Victoria popular
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a152014.html
El triunfo de Chávez era una exigencia que con pasión y angustia deseábamos todos los militantes, simpatizantes y amigos que durante años hemos soñado y luchado por el Socialismo, particularmente desde la década de los años sesenta, y que hoy se ha convertido en una victoria popular.

Sin embargo, los números finales reflejan grandes y graves problemas, lo que hace necesario estudiar con cuidado y con tono autocrítico el ¿qué está pasando? Si nos ponemos a pensar en las próximas elecciones (de gobernadores, alcaldías, asamblea nacional y regionales) podríamos señalar que a este ritmo de semi crecimiento, podríamos perder hasta las elecciones de 2019. Sabemos que no se trata de un problema matemático, pero es urgente poner atención al poco avance numérico que Chávez tiene, comparándolos no con las elecciones del 2010 sino con las elecciones de 2006. De ahí, que debemos estudiar el verdadero y real camino que el Presidente Chávez debe asumir.

Intuíamos el posible crecimiento de la derecha, el candidato Radosky inteligentemente se había mimetizado, “dejó de ser de derecha” para poder vender su producto. Además, el único enemigo no era él sólo, obviamente detrás estaba el imperios, no sólo el de USA, los poderosos medios de comunicación nacionales e internacionales, los grandes mentirosos y desquiciados que ofenden a diario la inteligencia de nuestros pueblos y luego aparecen como santos alegando que son humillados por sus posturas. Además del gran capital de las transnacionales, los estafadores, pillos y ladronzuelos que anidan alrededor de las mismas. Y por supuesto, no podía faltar el aderezo de la consabida asesoría y financiamiento del narcotráfico colombiano representado por su gran patrón Álvaro Uribe Vélez.

Estamos claros, Chávez es un guía, el pueblo se siente identificado con él, reconoce su honradez, actividad, trabajo y constancia; más eso no implica que se haga extensivo a gobernadores, diputados o alcaldes. Así mismo, es importante destacar que existen altos personeros, ministros y asesores, que vienen actuando de acuerdo a su capricho personal, han caído en la corrupción y el burocratismo, entienden que la revolución es para hacerlos ricos lo más pronto posible, generando malestar e inconformidades a la gran masa del pueblo que apoya al presidente.

Para Chávez es urgente revisar quien, quienes dónde, cómo y cuándo se cometen tantos errores. Se requiere, en tal sentido, cambiar algunos ministros (lo lógico debería ser que el tren ministerial ofrezca su renuncia y se deje en libertad al presidente que decida sobre los posibles cambios), sacar a varios de los altos personeros que traban los planes vitales para la revolución (sin hacer del tradicional enroque un practica consuetudinaria). Educación Media, Indígena, Salud, Relaciones Exteriores (entre otros) y en especial el SENIAT deben pasar por la lupa de los críticos, de los verdaderos revolucionarios. Los vicios que confrontamos, como el de la delincuencia de cuello duro, debe ser revisado y corregido de inmediato. Precisar dónde está la razón real de estos problemas. Asimismo, algunos medios de comunicación, gestores de delincuencia y crimen, deben ser multados, o se ajustan a la nueva dinámica o no se les renueva su concesión.

El nombramiento de los candidatos a gobernadores u otras instancias debe ser en base a una evaluación de su trabajo, de su capacidad y rendimiento hasta el presente y no como consecuencia del amiguismo. Pienso que la actual elección o nuestros nuevos candidatos, ha sido perfecta, era urgente esos cambios, se debió ir más lejos, en especial con lo de Lara, Bolívar y Anzoátegui. Urge descartar a quienes vienen trabajando mal, violando principios y acabando con la revolución. En todas las regiones tenemos militantes serios, identificados con la revolución esos deben ser los nuevos candidatos.

Finalmente, entendemos que estas elecciones nos dejan grandes enseñanzas. En principio, debemos prepararnos más, es urgente la formación de cuadros revolucionarios, es necesario profesionalizar algunos cuadros. Crear una universidad de estudios sobre el marxismo, sobre temas de política internacional y nacional. Por otro lado comprendemos que a pesar de los vicios, a pesar de las trabas de muchos altos funcionarios el pueblo está con Chávez. Que la victoria es verdadera, no alcanzamos los 10 millones pero hemos derrotado un Goliat, el cual está apoyado por el imperio y los grandes consorcios.


[email protected]
Articulo leido aproximadamente 513 veces
Actualidad