Aristóbulo en Anzoátegui: ¿Qué nos dice esta candidatura?
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/regionales/a152380.html

El 10/09/2012 se publicó a través de Aporrea un artículo mío con el título: ¿Aristóbulo o Tarek William Saab? [i] En este artículo planteaba dos situaciones: 1) Aristóbulo estaba en la formula pensada para Anzoátegui y 2) No parecía muy buena opción, tomar una alternativa con uno importado, frente a una candidatura endógena.

Aristóbulo es nuestro candidato y no pretendo ahora hacer un ejercicio de crítica y autocrítica sobre esta opción. Es decir, no deseo plantear ahora un dilema, sobre si Aristóbulo es mal o buen candidato. Es nuestro candidato y eso no conduce a decir que nuestro voto y los que podamos lograr deben ir a ese pote, pero de ese evento hay lecturas y lecciones que dan pistas sobre una situación estadal. Teniendo en la mente un tremendo ruido, me dispuse a salir de las dudas y preparé mi mochila y ahora me encuentro en Caracas y desde la capital, trato de comunicarles las conclusiones sobre los puntos que me estaban zumbando en mi conciencia. Es bien importante saber qué tenemos para poder saber a dónde se puede llegar.

Los días previo al 7-O, había una sensación que señalaba la ratificación de Tarek William Saab como candidato a la gobernación, pero como sabemos, esa situación no llegó a suceder y una de las razones de ese cambio, es producto de una movilización casi completa de 13 de los 15 miembros del Buró estadal del PSUV y debo decir, para que no se mal interprete mi opinión, que esa movilización era lógica y natural. Cada uno de los 15 miembros del buró tiene pleno derecho a movilizarse para llevar sus ideas a las instancias democráticas y protagónicas; o sea copulares, donde se toman las decisiones. Así que no hay ninguna objeción a esta movilización ni un cuestionamiento a ese derecho que tienen y ejercieron- los 13 de los 15 miembros del buró estadal del PSUV.

Si hay algo cuestionable en esta movilización y este es el punto donde quiero detenerme, es que hubiese deseado una movilización de los 13 con una propuesta candidatural y esa propuesta de candidato endógeno, hubiese ido acompañada con un proyecto del estado Anzoátegui, construido por la militancia y los cuadros del PSUV. Esta posibilidad nos colocaba frente un hecho positivo y alentador. De haber sucedido así, la lectura estaba muy fácil y daba para tirar cohete anticipadamente, porque tener un proyecto político sobre el estado, nos da una gran inspiración.

¿Qué nos hubiese dicho una movilización de 13 de los 15  con una candidatura endógena y un PROYECTO DE ESTADO ANZOAÉTGUI? Nos comunicaba:  a) Existencia de liderazgo regional, b) cuadros políticos formados para tomar las riendas del estado Anzoátegui, c) capacidad de este buró para comprometerse con un proyecto de estado Anzoátegui d) Existencia de un Proyecto Anzoátegui con un liderazgo que lo auspiciaba. 

Pues no fue así. Definitivamente los deseos no empreñan. Haberse movilizado para pedir un candidato, nos comunica otra cosa. Comunica debilidad y toma sentido, la idea que en  otras ocasiones he comentado sobre un PSUV estadal para hacer mandado. No deseo decir con esto, que la opción nombre- que se llevara desde el estado fuera conocida finalmente como el candidato, pero no llevando un nombre que representara a 13 de los 15 era un acto desleal con sus propias capacidades. Debían haberlo hecho hasta para darle un cariñito a su maltratado ego. Los 13 se limitaron a movilizarse contra Tarek William Saab, pero sin nada en las manos y menos algo en la cabeza. Eso no es otra cosa que mendigar. Es duro, pero tener políticos sin aspiraciones y sumiso es una cosa terrible. Es una mala señal tener cuadro  revolucionarios para hacer mandados. Hubiese sido muy positivos lanzar unos de sus nombre hasta para tomar centimetraje en los medios. Así, algunos tenían las condiciones para salir del anonimato o clandistinidad.

Un desarrollo endógeno es imposible sin un liderazgo como la misma condición (liderazgo endógeno). Así pues, que frente a esta ausencia de referencia estadal, debemos guardar como promesa, la propuesta de un desarrollo endógenos y sustentable porque no cabe así. No cabe ni es posible, sin referencias y liderazgo regionales. Es lastimoso muy lastimoso, que en estos 43.300 kilómetros cuadro de tierra  que tiene el estado Anzoátegui no haya (hasta ahora) escollado un joven, una joven o un medio adulto mayor con fuerza y bolas para proponerse como candidato a la Gobernación, aunque el dedo de Caracas no lo hubiese aceptado. Se asomó tímidamente Pérez Abad para ver que pescaba o que lograba en ese mundo del dedo, pero hasta donde sé- no fue una opción con un paquete de proyecto sobre el estado Anzoátegui con el objeto de jugar revolucionariamente a la política. Realizó algunos movimientos para que lo anotaran en la lista, pero simplemente llegó hasta ese punto: Puedo ser candidato, si el dedo me da la oportunidad. Con ausencia de liderazgo, el proyecto tiene plomo en el ala. Sigo pensando que aunque los planes desestabilizadores son un peso para el proyecto, es posible que el peso mayor esté de este lado. Sin muchos líderes el proyecto está débil, aunque estemos ganando elecciones.

NOTA: ¿El CC-Anzoátegui preparó Programa de Gobierno? ¿El camarada responsable de esta actividad ya nos pude comunicar cómo es el estado Anzoátegui que deseamos construir? ¿Convocarán un acto público para explicarnos el estado Anzoátegui que deseamos construir?

domí[email protected]

@ClaudioElcuaco


[i] Este artículo puede leerse a través del siguiente enlace: http://www.aporrea.org/regionales/a149965.html

Articulo leido aproximadamente 2468 veces
Actualidad