Un aporte estratégico
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a152845.html

El objetivo de este documento es llamar la atención sobre prácticas que algunos consideran revolucionarias pero que a mi parecer no lo son.

El socialismo tiene muchas caras, el capitalismo también. La verdad absoluta no existe y nadie la tiene, existen los matices. A veces los matices se diferencian tanto que no pueden coexistir. Situación no muy conveniente entre revolucionarios cuando se tiene un enemigo común. De otro lado cuando se mira la masa opositora habrá que ver cómo lograr acercamientos ya que entre ellos también hay matices. Si la masa opositora es la verdadera oposición como podrá crecer el socialismo en Venezuela? Esta es mi primera reflexión.

Si  mi discurso ofende a algunos y me tachan de reaccionario, lo siento. Si así fuese es que los males sobre los que quiero disertar ya están enquistados en el movimiento revolucionario . Me apoyo en aquella conocida frase que muchos compartirán conmigo: la verdad nos hará libres. Que mi “verdad” no guste, pase. Pero que los revolucionarios rechacen y estigmaticen los matices revolucionarios de otros no llevaría sino a la ruina de nuestros ideales “compartidos” quizás con dificultad.

Cuando pienso en transformaciones sociales recuerdo el pasado y los movimientos que han influido en nuestro pensamiento así seamos unos menos estructurados que otros. Grandes revoluciones han influido en la marcha de la humanidad y en su lucha por los derechos humanos fundamentales.  La revolución Francesa. La revolución Rusa cuya principal figura es Lenín. La revolución China liderada por Mao Tse Tung es para mí la más atrayente. Un país campesino, oprimido, colonizado se alzó contra sus opresores y las potencias que les habían oprimido y explotado durante siglos pero su principal lucha fue contra su propio opresor Chino y representante de los Imperios occidentales Chiang Kai Shek. Mao fue el líder indiscutible de la revolución China. Nadie puede estudiar la actual China sin revisar su larga historia y en especial el período de Mao Tse Tung.  Uno de sus aportes internacionales fue preconizar el derecho a la autodeterminación de los pueblos ideal  del cual fue un gran impulsor y arropado en la cual contribuyó a las luchas de liberación en todo el mundo.

En los últimos años de Mao quizás ya enfermo se utilizó su imagen para encubrir el interés de algunos de su entorno en mantener el poder. La imagen de Mao y su adulación llegó hasta los confines de China. Mi intención es señalar que la adulación del superior es una táctica que emplean variedad de sanguijuelas para escalar posiciones y que muchos de los que adulan señalan a otros para estigmatizarlos y así seguir escalando posiciones.

Cuidémonos de la adulación y mantengamos en límites adecuados el culto a la personalidad, que es nefasto ya que impulsa a los demás a no ejercer crítica alguna porque si lo hacen serán señalados por los aduladores y oportunistas de oficio como enemigos del pueblo, y de la revolución. Flaco servicio hacen al movimiento aquellos que se dedican a adular y aplaudir y a señalar con el dedo acusador a quienes compartiendo los mismos ideales quieren denunciar fallas y sugerir soluciones. 

De las luchas estudiantiles en un lugar fuera de Venezuela de cuyo nombre si quiero acordarme me quedaron imborrables lecciones. Marchas, discursos, enfrentamientos con la policía y algunos amigos luchadores, muertos, que aun recuerdo. Unos pocos de nuestros más connotados compañeros se integraron a la larga al establecimiento y terminaron en altas posiciones ministeriales, otros en la lucha armada, y los más posteriormente no encontramos alternativa alguna de lucha. Pasados los años las circunstancias en Venezuela permiten a muchos en especial a los jóvenes encontrar un sentido a sus vidas integrándose a la lucha revolucionaría pacífica que se está desarrollando.

