Cómo deberíamos pensar y comenzar la existencia del estado comunal
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a152399.html
En el discurso de recepción de su credencial que lo acredita como Presidente de Venezuela para el período 2013/2019, Hugo Chávez Frías insistió en la idea de madurar la propuesta de “Estado Comunal” y de realizar desde la Vicepresidencia, todos los esfuerzos para avanzar en ese proceso de constitución real y verdadera del Estado Comunal

Un primer aspecto para irle dando concreción a esa idea, que no termina de cuajar, es partir del supuesto, que el Estado Comunal no es un una situación que describa la oportunidad de las organizaciones comunitarias para tener acceso a financiamiento o digamos “matricularse” ante una instancia burocrática de un ministerio. El Estado Comunal no es o no debería asumirse como un anexo burocrático de un ministerio, que desde una oficina registra y certifica la existencia de los Consejos Comunales y las Comunas. El Estado Comunal hasta hoy viene siendo eso, una especie de anexo burocrático, que una vez aceptada su existencia por parte del ministerio con competencia en el área, tiene la posibilidad de recibir financiamiento. Así, tal vez sin quererlo, hemos venido construyendo un sistema clientelar, ligeramente distinto al sistema de asociaciones de vecinos que existió durante la IV. Estamos claro y no tenemos porque desconocer como positivo, el avance logrado hasta ahora con organizaciones comunitarias que son capaces de formular proyectos y recibir financiamiento. Eso es muy alentador, pero no es el Estado Comunal que se recoge en cada una de las Leyes denominadas del Poder Popular.

El punto clave de un proceso de maduración y concreción del Estado Comunal, pasa por darle a las comunidades organizadas, no la posibilidad de construir cercas, muros entre una localidad y otra y en función de esas cercas, tener un certificado de existencia por parte de un ministerio para pensar aislada y egoístamente en su comunidad, como si los problemas básicos y fundamentales de una comunidad fueran siempre específicos, particulares y ajenos a las otras comunidades. Un Estado Comunal debería plantearse y concebirse como un momento en el cual las comunidades organizadas fueran la pieza clave para articular recursos y proyectos que vayan más allá de los límites espaciales de cada organización. El todo será siempre una mejor opción estratégica, que asumir las partes separadamente.

Otro punto clave para poner andar el Estado Comunal implica una reforma (por lo menos) a la Ley Orgánica del Poder Público Municipal y si es posible, promover un proceso de reforma de las constituciones de las entidades federales para colocar en ese nivel una figura que haga viable ese estado comunal. La idea de esta reforma se soporta, porque no habrá Estado Comunal, sin la expresa precisión de una instancia (con poder) y en la cual las comunidades organizadas tengan la posibilidad de tomar decisiones, no sobre el área incluida dentro de sus muros, sino dentro de un espacio mayor, que apunte a que las comunidades organizadas se organicen, piensen y tenga autoridad para darnos su visión.

Ya hay un cierto acercamiento a esta idea de Estado Comunal. Si nos detenemos en la figura de los Consejos Estadales de Planificación y Coordinación de Políticas Públicas (CEPCPP) y los Consejos Locales de Planificación (CLP) ya se tiene un importante antecedentes que puede ser objeto de una nueva consideración y reestructuración para darle un sentido que permita darle a las comunidades un papel destaco en estas dos instituciones. Expreso que hay un acercamiento, porque esta idea de los CEPCPP y CLP fue invadida u ocupada y funciona actualmente como un reducto burocrático que no articula nada y sirve únicamente para justificar el uso de recursos sin ninguna articulación. Los CEPCPP y los CLP es por ahora una burocrática formalidad en donde no hay nada que oriente y facilite la integración y articulación.

Carece de sentido y no existiría realmente un “Estado Comunal”, bajo las condiciones que impone hoy la Ley Orgánica del Poder Público Municipal y las constituciones de los estados. Así, los Consejos Comunales y las comunas tendrán competencias para tratar los “conucos” particulares si reciben financiamiento, pero un Estado es otra cosas y un Estado Comunal debería ser más o menos otra cosa, un poco distinta a lo que tenemos actualmente y bajo el dominio burocrático de un ministerio. Un Estado Comunal bajo la tutela burocrática de un ministerio, no es Poder Popular y menos un Estado Comunal.

@evaromar

[email protected]

Articulo leido aproximadamente 1518 veces
Actualidad