.

Una cantidad significativa de estos votantes pertenecen a las clases medias bajas, y en diciembre fueron convencidos por la multinacional de la información en base a mentiras y medias verdades. Su escogencia apunta a un candidato estándar, con niveles de preparación y con experiencia para enfrentar situaciones complicadas.

El desplazamiento del voto de la derecha, beneficia a los líderes, que crean expectativa entre los electores de ese grupo. Esa franja de votantes puede abstenerse por la desmotivación, participar de acurdo al promedio, repartirse proporcionalmente entre los dos candidatos, o votar con racionalidad y pragmatismo por la opción más llamativa.

Aristóbulo es el prototipo de un hombre con alma de pueblo, que siente los sufrimientos de los más humildes, su amor al pobre lo demuestra en el trato respetuoso y cariñoso que dispensa a los desarrapados. Su inteligencia, su facilidad de expresión, su experiencia administrativa, su visión política, y su sabiduría para manejarse sin sectarismo hacen de él una opción con muchos atributos.

No exageramos cuando afirmamos que en los últimos catorce años, y después del genio de Hugo Chávez, en asuntos de la política el país solo ha conocido dos voceros: José Vicente Rangel, y Aristóbulo Isturis, políticos cuyo discurso siempre es interpretativo de las circunstancias que rodean la vida del venezolano.

Aristóbulo reúne una larga experiencia administrativa y política que lo han llevado a ser Concejal metropolitano, Alcalde de una de las ciudades más importantes y complejas del continente, Diputado a la Asamblea Nacional, Constituyente, Ministros de Educación Cultura y Deportes, dirigente del magisterio, luchador incansable por la defensa de los trabajadores venezolanos.

La estadía al frente de la Alcaldía de Caracas le valió su inclusión en el libro Haciendo Camino al Andar, de la investigadora social Martha Harnecker, quien califico su gestión como novedosa, creativa y muy cercana a la gente del pueblo. Su trayectoria como Ministro de Educación resalta por el apoyo social brindado a los maestros, sobre todo en la resolución del drama de las jubilaciones y las contrataciones.

Los electores opositores por naturaleza regionalistas, y que aspiran vivir en un territorio de progreso, deben estar conscientes que un gobernador como Aristóbulo, va a saber aprovechar el impacto económico del MERCOSUR, su presencia es garantía de la continuidad exitosa del plan faja del Orinoco, y el desarrollo a gran escala de la industria petroquímica, que va a crear muchos puestos de empleo en nuestro estado.

Al analizar las ventajas comparativas los opositores inteligentes, que votaron contra Chávez, pero que viven y sienten Anzoátegui, no van a dudar en sufragar por Aristóbulo, porque en términos de la reality Politik representa un candidato con muchas potencialidades que explorar, Ese porcentaje de votos opositores, sumados a los de la revolución, se explica en el argot hípico con la frase “lo están bañando”, o como diría Limardo: “El 16 de diciembre Arisitóbulo mata la partida”.

[email protected]
Articulo leido aproximadamente 1324 veces
Actualidad