La Unesco, Cuba y el silencio de los medios
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/internacionales/a152555.html
El pasado 16 de octubre, la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) presentaba el Informe de Seguimiento de la Educación Para Todos en el Mundo de 2012.

En el largo informe, se destacaban los importantísimos logros de la Revolución cubana por lo que se refiere a los objetivos de la Educación Para Todos. En ese sentido, Cuba ocupaba el lugar 16 entre 120 naciones y encabezaba a Latinoamérica y el Caribe en términos del citado índice que considera distintos valores como el nivel de enseñanza primaria, secundaria y universitaria y el gasto público en el sector de la Educación (relacionado con el PIB). Es decir, una vez más Cuba, un país pobre y bloqueado del tercer mundo, ha llegado a obtener niveles de desarrollo humanosuperiores a muchos países del llamado primero mundo.

Como de costumbre, cuando se trata de los logros de la Revolución cubana, las reacciones de sus ‘detractores’ son de dos tipos. En ese sentido, hay quienes desconocen y rechazan esos logros y los que los silencian deliberatamente.

Entre los que ‘rechazaban’ el informe había el anticubano Diario de Cuba que, tras reproducir las declaraciones del director de la oficina de la Unesco para América Latina y el Caribe, Herman van Hooff, concluía así un pequeño y estéril artículo: “Los elogios del organismo no tienen en cuenta el adoctrinamiento general, la represión universitaria ni el descalabro cualitativo de los últimos años”.

El Nuevo Herald, evitando todo tipo de toma de posición, sólo reproducía las pocas palabras de Martín Hopenhayn, director de la División Social de la Cepal: “Si uno mide por los indicadores más clásicos, Cuba es el país más adelantado y el que más invierte en educación.”

Yoani Sánchez, como suele hacer en esos casos, se dedicaba a una larga publicación de mensajes en su riquísima cuenta twitter. Así, por ejemplo, escribía: “Oficina Unesco America Latina y Caribe elogia ‘calidad de la educación’ en Cuba. Como madre con hijo en edad escolar, discrepo”. Y, desde ahí, empezaba un largo maratón, banal e inculto, de las razones de su discrepancia:
-        “Discrepo con calificativo de ‘gratuita’ para educacion en Cuba. Si Ud recibe un salario cada mes de menos de 20USD se la estan cobrando, no?”
-        “Cuando un profesional recibe por decadas un salario de 20USD al mes esta pagando las clases que recibio y las que nunca tomara! No?”
-        “Ademas de pagar la educacion con nuestros subvalorados salarios, la pagamos con la costosa moneda de la fidelidad ideologica”
-        “Para mi deficiencias de educacion en Cuba: exceso de ideologia, perdida calidad profesoral, bajisimos salarios a maestros 20 o 25 USD x mes”

Tanto Yoani Sánchez como Diario de Cuba criticaban, en primer lugar, el ‘adoctrinamiento’. No se entiende bien cual sería una educación no adoctrinada ya que, según ellos, la enseñanza de valores fundamentales de la nación, como la lucha por la independencia, la lucha revolucionaria o el antimperialismo, representan una obra de adoctrinamiento ideológico. Si de eso se trata, queda evidente que lo que ellos criticaban como adoctrinamiento, simplemente era una critica a unos valores que chocan con su visión derechista y pronorteamericana del mundo.

La segunda crítica, muy repetida por la llamada bloguera cubana, enseña su completa desconección con la realidad isleña. Yoani Sánchez, aunque reciba un salario mensual en dólares y con muchos ceros, debería entender que la moneda cubana no es el dólar sino el peso y que los cubanos reciben cada mes un salario entre 500 y 600 pesos. Su forma de especular sobre el escaso valor del cambio dólar-peso (1-25) es una muestra más de como esa mujer intenta manipular la realidad cubana ya que un ingenuo lector de sus mensajes, desconociendo el poder adquisitivo de los cubanos, podría interpretar el valor del salario con una extrema miseria en Cuba.

Los más destacados diarios anticubanos, Martinoticias y Cubaencuentro, que se dedican a una gigante obra de desinformación, ni siquiera hablaron del informe de la Unicef.

A nivel internacional, las cosas no eran distintas. El monárquico y derechista diario español ABC, que suele publicar varios artículos diarios contra la Revolución cubana, ese día mantuvo un anómalo silencio y sólo escribía que “Pocos países de América Latina están ‘en el buen camino’ para cumplir con los objetivos de una "Educación para Todos".

El País, que también tiene una larga tradición crítica hacia Cuba y otorga un espacio (y un salario) a Yoani Sánchez, hablando de América Latina, se olvidaba de la existencia de Cuba y escribía: “El panorama en América Latina no es mucho mejor. [...] muchos países de la zona se encuentran muy rezagados. Pocos están ‘en el buen camino’, lamenta la Unesco”.

El argentino Infobae, siguiendo el mismo guión de sus homólogos españoles, titulaba “América Latina falla en su Educación para Todos” y reproducía los datos de países como Guatemala, México, Nicaragua y Brasil, pero Cuba (el mejor país del continente, según el informe) no se mencionaba y, como en los otros casos, sólo se hablaba de que ‘pocos países están en el buen camino”.

El silencio de esos (y de muchos otros) medios hacia los logros de la educación cubana enseña claramente el alcance de la manipulación mediática contra la Isla: descreditar y ocultar. Claro, para esos medios, controlados por millonarios grupos privados, significaría admitir que, a pesar de todo, el sistema cubano garantiza niveles de desarrollo humano excelentes respeto a los países de su entorno geográfico y, sobre todo, respeto a los países que, en esa temporada de crisis generalizada, siguen imponiendo -con fracasados resultados- su visión neoliberal de la economía y de la política. 

[email protected]

Articulo leido aproximadamente 942 veces
Actualidad