El sistema electoral perverso de Maricori
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/oposicion/a152062.html
MariCori tiene la costumbre de ser atrevida en sus declaraciones para decirle a sus seguidores lo que ellos quieran oír sin importar lo estrambótica y temerarias que ellas sean. Es una forma de no pasar desapercibida. Su pretensión de considerar perverso al sistema electoral venezolano es una actitud propia de una burguesa malcriada, hija de papá y mamá. No le gustó el vestido que le compraron para ir a la fiesta electoral del 7-0 y dice que la costurera no sirve aunque si servía cuando la vistió para ir a las parlamentarias. Sus pataletas son las mismas que motivaron el globo de ensayo fracasado de poner, a un grupúsculo de desadaptados, a prender fuego a unos cauchos en Altamira buscando, sin conseguirlo, apoyo de los posibles descontentos por los resultados electorales que les fueron adversos. No hay que engañarse, MariCori no es la única que piensa así, sólo hay un camino para ellos, pero el foco se les apagó solito y se quedaron con los crespos hechos. Ahora, la ultraderecha sigue al acecho como caimán en boca de caño y no hay que bajar la guardia.

Se parecen mucho las declaraciones estridentes de MariCori a las de un comunicador ultraderechista, quien desde Miami tuvo la desfachatez de inventar un disparatado fraude electoral difundido en su programa de TV que es seguido por una parte grotesca de la comunidad latina, de aquella ciudad norteamericana, cuyos integrantes perdieron su identidad nuestra americana de tanto odiar a Fidel Castro. Por cierto que Mario Silva, en su programa la Hojilla, contrapuso genialmente una entrevista del Rector Luis Vicente Díaz al pobre discernimiento de aquel desprestigiado periodista peruano.

El origen del alocado sentir de MariCori tiene su punto de partida en su percepción clasista de la inseguridad de las elecciones burguesas para poder cumplir inexorablemente su objetivo histórico de perpetuar en el poder político a la burguesía. Por eso es perverso para el pensamiento de Maricori, mujer de extracción e ideología burguesa, el sistema electoral venezolano. Ella no puede aceptar que un sistema electoral hecho a la medida de las clases dominantes, o sea para ella y su familia, permitan que el pueblo venezolano, la chusma o los más pobres elijan con transparencia a Chávez para que ejerza legalmente su mandato constitucional por 20 años, sólo interrumpido en aquellas horas aciagas del 11 de abril. Ese mandato democrático y constitucional de Chávez, según la burguesía, es a causa de la perversidad de nuestro sistema electoral burgués.

Qué les queda entonces a esa clase dominante de la más rancia oligarquía venezolana. Van a esperar seis años más para volver a disputarle electoralmente la Presidencia a Chávez en ese supuesto sistema perverso. Saquen sus propias conclusiones, yo personalmente no creo en el talante democrático de la burguesía apátrida.

Las elecciones de diciembre no son para la burguesía y el imperialismo una fiesta democrática, ellos tratarán de colocar en las gobernaciones a sus mejores hombres para dar el zarpazo cuando crean llegado el momento de usurpar el orden constitucional. Pero Chávez no es pendejo si uno lee con cuidado los nombres de los candidatos presentados por el Comando Carabobo se dará cuenta que son cuadros para el combate y la pelea en todos los terrenos.

El momento no es para estarle buscando las cinco patas al gato, hay que jugar cerrado con los candidatos a las gobernaciones de Chávez porque ahora viene en su madurez, la etapa más difícil de este proceso, que es dar el salto hacia el socialismo y nada es más necesario que la unidad invencible del bloque del cambio histórico con su líder máximo a la cabeza.

(*) Profesor Universitario
[email protected]
Articulo leido aproximadamente 780 veces
Actualidad