Las Disociadas
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/oposicion/a152443.html

               La semana pasada escribí acerca de las múltiples formas del fascismo presentes en el facebook y también acerca del odio que se transpiraba como una suerte de veneno usado para tratar de humillar a todo lo que olía a chavismo. Pero, desde entonces, me quedó otro sabor muy amargo en los labios: en la mayoría de los casos están presente voces femeninas expresando los peores insultos. Claro, me encontré con algunas camaradas que también celebraban; pero, lo curioso es que ellas no insultaban a quienes habían perdido... Eso me pareció muy positivo, pues muestra la grandeza de la victoria que hemos obtenido sea por el margen que sea. No es nada nuevo afirmar que, durante estos años de Revolución, nosotras, las mujeres hemos renacido de la pasividad y de esas conservadoras e impuestas labores del hogar. Hoy podemos apreciar en distintas reuniones, lugares, espacios políticos que la participación femenina es una realidad concreta y mucho más activa, sobre todo en las dinámicas propias de la actividad revolucionaria así como también se puede ver en el campo opositor. Algo muy positivo desde dónde quiera que se le mire. Hemos cambiado, la Revolución nos ha cambiado.

 Pero, volviendo con ese grupo de mujeres que escribieron en el facebook, verifiquen en detalle para que vean cómo encontrarán disociadas a rabiar, y no precisamente como nos quieren hacer creer algunos medios que ellas usan estas redes como un mecanismo de defensa, sino que están predispuestas al ataque. Ataque contra quienes consideran una plaga, ésos que intelectualmente están por debajo de ellas... Ejemplos, miles, ahí le compilo algunos: "Muérete Chávez", "Maldito negro", "Los chavistas son unos marginales"  "Los Chavistas que le dieron el voto a Chávez son ignorantes ", “Éste es un país de puros lumpen” “Esas asquerosas chavistas lo que saben es parir”.  Mujeres vociferando bichos , maldiciendo, insultado y poniendo de manifiesto su desprecio hacia los más humildes. Quiero recordar a quien hoy, sin duda, forma parte de esta lista. Me refiero a María Corina Machado quien, entre otras cosas, aprovechó las cámaras de TV para gritarle al presidente, durante la presentación de su memoria y cuenta: ¿Cómo viene usted a decir que respeta al sector privado de Venezuela si se ha dedicado a expropiar, que es robar”. Chávez le preguntó: ¿robar? A lo que, María Corina Machado respondió tajantemente: “Sí”. Hoy todos sabemos las barbaridades que esta señora, diputada de la república dice acerca de las recientes elecciones donde ha sido reelecto el presidente Chávez. En relación a ella solo digo- escribo- que, si estuviésemos en el país que ella vive denunciando sobre todo en el extranjero, esa exquisita dama de la sociedad caraqueña, ya estaría presa o al menos siendo procesada. Pero, no pasa nada... De igual forma, también les invito a revisar los pie de página de las noticias en digital, sobre cualquier tema y allí observaremos que aparecen mujeres haciendo cualquier tipo de comentarios, casi siempre en plan ofensivo. 

 Para finalizar, quiero reseñar otro aspecto no menos sorprendente que lo antes expuesto. Me refiero a las disímiles situaciones en las que me he tropezado con la desagradable situación de ver, de presenciar cómo algunas mujeres insultan y desprecian a otras mujeres. Un fenómeno que ocurre con bastante frecuencia en todos los escenarios de la vida; pero especialmente en el campo laboral. El análisis que se desprende de este hecho puntual, es que estas formas de la violencia se están convirtiendo en algo cotidiano entre nosotras. Lo que sin duda resulta una juego perverso y aterrador. Ocurre en los intríngulis menos imaginados, y lo más lamentable es escuchar justificaciones absurdas e inverosímiles como, por ejemplo: " La jefa es así porque tiene un hombre por dentro". Como socióloga considero que esto no es verdad y que me luce bastante alejado de la realidad. Cuestiono fuertemente que las mujeres se convierten en malas personas cuando intentan parecerse a los hombres. Recordemos que el fascismo, (del que escribi/hablabamos la semana pasada) no distingue géneros. 

 

Articulo leido aproximadamente 2484 veces
Actualidad