¿Me perdmitiría Ud Sr Aponte, decir…?
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/poderpopular/a152246.html
Como una “pugnacidad pequeña y subalterna” califica usted al rosario de angustias que la decisión inconsulta, impositiva, autoritaria del PSUV al dar a conocer el listado de sus candidatos a las elecciones de Diciembre, despertó entre los que colaboramos en este medio, medio que por cierto, es el único que posibilita la canalización de este tipo de reflexiones sin censura previa, como debe ser un verdadero medio revolucionario de expresión y no como otros espacios donde se impone el pensamiento único so pena de ser víctima de irrespeto, de insultos, burlas donde el epíteto mas suave es el de escuálido contrarrevolucionario si se osa tener en mente una idea independiente o un poquito así más compleja que la del “COMANDANTE PRESIDENTE”. ¿Es Ud. o se hace?

Los que tenemos en mente el principio de participación y protagonismo que debe tener el pueblo venezolano de acuerdo a lo pregonado por el presidente desde el momento mismo en que lo elegimos, además de haber sido asentado constitucionalmente -¿oyó amigo? CONSTITUCIONALMENTE-, somos, para Ud. caballero: los enemigos internos con ideas trasnochadas, soberbios, que defendemos intereses grupales y sectarios, desesperados y destemplados pequeños burgueses, sectarios irresponsables, de estridentes posturas, de bajas pasiones, catastróficos, dogmáticos, criticistas prejuiciados, infantiles (e oído argumentar a infantes con más tino, por cierto), y ¡zas! la palabra clave dentro de la frase “quien no apoye las designaciones…es simplemente un contrarrevolucionario” ¿Preparando el terreno para linchamientos, amigo Luis? Nos acusas de soberbios, de falta de humildad por que pedimos como pueblo que se nos oiga, pero Ud. caballero, cual demiurgo se yergue para señalar desde el empíreo con el dedo tieso y todo a los que “afectan la moral y la dedicación de algunos buenos camaradas” Mayor jalamecatismo e hipocresía es imposible compadre. Luego de agotados los consabidos epítetos para la descalificación, usted caballero, opta por una serie de argumentos que no aguantan el más superficial de los análisis. Veamos algunos;

Habla de burocratismo, nepotismo y corrupción y volteas la tortilla a continuación, para poner en duda nuestras criticas, señalando a Diosdado. Eso es falacia. Lo mismo aplica a lo que parlotea en el párrafo siete, inviertes para confundir, no estamos esgrimiendo teorías filosóficas, ni nada por el estilo, sólo nos preguntamos ¿qué pasó con lo de la participación popular en las decisiones importantes, dónde dejaron al P-o-d-e-r P-o-p-u-l-a-r? Todo sus argumentos tienen nombre: sofismas.

Dice que ante la magnitud de las tareas tengamos una discusión bizantina. No amigo, nadie ha hablado del sexo de los ángeles, ni ha puesto en duda el suyo ni el mío. Si para Ud. la democracia, el partido, la continuidad de la Revolución, la participación popular, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela etc., son tópicos de discusión bizantina, entonces no sé si habitamos el mismo país en la misma época.

Al hablar de la lealtad a Aristóbulo, no podría opinar por que no soy de la zona, pero se te olvidó que el primero que le chalequeó la alcandía fue el mismo Chávez la primera vez cuando llamó a la abstención. Lo dijo el mismo Aristóbulo.

Cuando cites al otro sobre aquello de que la revolución tarde o temprano a cobrado y sancionado deslealtades trata de redactarlo de tal forma que no suene a amenazas y recuerda que no sólo a cobrado, en algunos casos a pagado y con creces, ha defenestrado y reivindicado premiando, sin que el soberano se entere de motivo alguno. ¿Se te olvidó que el camarada Ameliach y el traidor Falcón tuvieron la misma sanción? De ser cuestión de tiempo, Arias debería remojar sus barbas y también Ojeda que ahora bajo el sobaco izquierdo de Jaua comparte el sueño de Chávez, según el Correo del Orinoco.

Menciona también la “actual vanguardia revolucionaria” y yo te digo que jamás he dicho que no haya nada bueno en ella, es que sencillamente NO EXISTE tal vanguardia por mucho que se diga Partido. Nadie duda del liderazgo de Chávez, de su capacidad de trabajo, de su inteligencia, de su carisma, del amor al pueblo y poder de convocatoria, pero esta sólo coño, es un líder peligrosamente sólo y así una revolución no puede sostenerse. Sí, así como lo leíste –y no esgrimas la sonrisa de quien ve delatarse al contrincante y dices señalando la pantalla del monitor: ¡ahja, lo sabía es un escuálido de mierda que desea la muerte de Chávez! -, no puede sostenerse por una razón muy sencilla: NADIE ES ETERNO y la revolución bolivariana no puede acabarse en el 2019.

Fíjate tu cómo son las vainas, dices que en Diciembre se sigue jugando el destino de la Patria. Para nosotros los criticones irresponsables el destino de la Patria se juega a cada minuto de nuestras vidas y no cada cierto tiempo cuando la participación nuestra ante la urna electoral es indispensable, es por eso que no esperamos a que todos estén sentados cómodamente en sus gobernaciones y curules para elevar nuestra voz de protesta, voz insatisfecha pero con la dignidad del pueblo que se la está jugando desde hace mucho más de 14 años.

En una cosa sí tienes toda la razón, sólo se salva (y se salvará) Chávez… a pesar de ustedes.

Gracias por permitirme

Saludos revolucionarios

Valencia

Septiembre de 2012

Jutor2000@gmail
Articulo leido aproximadamente 916 veces
Actualidad