¿Se gana por Campaña o por Convicción?
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/ideologia/a152054.html

Durante los días siguientes del evidente triunfo del presidente Chávez, se han manejado temas delicados como las campañas y el uso que se le hicieron. Ramos Allup, adeco veterano, dice que en el lado opositor falló la Campaña; en primer lugar porque Primero Justicia, Voluntad Popular y sobre todo Avanzada Progresista se gastaron un realero en la Campaña en apoyo a Capriles, cuando el partido de la Unidad gastó porcentualmente mucho menos y obtuvo el grueso de los votos. Para Allup el sentimiento de la Unidad privó por encima de los Partidos. ¿Astuto no? Ya se entiende por qué este señor defendió tanto la Tarjeta Única y finalmente decidió ceñirse a la Unitaria que fue el acuerdo al que llegaron después de muchas divisiones y ausencia de unidad. Sin embargo, hoy personajes como Leopoldo López como no puede cantar abiertamente fraude dice que el CNE no fue imparcial en el equilibrio en la campaña de las principales opciones electorales, haciendo que el candidato oficialista se valiera del poder del Estado. Sin embargo, la oposición gastó astronómicas cantidades de dinero para la campaña de Capriles, hasta el punto de que no ha quedado claro todavía de dónde sacaron esos billetes aun cuando Caldera dio un dato interesante.

Volviendo al asunto nos preguntamos: ¿Votamos por la maquinaria de campaña de lado y lado o por convicciones? Creemos que por ambas cosas. Si por un instante, sólo por uno, atendemos a lo que dice Allup, que Capriles no ganó la Presidencia porque debió redimensionar la Campaña Electoral, entonces el resultado hubiera dependido del impacto de amabas Campañas; sin embargo sacando cuentas por el lado opositor, Primero Justicia y sus partidos compinches empeñaron hasta sus familias y no sacaron la cantidad de votos aspiradas por sus miembros, entonces ahí se evidencia una contradicción, ya que Allup dijo también en la mismo contexto que el partido de la Unidad fue el que más votos sacó ya que privó el sentimiento unitario y fue la que menos campaña tuvo, la que menos dinero gastó, etc., entonces, cómo quedamos.

Por el lado del Presidente Chávez y más en el contexto, el PSUV, PCV y los demás partidos que apoyaron su candidatura queda claro que si bien se dedicaron espacios para la Campaña así como inversión de dinero, justificadas y controladas por cierto, la presencia de una convicción, de un sentimiento profundo por esta tierra se hizo notoria el 7-O; convirtiéndose en la Victoria Perfecta. Ojalá para los próximos años, y por el camino que transitamos quizás, y es un deseo sincero, no haya necesidad de costosas campañas sino que nosotros como pueblo estemos convencido de por sí quién será el conductor del país, sin recurrir a costosas campañas y sobre todo sin dejarnos manipular mediáticamente ya que este método pareciera ser el favorito por la oposición y no sólo en periodos electorales sino constantemente y a toda hora.

 

[email protected]

Articulo leido aproximadamente 1022 veces
Actualidad