En la universidad había discusiones entre compañeros de izquierda de todos los matices sobre estrategias de lucha. Logramos madurar nuestras ideas con la lectura de las fuentes, Marx por supuesto. Las mejores  ideas de estrategia que se daban en medio del apogeo de la guerra de guerrillas de los años 60 provenían de los Maoistas. En síntesis: de la libertad en la discusión obtuvimos educación, claridad y desarrollo aprendiendo en la práctica sobre historia e ideas revolucionarias y además minimizamos los errores estratégicos.

Si esta discusión se niega, y no se da en las bases mucho me temo que el sueño tantas veces postergado de tener una  Venezuela y un mundo más  justos e igualitarios morirá por falta de pasión e ideales.

Que no se estigmatice a todos aquellos que dentro del movimiento revolucionario quieren expresar ideas propias porque es casi seguro que si sometemos a nuestras ideas a la uniformidad de una biblia revolucionaria la revolución morirá de endogamia y la pasión revolucionaria motor de la misma, desaparecerá.

Por supuesto: los aduladores de oficio zorros y camaleones como los llamó Alí Primera lanzaran el grito al cielo para que sus superiores sientan que son los más revolucionarios y así ascender a costa de la muerte de las ideas revolucionarias.

Ideas que no se discuten y se contraponen a otras no calaran en las personas.

Sólo de la discusión saldrá el emponderamiento revolucionario. La discusión racional se contrapone a las ideas de algunos que ofreciendo la felicidad cohartan la libertad y sin libertad ,controlada dirán unos, libertad diremos otros, no hay felicidad.

No hay nada que corrompa más a las especies que la uniformidad. Qué sería del mundo sin la biodiversidad? Las especies desaparecerían poco a poco. Lo mismo sucede con las ideas y la libertad de expresión, controlada dirán de nuevo, libertad, insistiremos. No me refiero por supuesto a la libertad de expresión preconizada por los propietarios de los grandes y poderosos medios de comunicación por lo cual exigen libertad para hacernos creer como verdades sus grandes mentiras.

Pese a que hay mucha tela de donde cortar, en este documento he querido alertar principalmente sobre los peligros de convertir en adversarios a muchos de los que comulgan con nuestras propias ideas. Los zorros y los camaleones, arribistas y enemigos de la democracia estarán continuamente señalando con el dedo a todo ser pensante revolucionario que no recite su biblia de turno. Así progresaran ellos y sólo ellos, efímeramente, ya que sus fines burocráticos y de poder durarán tanto como la revolución de ideas que no quisieran permitir .

Discusión y crítica. Moral y Luces son nuestras primeras necesidades.

Por último señalo que no debe confundirse la masa opositora con la verdadera oposición. Ni tampoco señalarlos como instrumentos del mal. Es suficiente con la satanización que el capitalismo y los grandes poderes han hecho de los movimientos revolucionarios. No nos dediquemos a satanizar innecesariamente a todos los que no piensan como nosotros. No es solo un asunto de libertad sino de conveniencia. Cómo podemos crecer como movimiento si de antemano rechazamos a “todos” los que no comulgan con nuestras ideas. Debemos captar adherentes y esto no se logra solo con el discurso sino con la acción que, como es un asunto de estrategia, debe ser definida si no por nosotros por las personas que hemos designado en los mandos superiores.

Espero que se encuentre el camino para atraer opositores mas ello obliga a que las acciones revolucionarias se manejen con cuidado y tino. Sinceramente creo que una relación porcentual de 55% a 45% entre revolucionarios y opositores es muy precaria máxime cuando ni el 55% de los que votaron por el presidente Chavez son Revolucionarios ni el 45% de los que votaron por Capriles son opositores, lo cual hace temer sobre cambios a la larga en la correlación de fuerzas y aquí me dirán CALLATE TU. Los sucesos de los próximos años, determinarán el triunfo o el fracaso. Mas esta relación de STATU QUO no permitirá, de persistir, pregonar a los 4 vientos que Venezuela es un país revolucionario.

[email protected]

Articulo leido aproximadamente 522 veces
Actualidad