¿Cuál es el objetivo CC-Anzoátegui para el 16-D?
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/regionales/a152870.html
En una reunión de trabajo que realizó el grupo en el Municipio Guanipa en Anzoátegui, este sábado 20-10-2012, un camarada presentó un informe y dentro de la información que bajó a los asistentes en la reunión de trabajo, ofreció detalles sobre el sentido y desenlace de una reunión del CC-Anzoátegui con funcionarios del gobierno regional y nacional el día vieres 19-O. No entendí al principio la insistencia en este tema, pero el camarada dio razones de lo complicado que podía tornarse el asunto, si una parte del comando, seguía insistiendo en colocar a Tarek William Saab como el enemigo a vencer en la confrontación del 16-D. Según el informe que se nos adelantó, la conclusión del grupo fue que el camarada Aristóbulo no pudo ser más descortés y está subestimando situaciones que pueden complicar innecesariamente el curso de la campaña.

Debe detenerse la procesión y dejar de echarle leña al fuego, dejando ver, que ciertas situaciones que se observan en algunas comunidades y de las cuales todos debemos sentirnos molestos son de entera responsabilidad de Tarek William Saab. Entendimos que la candelita se había apagado en la reunión donde estuvo Diosdado Cabello.

Una cosa se concluyó en esa reunión con Diosdado y otras son las prácticas. El asunto comenzó por el malestar que sintió el Camarada Aristóbulo al asistir a una reunión de El Viñedo y ver una escuelita en muy malas condiciones. Tenía razón el camarada Aristóbulo de sentirse mal, pero debía ser más rescatadito en su rabia porque los hechos son hechos y están ahí. No comenzamos en educación el día que Aristóbulo se fue al Viñedo. El Proyecto Bolivariano comenzó antes y en ese antes; el camarada Aristóbulo Istúriz fue Ministro de educación y entonces al enterarme de esta molestia, retrocedí la cinta –como dicen los chamos- y me propuse realizar una investigación y por supuesto, muchas escuelas de barrios para el momento en que Aristóbulo fue ministro de educación estaban tan igual de malas –y siguieron peores- a la escuelita que vio el camarada Aristóbulo en El Viñedo. Sumé toda la inversión que se hizo en educación y en escuelas nacionales y el Camarada Aristóbulo deberá hacer lo mismo para comprender cómo fue su gestión en Anzoátegui cuando se desempeño como Ministro de Educación. Debió entonces administrar un poco su malestar y no complicar las cosas.

Si el propósito no hubiese sido ese: dejar mal a Tarek William Saab o echarle más leña al fuego, pudo haber dado la palabra a la Profesora Providencia Limas. Ella pudo haber dado una explicación, pues entiendo que la idea es conocer la situación real para no partir de supuestos. Así como Aristóbulo mostró su malestar por el estado de la escuela, pudo haber hecho referencia al liceo Miguel Otero Silva que construyó Tarek William Saab en el Viñedo y que es una extraordinaria obra.

He dicho en más de una oportunidad que no soy de nadie porque no soy un esclavo. Soy militante del PSUV en tanto comparto las ideas que sostienen este Proyecto Bolivariano, pero debo tener la suficiente independencia de criterio para decir o tratar de precisar que está bueno y qué está mal dentro del desarrollo del proceso en Anzoátegui y el país, en función de la tesis programáticas del PSUV.

Es posible que la gestión de Tarek no sea una gestión excelente, pero lo bueno o malo de esa gestión –lo he dicho- no es entera y absoluta responsabilidad de Tarek. Supongo que Tarek presentaba informe al CLE y ese informe podía haber sido revisado por el PSUV y no lo hizo.

Sigo pensando -y no soy del grupo de Tarek- que se fue injusto con Tarek al cargarle la situación de los huecos en Barcelona. Hubo la intención clara de echarle toda la culpa a Tarek William Saab y el propio Tarek se la dejó echar porque no supo después, ofrecer una explicación que le permitiera repartir las culpas, asumiendo las suyas. Muchos de los huecos en Anzoátegui, le caben al gobierno nacional a través del Ministerio con responsabilidad en la materia de vialidad.

Concluyo este artículo con dos sugerencias para verle el sentido destructivo de la reunión del viernes 19 de octubre en el CC-Anzoátegui. Una primera sugerencia, tiene la intención de invitar al camarada Aristóbulo a que vea el sentido que tuvo su gestión como ministro de educación en el estado Anzoátegui en materia de Mejoramiento de escuelas y la compare con la gestión de Tarek William Saab. Sería bueno que haga dicha comparación para que se coloque al día con la autocrítica.

En segundo lugar, lamento mucho ser yo quien salga a defender a Tarek frente a la situación de los Huecos y de las intrigas internas. Me puse en un informe que se envió al CLE y una información que me ofreció un camarada sobre las troncales y debo decir, que se fue muy injusto con Tarek o se planteo mal la situación con la expresa finalidad de perjudicar al proceso. En materia de vialidad todo el mundo sabe que en esta área hay tres responsabilidades bien definidas. Las alcaldías tienen la responsabilidad de mantener las vías urbanas de su jurisdicción, las entidades federales tienen la responsabilidad de mantener las vías interurbanas y el gobierno nacional tiene la responsabilidad de mantener las troncales. En Anzoátegui hay seis troncales y necesito –es un reto- que el camarada Aristóbulo me diga cuánto ha invertido el gobierno nacional en las troncales hasta que Chávez denunció la situación en Barcelona y yo le comunico, que Tarek William Saab antes de sucederse la denuncia sobre los huecos de Barcelona, había rehabilitado casi 149 kilómetros (21,73%) de esa vialidad con una inversión que superó los 318 millones de bolívares. Muchos huecos de Chávez fueron tapados con esos recursos, que bien pudo usarlo Tarek para recuperar las vías interurbana que es su responsabilidad, pero probablemente, la lealtad hacia el proceso, llevó a Tarek William Saab a darle una mano al presidente.

No defiendo a Tarek y si dudan de esta palabra reciben parte de mis artículos para que vean cómo he analizado esta gestión, pero en esta campaña para liquidar a Tarek; los 13 de los 15 no han sido lo suficientemente objetivos y el camarada Aristóbulo tal vez un poco mal asesorado, coloca más leña en este fogón. Yo por el contario, creo que esta gestión tiene elementos para un debate con los adecos y copeyanos. Tal vez no estemos muy contentos con lo que se hizo y pudo hacerse, pero seguro estoy que en estos siete años, hay muchas cosas que explicar como positivas que no son fáciles de encontrar en igual tiempo en una gestión adeco-copeyana.

Tenemos fallas y culpas en todo esto. No hay que tenerle miedo y ser responsables en la crítica y la autocrítica, pero creo que de verdad, hay que ser muy responsable. Un mea culpa es bueno y eso incluye al camarada Aristóbulo que fue Ministro de educación y luego Bice-Presidente del PSUV en oriente. Pienso, sin ser de miembro del equipo o grupo de Tarek, que este camarada asegura más voto que 13 de los 15.

@ClaudioElcuaco

[email protected]
Articulo leido aproximadamente 1203 veces
Actualidad