Comentarios acerca de la crítica
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a153036.html

En nuestro país se habla mucho de la crítica, sobretodo la oposición derechista la utiliza para descalificar y desestabilizar el gobierno revolucionario, y por ende destruir el proceso revolucionario. En el caso de la autocrítica, que el presidente últimamente ha insistido en aplicar al gobierno se hace necesario hacer algunas consideraciones, si bien no se discute su importancia y pertinencia, esta debe ser acompañada con un contundente entrenamiento a la población léase ideologización. Esta autocrítica siempre tendrá que ser impulsada por una contraloría social, que solo podrá ser eficiente, sí el pueblo cambia definitivamente y, pase de ser un ignorante de su papel como dueño del poder (potentia), a un ser cognitivo que pueda controlar efectivamente la acción de gobierno, ya que muchas veces las críticas solo  son motivadas por caprichos. Siempre hemos dicho, que un grave problema que debemos resolver, es el que se presenta cuando la crítica se constituye en un eco del caudal de rumores, de chismes, o la oportunidad de acosar a  algún enemigo u opositor  quien esté en función pública o es líder político.

Es muy común encontrar en  internet, en los foros o listas, criticas sumamente destructivas, solo fundamentadas en subjetividades o en simples detalles que son sustentados en rumores esparcidos desde  fuentes ridículas, tales  como las esparcidas por una prima del hermano de la cuñada de mi tío que tiene una sirvienta que a la vez es sobrina de la esteticista de la mujer del ministro para las apéndices infestadas de  adictos a la sangría, que vio cuando la hermana del ministro se embolsilló cinco perniles, etc.

Tal vez, pudiéramos concluir que la ideologización de nuestro pueblo revolucionario es algo que podríamos afirmar, que es fácil de resolver, ya que el sujeto susceptible de la revolución -el pueblo-  quien ha sufrido humillación expoliación,  exclusión, despojos, abusos y violación de sus derechos, solo por esa experiencia debería estar dispuesto a internalizar las premisas y paradigmas de la revolución y en consecuencia trabajar con mucho interés por su bienestar. Tomando en cuenta, que en la revolución luchamos duramente para cambiar todo ese estado de cosas que ha estado afectando al pueblo venezolano, y lo hemos demostrado con buenos hechos y obras, sería suficiente para convencerles de la necesidad de proteger la revolución. Pero ello no es  fácil, porque la oposición con rumores mentiras y chismes logra  descarrilar al pueblo, aunque parezca increíble. Sí, alguien lo duda, aquí les doy una perla: En la campaña el majunche criticó, que el gobierno no había terminado el segundo puente sobre el Orinoco, cuando está en construcción el tercer puente, sí eso ocurre con  el "Líder" de la oposición que se supone que debe estar informado, que podría pasar con un humilde ciudadano que no sabe hacia dónde va el tren de la revolución. Ello es sumamente preocupante y nos esta diciendo a gritos que debemos redoblar esfuerzos, para ideologizar e informar eficientemente, para ganarle al chisme con el cual nos atacan a través de los redes sociales.

Sí usted amigo lector se pasea por un campo residencial de PDVSA se puede dar cuenta que es  muy fácil de lograr el envenenamiento de los camaradas desprevenidos por falta de blindaje revolucionario, ya que el sujeto principal de la revolución -el pueblo- es sumamente vulnerable, porque este pueblo esta inmerso en una idolatría al consumismo. Además de ello, prestan mucha atención al chisme contra la revolución, contra funcionarios del  gobierno y contra las políticas implementadas por el presidente Chávez. Los celulares y los teléfonos no cesan de derramar sobre las conciencias cualquier cantidad de rumores de toda índole,  dirigidas a inquietar y asustar a la población,

Cierto es, que existen funcionarios públicos de la revolución que son realmente malos, pero también existe muchos funcionarios, quienes son buenos y que requieren apoyo por parte del pueblo venezolano, por ello es, que cada denuncia, chisme o matriz intencionada para sembrar dudas desanimo y divisiones, debe ser bien investigada y pasada por el filtro de la autocritica, para no hacerle el juego a la oposición y hacer el papel de tonto útil, y ello se logra cuando se tiene un fuerte ideologización y se está suficientemente bien informado.

