Organización, partido e iniciativa para impulsar la revolución
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/ideologia/a153038.html

Con gran expectativa, la mayoría del pueblo venezolano ha venido consolidando su esperanza en el proyecto bolivariano, revolucionario que encabeza el Presidente Hugo Chávez y que hasta ahora decimos que es el socialismo, tesis con la cual no estoy de acuerdo puesto que para llegar al socialismo falta por recorrer un enorme camino, el cual es,  muy empinado. Sin embargo, aceptamos que vamos hacia el socialismo pero actualmente no vivimos bajo ningún sistema socialista, Dios quiera que lo logremos. Decir esto hace diez años atrás era inconcebible y mucho menos se podía hablar de comunismo.

Las palabras socialismo y comunismo hoy día en nuestra Patria ya no dan tanta picazón y existe un gran porcentaje de la población que las acepta e incluso que las utiliza en forma cotidiana. En Venezuela, actualmente es normal hablar de socialismo y comunismo sin que te persigan, te fichen o te apresen. Claro hay que hacer la salvedad que si estamos ante una de esas encopetadas señoras de la alta alcurnia del este de Caracas y nombramos estas palabras o decimos Chávez, debemos estar prestos a observar con detenimiento una transformación asombrosa donde los cabellos se pararán de punta, les brotarán los bigotes siliconados, las líneas de las cejas se contornearán y las pestañas empezarán a caerse. Sólo por mencionar algunas pocas variables que sufrirán la transformación esquizofrénica de éstos extraordinarios especímenes de la "sociedad civil" al escuchar cualquier pronunciamiento a favor del movimiento político que se vive en nuestra Venezuela y que gracias al pueblo hoy gobierna.

Es necesario, profundizar en la aplicación y explicación a nuestro pueblo, llámese clase media: alta, baja, regular, etc. En fin a todo el conglomerado poblacional que conforma nuestros estados, municipios, parroquias, barrios, urbanizaciones, aldeas, caseríos, comunas, consejos comunales, y a todas aquellas organizaciones que existen en nuestro suelo patrio, lo que hace y tiene proyectado hacer nuestra revolución bolivariana. Es de vital importancia que el partido, nuestro partido (PSUV) asuma la responsabilidad, que tiene ante la historia, que no es más que bajar todas las políticas, tácticas y estrategias del proyecto bolivariano a los diferentes niveles de la población para que todos nos enteremos, estudiemos, analicemos y podamos opinar, interpretar y emitir opiniones para mejorar el proceso sin que eso suene a intervencionismo desde abajo hacia arriba.

Hoy más que nunca, el partido revolucionario debe fomentar la participación de los que desde abajo pueden ver una realidad distinta a la que ven los que están "arriba", es decir quienes tienen poder y que dirigen el proyecto bolivariano y revolucionario. Para ello, se hace necesario que en cada manzana de las grandes ciudades venezolanas haya la presencia del partido con un lugar estable, abierto permanentemente y con personas de la misma comunidad dispuestos a escuchar y a orientar a quienes necesitan dentro de ese conglomerado una respuesta por parte de un ente oficial.

Sería el partido el interlocutor entre la comunidad y el poder, propiamente dicho, traducido en alcaldías, gobernaciones y ministerios. Quien mejor que el partido para lograr esta acción a sabiendas que tenemos adeptos en todos los sectores de la población. No es que el partido nombrará a X ó Y para que se encargue de tal hecho, no. Es simplemente que el partido como organización lidere la propuesta para que sean los mismos ciudadanos que forman parte activa en el proceso revolucionario y capaciten, instruyan u organicen a quienes harán tal labor. Por ejemplo, las madres del barrio, ellas podrían motorizar y liderar la propuesta, claro está con la orientación del partido y siguiendo unas directrices que emanen de la dirección general y que sean aplicadas a todos los niveles y en el ámbito nacional. Para ello, se requiere abolir las casas regionales que por sí solas se han excluido puesto que siempre han estado cerradas para el pueblo (Caso Nueva Esparta). Si logramos la organización desde abajo, para que vamos a necesitar casa de partido que sólo tienen un nombre y en la cual, siempre se ha extraviado la llave, la llave que el pueblo busca y necesita. Se requiere trabajo ordenado, voluntario y querer el proyecto para que de una vez por todas se acabe la incertidumbre y avancemos con Hugo Chávez hacia la conquista del socialismo que debe ser siempre el gran objetivo: seguridad social, seguridad ciudadana, equidad y justicia grandes valores de la revolución.

VIVA VENEZUELA, VIVA NUESTRA PATRIA, VIVA HUGO CHÁVEZ Y VIVAS AL PUEBLO VENEZOLANO.

LA BATALLA ES LARGA Y DURA PERO CREER EN ELLA Y NUESTRA VOLUNTAD POR MANTENERLA Y DEFENDERLA NOS HARÁ EXITOSOS.

ADELANTE SIEMPRE A PASO DE VENCEDORES.


laquileszs1@hotma[email protected]

Articulo leido aproximadamente 588 veces
Actualidad