La insoportable necedad del ser
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/oposicion/a152422.html
No es novela de Milos Kundera, sino un opereta. Melopea -armonía política de ritmo monótono- que los mas ingeniosos y creativos publicistas quieren montar después de la derrota electoral presentando una supuesta agenda de trucos, e irrealidades para soñarse ganadores.

A pesar de que el derrotado declaró y con él muchos de su cúpula, que no hubo fraude y el resultado era inobjetable.

El teatro que intentan construir esta mas cerca de un Diccionario de la Infamia que de una  tesis electoral. La obra va desde la A hasta la Z  planteando en cada pagina una nueva y jacarandosa novedad retorica. Allí cabe desde la desternillante e infantil procacidad según la cual los 6 millones de HCR, son iguales a 8.3 millones del ganador.

Otros en atrevido y poco virtuoso o majadero silogismo, quieren vender la pócima de que aún perdiendo, ellos ganaron mas que el triunfador. Risa.

Por supuesto, esta patraña, muy del estilo de CSI Miami, la recubren con ciencia. Una de sus referencia, muy llena de arrebatos humeantes. Quizás, el mayor atrevimiento que el ser humano, -que todo improvisa-, halla podido crear: la numerología post electoral. O su hija putativa la encuestología post morten.

Por cierto, asistí a un Foro con sus magos. Habló el que mas estrepitosamente fracasó en su acto de ocultismo bufo, y peor, reiterado. Quien durante toda la campaña electoral - Consultores 21, no olvidemos este nombre nos mantuvo en vilo con un asombroso juego de falacias. Día a día nos hacia ver al muchacho encabezando. Cuando no pudo sostener mas su entaparao, tranzó, e invento algo que en ningún  deporte olímpico se reconoce. Minucia, que él, sin rubor saco de su chistera: con el jocoso nombre de empate técnico. Bobo, pero risible.

En este torneo de los números los únicos que acertaron fueron GISXXI Jesse

Chacón y Oscar Schemel, Datanalisis, Consultores 30-11. Por eso fueron objeto de los mas infames ataques, ellos y sus familia. Aun hoy siguen vilipendiándolos.

Pero la zarzuela de artimañas para ocultar la derrota la siguen cantando. A su previsible lamento se unen, con aportes a la melancolía, científicos e intelectuales.

Pretenden con forzados  raciocinios, ganar espacio insistiendo en que el país  esta dividido. Señalan que un parte optó por la propuesta oficialista. La segunda minoría que votó por la alternativa democrática. Es decir que los perdedores son los demócrata,  es resto, los ganadores, oficialista, o sea vendidos al Ejecutivo.

Entre otras amenidades mantienen que: se consolidó un nuevo liderazgo alternativo y renovador para los sectores democráticos. Primero no hay tal liderazgo. Todo lo pegan y suman desde una fobia contra Chávez. Animosidad que debe durarles 6 años mas de rabia y morriña. Demostrando que no hay paz en un alma en derrota.

En juego de alquimia y retorica en duelo, exponen que no perdieron por que supuestamente aumentaron la votación de los sectores democráticos. Dudoso

Respetemos su inquebrantable fe en las maromas numerarias. Quizás con ello logren la paz de los sepulcros.

Temas para desmontar la brutalidad de la escandalosa derrota son muchos: tecnológicos y computacionales para exigir que la próxima contienda se haga con sistema de voto manual.

Sociológicos, al superar su  clásico repliegue social y conectar con sectores populares. Quién habrá inventado ese sueño lleno de vapores.

Politicos: al creer que se consolidó un espíritu unitario. Falacia adonde los Adecos critican abiertamente que sin presencia en la tarima sacaron mas votos que Leopoldo. Sus mismos correlegionarios no dudaron en hacer pública la mentira del Programa  de Capriles y su fondo Neoliberal, antidemocrático y excluyente.

Lo peor en este rubro es la mentira de quererse presentar como un líder de izquierda que remata con otra banderilla con su falsa transmutación en Chávez, al exagerar y travestirse con ropa, gesto y palabras que no le cuadran.

El remate de los horrores al comenzar su nueva etapa, es disparar desde el fondo de la derrota una lánguida frase de la lucha continúa.  Desde siempre escuchada en las barricadas de todas las luchas de la izquierda del mundo. Hoy en boca de alguien de la derecha es un revulsivo. Lustre a la inconsistencia y evidencia de lo que se pretende: engañar la gente con otro paquetazo.

Síntesis: perdieron y creo que este reventón del 7 Oct muy posiblemente los arrope en Diciembre hasta el limite de desplazarlos de su bastión de Miranda.

Ahora a los frustrados todo les suena a dolor, aflicción, desconsuelo, despecho, fracaso, político. Tienen razón. Pero es desde allí que deben partir para reordenarse. Peligroso cubrirse con el manto de nueva mentiras, que no les permita relacionarse correctamente con el dolor ni con la realidad.

Finalmente como hacer que controlen su harta vanidad e incomprensible arrogancia solo con esta pequeña modificación podrían entender cuales razones explican su derrota.

[email protected]


Articulo leido aproximadamente 1021 veces
Actualidad