El error político de Chávez
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a152519.html
Esa frase de que: “todos somos necesarios, pero ninguno es imprescindible”, no es aplicable, por ahora, para El Comandante Chávez. Hoy más que nunca Chávez es imprescindible para Venezuela y para la no frustración de muchos pueblos del mundo.

Negar que, gracias a Chávez y sus sobrenaturales condiciones humanas, hayamos avanzado como pueblo, como nación y hoy tenemos y gozamos de soberanía patria, sería una mezquindad. Nunca en tan poco tiempo histórico, habíamos logrado tanto y lo digo yo que me ha correspondido sufrir y vivir durante 72 años las perversidades de los gobiernos que antecedieron al Comandante.

Pienso que ese es el origen del mayor error político que vive y sostiene la revolución socialista y bolivariana de Venezuela. Se nos muere “el taita” e involucionaremos 200 años hacia atrás. ¿Quién podrá salvarnos? ¿El Chapulín Colorado?.

Transferir un estilo personal de gobierno, como paradigma para gobernadores y alcaldes de todo el país, ha sido una aberración política que ha influido en el imaginario popular, que lo ha hecho pensar que quien no actúe como Chávez no sirve para gobernar; sin tomar en cuenta que cada individuo tiene características personales que le son propias, dependiendo de la clase social a la cual pertenece y a los intereses que defiende. Para aclarar esto, tomemos el caso del actual gobernador del Edo. Mérida, que aun cuando ha querido imitar hasta en sus gestos a Chávez, ha resultado ser una caricatura, pues sus orígenes y sus intereses no concuerdan con las políticas sociales y económicas que trata de implantar el gobierno central para todo el país.

Este error se profundiza cuando a Ministros, Gobernadores y Alcaldes, además de las funciones de gobernante, se les asignan las de líder político y además jefe del partido de gobierno. Tres grandes roles que sólo un ser humano podría realizar, si goza de virtudes sobrehumanas y pone en juego a su familia, amigos y hasta su propia vida. Se puede afirmar que casi el 70% de los gobernadores y alcaldes que han tratado de cumplir estos tres roles en forma simultanea han sacrificado a su familia, muchos de ellos han sido abandonados por sus parejas.

La predica de: “Trabajo, trabajo y más trabajo, para hacer Patria” es muy motivante y gratificadora para los que creen y sienten a la Nación donde viven y al terruño donde nacieron. A los que les da lo mismo o prefieren otras nacionalidades, ese discurso le suena a banalidad. Ese discurso no es con ello y mucho del rechazo hacia el comandante viene de esos sectores poblacionales apátridas. Gracias a la Providencia la mayoría de nuestro pueblo se siente orgulloso de ser venezolano y están dispuestos a dar su vida por la soberanía de su patria.

Ser seleccionado por el Comandante Chávez, para asumir la responsabilidad de bregar una Gobernación o una Alcaldía no es un premio, más aun cuando la formación castrense del comandante, que ve y siente a la política como un ejercicio de guerra, lanza al frente del batallón a sus mejores hombres para combatir al enemigo. Tal es caso de Alexis Ramírez para la gobernación de Mérida, el cual no tiene disyuntiva entre “vencer o morir”, debe necesariamente vencer y triunfar para salvaguardar la independencia en el occidente del país.

Juanveroes64 hotmail.com
Articulo leido aproximadamente 1995 veces
Actualidad