Mucho se ha hablado de la Contraloría social, esta puede ser efectiva, si se aplica con base al conocimiento del funcionamiento del estado venezolano, en todos y cada uno de sus componentes y su interrelación. El pleno conocimiento del funcionamiento del estado marca la eficiencia de la contraloría social, porque muchos esfuerzos en ese sentido se han perdido a la hora de atender las denuncias y al momento de aplicar sanciones ya que se han usado procedimientos inadecuados equivocados o incorrectos por desconocimiento del funcionamiento del estado, el gobierno y la aplicación y pertinencia de las leyes. No es que todos debemos ser abogados o policías,  es que debemos estar claros de la conveniencia y pertinencia de las denuncias y a quien compete la ejecución de la tarea correctiva.

Citaremos  ejemplos de lo antes mencionado: En un municipio, se corrió una versión esparcida por un diario local, que decía, que el acalde de ese municipio había sido sentenciado por el presidente de la república a permanecer detenido en la ciudad por cárcel, ya que se le había acusado de  comprar materiales para una construcción particular de él. Bien, esta matriz se cayó por si sola porque nunca hubo ningún juicio, por lo tanto no había sentencia, además, el presidente de la república no esta facultado por la ley para sentenciar a nadie, ni siquiera es su función, sin embargo muchas personas cayeron con el cuento y lo replicaron a mansalva. También, en el caso del los niños, que supuestamente Chávez le iba a quitar a las familias, en una grabación de un supuesto programa radial se esparció en los medios radioeléctricos que: El gobierno revolucionario traspasaría, la  patria potestad de los niños, al estado venezolano, mediante una ley promulgada y aprobada por el ministerio de educación. Igualmente esta matriz se cae, porque el ministerio de educación no promueve y aprueba leyes, así de sencillo.  Bien, esta falacia indujo a muchas decisiones erradas por parte de la población, porque al no estar informada, no tiene elementos para identificar el engaño. Lo mismo puede suceder con críticas  y autocriticas condicionadas por informaciones tendenciosas o desconocimiento del estado, sus paradigmas;  y las premisas, objetivos y propósitos de la revolución.

Dentro del campo de la autocrítica es importante considerar la responsabilidad de nosotros -pueblo- en los acontecimientos que rodean nuestro devenir político, incluidas las elecciones y el juicio realizado para escoger nuestro candidato. Existen gobernaciones y alcaldías que tienen jefes opositores, no por culpa de  nuestros candidatos, sino por culpa o causa de nuestros electores, quienes se equivocaron y no entendieron o fueron ilusos y dóciles ante el rumor, y en consecuencia votaron contra su propio candidato, o no fueron a votar porque consideraron que no era necesario realizar el esfuerzo, por descontento o desánimo. De allí se desprende que el ciudadano debe ser responsable de su escogencia  y también de su aprendizaje.

Claro que, sí la revolución y los partidos revolucionarios no estimulan el aprendizaje del pueblo, para que se empodere de sus derechos cívicos y aprenda a interpretar el estado como entidad ductora de la acción de gobierno, se corre el riesgo que la población sea víctima del rumor y de información sesgada e interesada a torcer el objetivo de la revolución bolivariana y socialista.

No debemos temer al termino ideologizar, porque la derecha haya satanizado el termino, recordemos que el capitalismo igual, es una ideología, pero es diferente porque solo pretende lograr mantener un estado de cosas que aseguren la hegemonía de una minoría, y ello se mantiene mediante el terror y el convencimiento a las grandes mayorías de la población, que  solo son, para la derecha capitalista, una mano de obra barata y un lote de consumistas cautivos.

INDEPENDENCIA Y PATRIA SOBERANA Y SOCIALISTA

VIVIREMOS Y VENCEREMOS

[email protected]

Articulo leido aproximadamente 738 veces
Actualidad