Los biopolímeros de Capriles
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a152641.html

La estética demócrata que mostró la oposición ahora resulta que fue inducida por biopolímeros políticos inyectados para aparentar ser supuestamente demócratas, vertiginosamente la oposición está siendo afectada por estos elementos exógenos y se transmuta de nuevo en una apariencia monstruosa, se mutan a su ser egoísta y vil, se le caen las máscaras y se hace patente que están en emergencia polímérica.

Cada día ellos se van sumando nuevamente al discurso del fraude ante sus seguidores que no son capaces de asumir el duelo o más bien la agonía de la falacia democrática que le resulto en el gran fracaso del 7O y que los desespera al ver que es una ficción pretender mantener unidos a sus electores para las dos contiendas venideras en las que se saben derrotados ya, no solo por nuestra fuerza victoriosa sino por la descomposición de su creencia como fuerza capaz de lograr vencer a esta revolución que se consolida.

Capriles se cae a pedazos, tiene que desdecirse al aceptar que si hubo un fraude, al que llama el fraude perfecto, qué bolas!! Poleo lo ataca, Acción Democrática y COPEI le están pasando factura, están declarando locuras sin tino político, se esfuma la creencia de los que les botaron que ahora deambulan aun en un trance depresivo sin hallarse identificados sino con el vacío existencial. Ya no creen ni en Capriles ni en ellos mismos.

Los polímeros golpistas afectan sus neuronas, están tomando el camino de la violencia disfrazado entre sus confusas elucubraciones, es una situación que cada día se hace más patente, saben que el 16D estarán en la puerta del crematorio electoral y hay que estar muy atentos, pues ellos tienen en su poder el armamento que no fueron capaces de usar el 7 de Octubre y están preparando el canto de fraude, o complejo freudiano como bien lo escribió un camarada hace unos días, para la próxima elección del 16 de Diciembre.

Escenarios de violencia inducidos comienzan a llenar las primeras planas, el olor nauseabundo de su agonía es el perfume de estos sucesos. Hay que estar alertas, ellos están detrás de estas supuestas expresiones sociales.

Nuestras disputas son muestra de que estamos vivos, las de ellos son crisis de moribundos.

El momento histórico es de suma importancia ante el destino de todo nuestro continente, un enemigo ya mal herido en el piso, presintiendo su fatal destino es sumamente peligroso y nuestro deber es erguir a la patria con la fortaleza de la democracia transparente para de nuevo derrotarlo y vencerlo sin que puedan encontrar forma de que alguien pueda dudar del resultado, como lo hicimos el pasado 7 de Octubre.

Aquí es imposible negociar, ni pactar ni menos pensar en una polaridad que se alterne el gobierno. Son dos modelos antagónicos los que se enfrentan: el del capitalismo pasado contra el socialismo naciente.

Eficiencia y eficacia son las armas más necesarias, ir a donde el pueblo  se atiende desde nuestras instituciones y combatir la desidia y el destierres de funcionarios públicos anti humanos, acabar con el ruleteo en las oficinas e instituciones públicas, hacer el trabajo: atender al pueblo, acompañarlo y que sepa, que sienta y que constate que hay revolución. Eficiencia y eficacia para limpiar nuestras filas de aquellos parásitos que desprecian el gobierno que les da su salario. Hacer la revolución dentro de la revolución, seguimiento y control popular de inmediato en cada puesto de trabajo, en cada revolucionario. Seamos nosotros quienes enfrentemos a los burócratas y corruptos, denunciemos y luchemos de manera frontal para que nuestro pueblo crea en nuestro compromiso.

El camino debe hacernos sentir la importancia trascendental que debemos protagonizar, se están abriendo las puertas de la nueva sociedad, se está muriendo el enemigo imperial y sus lacayos oligarcas, ¡se está haciendo la revolución!

Sigamos unidos y sin descanso, con más entrega que nunca y más fervor, con nuestros rostros iluminados por un camino victorioso ante un mundo imperial que cada día está en peores condiciones. Vienen tiempos feroces en la humanidad, así como muere y agoniza la oligarquía criolla, el mismo imperio tiembla y se desarma ante una humanidad que ya no cree en ellos, que está en las calles de todos los países, enfrentando sus gobiernos neoliberales en bancarrota que los oprimen y destruyen.

Es la hora de los hornos y no se ha de ver más que la luz!!!

¡Votaremos y Venceremos!

[email protected]

Articulo leido aproximadamente 901 veces
Actualidad