La victoria de Chávez
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a151806.html
Las elecciones presidenciales 2012 en Venezuela fue un proceso sin lugar a dudas limpio y responsable por lo que es meritorio felicitar al Consejo Nacional Electoral, como árbitro en esta gran responsabilidad y por supuesto y sin lugar a dudas a la población en general, no solo ante Venezuela, sino también, ante el mundo que sin dudas, tenían los ojos puestos en estos resultados y en este proceso.

Ahora bien, si observamos los números como resultados para valorar un gobierno sencillamente nos damos cuenta que si homologamos como el proceso revolucionario que se plantea, lamentablemente hemos perdido. “Fijémonos”: la población venezolana en las últimas elecciones presidenciales 2006, tenía una cantidad de 27.150.095 habitantes de ellos solo estaban inscrito en registro electoral la cantidad de 15.784.777, y para esa oportunidad solo hubo una población votante de 11.790.397 electores, es decir tuvimos una abstención de aproximadamente 25,3 por ciento y participación de 74,7 por ciento. Y entre ella nuestro líder Hugo Rafael Chávez Fría obtuvo la cantidad de 7.309.080 votos que representaban un porcentaje de 62,84 %; Mientras que su adversario Manuel Rosales obtuvo la cantidad de 4.292.466, una diferencia entre los más fuertes candidatos de 3.016.466, que representaba un porcentaje de 36,90 %. Si vemos entonces la diferencia entre contendores. Observamos ahora los resultados de las elecciones presidenciales 2012, que estoy más que seguro pusieron en alerta a nuestro indiscutible líder Chávez Fría, La población es de 27.150.095 habitantes, de ellos están inscrito en la REP. 18.903.143 con derecho al sufragio electoral en la que solo participaron la cantidad de 13.595.626, Distribuyéndose los votos en 7.444.082, que representa el 54,42 % a favor de nuestro ratificado presidente; Mientras que la cantidad de 6.151.544 que representa el 44,97 % estuvo a favor de Enrique Capriles. Es decir que la diferencia entre los contendores se expresa (ojo) en y una participación de (81 %) con una abstención aproximada de 19 %. por lo que solo nos da una diferencia de solo 1.292.538, es decir que solo hemos crecido 135.002 votos en seis años de gobierno, mientras que la oposición ha crecido nada más y nada menos que la cantidad de 1.859.078. ¿notamos ahora la diferencia entre una elección y otra? al evaluarla numéricamente estos resultados, nos damos cuenta que hemos decrecido con respecto a la oposición es la cantidad de 1.154.536 votos, mientras que la oposición evidentemente creció, afortunadamente nos podemos atribuirle ese crecimiento a los supuesto líderes opositores sino mas bien a la conducta de nuestros funcionarios de gobiernos que en nada han apoyado y acompañado a nuestro presidente y líder en la pretensión del fiel cumplimiento de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y mucho menos en el fiel cumplimientos de los perfiles y estatutos establecidos en nuestro maravilloso, táctico y estratégico Libro Rojo. Por ello me atrevo a afirmar que en Venezuela ha ganado un líder que ha tenido el peso de mantener esta columna revolucionaria y socialista y no hemos sabido acompañarlo. Por lo que me atrevo a decirle mi presidente, que usted y el pueblo fiel y agradecido de su mandato a obtenido la victoria de este proceso preñado de buenas ideas. Pero que lamentablemente no ha tenido más que adulantes interesados y poca son las exenciones, en la estructura de gobiernos y de partidos. Si quiere mantener algunos de los traidores de la revolución, que lo único que han hecho es macerar fortuna en nombre de la ella y los que es peor de usted; los venezolanos y venezolanas no estamos en desacuerdo que los mantenga, pero por favor, no les de responsabilidades de gobierno ni de participación política, ya que ni están con usted y mucho menos son revolucionarios Ideológica mente hablando, sus prácticas no apoyan ni eficiente ni eficazmente nuestra bella revolución. Por otro lado es obligación de nuestro gobierno, la confraternidad entre la población opositora y la oficialista para enrumbar hacia una Venezuela de libertad, del desarrollo agro industrial, científico y tecnológico y alcanzar una verdadera independencia,



“La revolución no se lleva en los labios para vivir de ella, se lleva en el corazón para morir por ella”

El Che.

[email protected]
Articulo leido aproximadamente 877 veces
Actualidad