Presidente, felicitaciones, pero… lea Aporrea y dígale a la oposición que baje el odio
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a151789.html
¡Qué tal, camarada! Por fin salimos de la incertidumbre y de la angustia que produjeron estas elecciones. Aun a sabiendas de que ganaría Chávez, y no me digan que no, todos teníamos, como lo dije en artículo pasado, un sustico.

La guerra mediática, que todavía nos está ganado las fuerzas opositoras nacionales e internacionales, nos tuvieron en una especie de jaque psicológico. Recuerda lo preocupante que era saber que la MUD desconocería los resultados declarando “fraude”

Lo que enfrentaríamos conociendo sus odios y su desespero, especial el del gobierno y capitales usaenses, que tendían (tendrán) que calarse 6 años más de Chávez.

Seguro que paralelo a la espada de Bolívar seguirá, agazapada, la espada de Damocles del magnicidio. No olvidar.

Hemos escuchado a la oposición enlodada (Mud en inglés es “lodo”) reconocer que está golpeada por la “derrota”. Pero “crecida” porque aumentaron la votación en 2 millones. No es cualquier pendejada.

Agradezcamos que no ganaron porque, al contrario de nosotros los humanistas, hubiesen desatado todos los males -que son los que aquejan a la humanidad- al estilo caja de Pandora (que Prometeo al cerrarla solo dejó encerrada “la esperanza”, por eso es lo último que se pierde).

A casi todos los chavistas mediáticamente conocidos les dijeron, preguntando, ¿vamos a ver dónde te metes el 8 de octubre? A escalas domiciliarias, al duro silencio de la derrota vecinos escuálidos han arrojado bolsas de basura a las puertas de chavistas.

Muros de odiantes de facebook están llenos de estiércol verbal, cosas como: mi deseo sería que a cada chavista el hampa le mate sus familiares, que mueran en los hospitales por falta de medicamentos, que se intoxiquen con los alimentos de pudreval, y que sean insultados y humillados sus derechos para que abran los ojos por creer en el demonio, etc.

Hemos conocido por sus familiares del llanto a moco tendido de señoronas que odian al bembón. Asunto que en 1998 vivimos en mi casa cuando nos visitaba una pareja de vecinos, él era tesorero de Petrozuata, y la esposa en cuanto se escuchó “ganó Chávez” se soltó a llorar, y sin consuelo.

Después vino el paro petrolero y el peor daño a Venezuela que todavía no han pagado.

En nuestra familia, desde esos tiempos, los parientes antichavistas nos quitaron el trato. Fíjense que la estupidez no es de nuestra parte. La ruptura del diálogo no es nuestra.

Menos por sobreponer sus arrecheras a Chávez al amor y a las bellas relaciones familiares.

Siempre hemos estado a la espera de su trato, ya que los queremos igual. “No guardamos odios ni rencores, menos ajenos”

Vale recordar a un vecino, columnista como fui yo por 22 años de EL TIEMPO de Puerto La Cruz hasta que me sacaran en 2006, que escribió: cómo me gustaría tomarme un whisky con mi vecino compañero de estos escritos. Le contesté: yo no he variado mi posición personal contigo ni con nadie.

Todavía, de vainas me saluda.

Igual con algunos locutores buenos conocidos míos cuando estuve en los inicios de Unión Radio en Puerto La Cruz, fecha en que compraban a Porteñas 6.40 de Bellorín Malaver, cuando me ven (antes salíamos juntos) me saludan con muchas reservas. ¡Pobres de espíritu!

Ah, como es de suponer, me sacaron de la emisora y la revolución perdió una voz. Igual que de El Tiempo.

El odio a Chávez, y a todo lo que huela a revolución, campea a diario. Será cuesta arriba que ellos superen esos mezquinos esquemas, más cuando viene otro proceso eleccionario y luego otro el próximo año. Y otros.

Y “el negro ahí”.

Ya comenzaron a mencionar que quieren un revocatorio, qué joder, pero sí hasta allí llegamos otra vez les meteremos medio palo.

Felicitaciones a Chávez porque, como siempre, se empujó una jira electoral inolvidable. Y lo más arrecho, la que tendrá que hacer para tratar de sacar del foso a algunos estados donde la incompetencia revolucionaria se ha anclado y será sumamente complejo levantar al candidato Chávez seleccione -porque no hay que dejarlo en manos de nadie- serán sus compañeros de lucha revolucionaria -ahora sí- y dijo que exigiría eficiencia.

Ocurrirá con los alcaldes. En Anzoátegui la mayoría ha puesto la torta, incluso los opositores.

Gustavo Pereira llama “La Maldición de Cayaurima**” (uno de nuestros miles de héroes poco conocidos), porque nos tocarán malos gobernantes. De paso que siempre, equivocadamente, se han destacado solamente las luchas independentistas desde 1810 hasta 1823, olvidando más de 180 años de resistencia y heroicidad indígena.

