Monólogo de un eterno perdedor
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a152164.html
“Volví a anotarme a perdedor. Ya en varias elecciones como éstas, que la bebida, la comida y los cohetes se me han quedado fríos. Y todo por seguir empatado a una oposición que no quiere dar pie con bolas y lo más triste es que uno lo sabe y por orgullo y por no dar su brazo a torcer, vota por ella y vuelve a caer en la trampa otra vez, o sea en la derrota.

Ahora que aparentemente se unieron todos los partidos que se oponen al actual Presidente, entré en confianza otra vez, porque en las elecciones a la Asamblea Nacional, creí que íbamos a sacar un montón de diputados, por lo que decía los opositores, o sea los que yo apoyaba, y no fue así, que ahí mismo dije que no votaba más, que mejor era quedarme en mi casa y hasta tomarme unos tragos oyendo música de esa vieja romántica que me encanta.

Pero decía, que entré otra vez en confianza, porque esa unión y el mensaje para derrocar al régimen, me llegó otra vez al corazón, a pesar de que dije que no votaba más, y eso que yo de una u otra manera me beneficio con las políticas sociales del actual gobierno. Pero la ingratitud ciega a la gente y me vi montado en el autobús del progreso, y confiaba que toda esa campaña por prensa, radio y televisión tanto nacional como internacional, daría al traste con el candidato del oficialismo. Pero no.

Y llegó el siete de octubre y la cinco de la mañana ya estaba en mi cola y debo reconocer que al abrir las mesas, entré de los primeros y voté rapidísimo y con la misma velocidad me vine a mi casa a esperar los resultados con todos los macundales preparados para celebrar y vacilarme a esos chavistas que han celebrado siempre tan alegre y tan respetuosos. Pero yo no iba a pararle a eso.

Pero al cerrar el proceso y corrió el tiempo y unos chavistas que se organizaron muy bien, y por eso proyectaban ciertos números empezaron a celebrar, mientras mis vecinos opositores estaban más tristes que velorio de pobres, y más aún cuando dieron los escrutinios; entonces quedé con el corazón como capilla sin santo.

Ahí mismo tomé la decisión de anotarme a ganador y ser agradecido con este gobierno que me ha ayudado tanto a mí como a tantos otros”.

[email protected] / @Malavermillo
Articulo leido aproximadamente 1498 veces
Actualidad