Quien hace Autocrítica no es revolucionario
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a153177.html
¿Hasta cuándo el doble discurso?, por un lado pedir autocrítica, y por el otro acusar de antirrevolucionario a quien la hace. Digámoslo de una vez con claridad, la actitud antirrevolucionaria está en acusar de enemigo de la Revolución a quien con valentía y buen propósito hace autocrítica para corregir y avanzar. Quien se caya ante el error se hace cómplice de él.

Los líderes revolucionarios de cualquier tiempo o latitud convocan la autocrítica, la estimulan y hacen de ella herramienta para avanzar. Bolívar, el Che y Chávez son ejemplo de conductores que apelan constantemente a la autocrítica, pero hay quienes prefieren llevar un retrato de cualquiera de ellos para sentirse revolucionarios, en lugar de hacer y aceptar la autocrítica en reconocimiento a la enseñanza de estos maestros. Negar la autocrítica es traición.

El Libertador habría dicho de diferentes maneras que las faltas deben ser sometidas al escrutinio público: “Denunciemos los errores y todos se corregirán, yo el primero”. El próximo mes de diciembre, exactamente a un día antes de las elecciones regionales, el 15, se cumplirán dos siglos del Manifiesto de Cartagena, uno de los documentos críticos más importantes de Bolívar, en el que acopia los errores que hicieron sucumbir la Primera República. Bolívar -sin maquillaje ni edulcorante- analiza los errores que hicieron caer el primer esfuerzo de nuestra libertad política; con claridad atribuye a la debilidad del gobierno, a la mala administración de las rentas públicas (entre ellas la renta del tabaco) y a la impunidad de los delitos, el desmoronamiento de la Primera República.

Ernesto Che Guevara es autocrítico por excelencia: “Seamos realistas y hagamos lo imposible”. Añade luego, “La mentira es la antesala de la traición” y sostiene, “Si avanzo sígueme, si me detengo empújame, si retrocedo mátame”. Estas palabras son para vivir y no para adornar paredes. El Che autocritico nos exhorta de viva voz: “Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario". Quien siente debe expresarlo; la autocrítica es el camino.

Más conocidas y recientes las invitaciones de Chávez a la autocrítica como arma para avanzar, teniendo él la valentía de autocriticarse: “El que más se queja de este gobierno soy yo mismo”, ha confesado, mientras seudodirigentes creen que lo revolucionario es acusar de antirrevolucionario a quien levanta la voz, olvidando que la autocrítica revolucionaria es inherente al proceso. Dicen que criticar es dar armas al enemigo, cuando por el contrario es camino a enmendar errores y rectificar. Como revolucionario me gustaría ver en Venezolana de Televisión más denuncias sobre fallas en los servicios públicos y reseñas de manifestaciones populares contra errores de la administración. El silencio en VTV obliga a muchos a buscar en televisoras que responden a intereses del imperialismo, las denuncias de ellos mismos, salidas de sus corazones y lágrimas, que nunca ven en el canal de todos los venezolanos.

Con frecuencia segundones de la Revolución tratan de silenciar las voces de quienes ejerciendo un derecho y cumpliendo una obligación, nos arriesgamos a hacer críticas; hablo de riesgo, porque sobre el crítico pronto cae el calificativo de antirrevolucionario y golpista. Es frecuente que a quienes expresamos autocríticas, se nos acerquen “dirigentes” pretendiendo silenciarnos, “este no es el momento”, nos dicen, “espera porque nos puede hacer daño”. Para ellos nunca será el momento, porque habrá siempre pretextos para no escuchar nuestros señalamientos sanos y bien intencionados.

¿Hasta cuándo el mito de que la autocrítica afecta la Revolución y destruye los liderazgos regionales y locales? Es lo contrario, la sana autocrítica fortalece a los líderes, y debilita a quienes sobreviven en medio de la mentira.

[email protected]



* Luchador social y municipalista
Articulo leido aproximadamente 1438 veces
Actualidad