Sentido pésame al poeta cuyo respetable padre acaba de despedirse luego de una intensa y honesta vida de 99 años. Paz a su alma.

Desde hace años varios escribidores hemos insistido en que el Presidente Chávez lea Aporrea, y Abrebrecha, ya que son muchas las críticas constructivas que hemos hecho y hubiesen evitado cualquier mal de los que, con seguridad, contribuyen al desencanto de mucho chavistas y el no aumento de seguidores.

Claro, hay que agregar el desencanto que produce la mal acción de gobiernos estadales y locales. Debe ser el punto a evaluar y hacer programas de seguimiento permanente para evitar que pongan más cagadas individuales-personales, como de gobierno.

Hemos propuesto que el Presidente conforme equipos de “control de Gestión Política” con tales fines. Así como fortalecer regionalmente grupos comprometidos, de diverso nivel, para mantener una supervisión exigente con la gestión de los alcaldes, gobernadores, y los respectivos funcionarios, ya que se sienten intocables, y hacen lo que les viene en ganas, impunemente.

¡Y mal!

Propuesta: La situación para mejorar estos próximos años y captar a la población que no apoya la Revolución Chavista, porque todavía no hay otra, ni socialismo del siglo XXI, a mi humilde manera de pensar, deberá estar dirigida a una Ley de Medios que meta en cintura la mentira y que nos desideologice progresivamente de tanta estupidez dañina.

Aunque seamos centro mundial de señalamientos, está por delante la salud mental de todo un pueblo. Y debería ser en un consenso de UNASUR.

Toda la América defendiéndose del acoso mediático internacional

Es una paja, o por lo menos regular, medio paja, pues, alardear de gobiernos que solo han hecho obras. Eso no es tan revolucionario, les obligación de cualquier buen gobierno

Creo que es lo más revolucionario que se puede hacer en este proceso capitalista con olor a socialismo, es formalizar, obligar a los gobernadores y alcaldes, y en los ministerios, a “empoderar al pueblo” junto a la formación de contralorías sociales efectivas, que rindan informes mensuales.

Me despido, para el que tenga aliento, anexándole una breve reseña de Cayaurima.

** Difícilmente se encuentre en la historia de Venezuela un representante de nuestra etnia aborigen con mayores demostraciones concretas e historiadas de valentía y arrojo en la lucha por la libertad y dignidad de su pueblo como Cayaurima.

Este cacique indígena se enfrentó a los mejores capitanes que integraban el ejercito conquistador de la corona española y a casi todos los derrotó, no sólo con el coraje y número de sus seguidores, sino también por la sabiduría y capacidad estratégica que demostró en las acciones de guerra que dirigió contra las huestes imperialistas.

Es probable que Cayaurima haya nacido alrededor del año 1545, en tierras cercanas a la población de Caiguas, en virtud de que ya en el año 1570, el día 10 de mayo, derrotó a Diego Fernández de Serpa cerca de la Quebrada de Hoce (a 35 kilómetros de Barcelona), dio muerte a quien había sido notable conquistador de Guayana, gobernador de Nueva Andalucía, cofundador de Nueva Segovia (Barquisimeto) en 1522 y uno de los creadores de Nueva Córdova (Cumaná). Este jefe español además había participado en la conquista de Bogotá y de Quito.

Para el momento en el cual de su arco salió la flecha envenenada con curare que clavó en la garganta de Fernández de Serpa, Cayaurima era ya un jefe de reconocidos meritos entre los Cumanagotos que poblaban toda la zona norte del hoy estado Anzoátegui.

A él le rendían tributo y le obedecían numerosas tribus y grupos étnicos de la región, como lo eran Chacopatas, Tumuzas, Píritus, Chaymas, Tagares, Cores y Palenques.

Para alcanzar el rango de Jefe o Cacique entre los Caribes, tronco común al cual permanecían los Cumanagotos, había que pasar una serie de pruebas físicas y dar demostraciones contundentes de entereza, fortaleza y conocimientos ancestrales.

Cayaurima había ascendido a la jefatura indígena muy joven, tal vez a los 20 años, logró imponer su recia personalidad y liderazgo a diversos grupos aborígenes que se mantenían unidos bajo su sabio mandato.

Una reflexión: El indio siempre estuvo en desventaja y esa desventaja todavía perdura. ¿qué diremos de ellos en las aulas de la escuela primaria, en los liceos, si la misma enseñanza de la historia tiende a desaparecer? ¿Qué muestras se conservan hoy de su cultura, de sus lenguas, de sus mitos y leyendas? ¿Son difundidas lo suficiente?

[email protected]

Articulo leido aproximadamente 1274 veces
Actualidad