¿El amor a un hombre o el amor al socialismo?
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a151788.html
Muchos pensaban que la curva en descenso vista en las dos últimas elecciones, reforma constitucional y elección a la Asamblea Nacional, representaba la caída del presidente Hugo Chávez, pero no se dieron cuenta que estaban en la presencia de dos productos uno el líder y otro que usaba la marca del líder pero que no era muy apetecible por el mismo mercado de votantes. El líder, el Presidente reelecto a quien sus simpatizantes y fieles seguidores lo separan de los demás productos que aunque lleva la marca del primero jamás tendrá las cualidades de este; y es que Hugo Chávez es visto por ese pueblo como aquel hombre intachable y alejado de todo hecho de corrupción, para ellos el no es responsable de las promesas incumplidas son los que están en su entorno que son unos incapaces y corruptos, que esperan con una esperanza que hasta la fecha se ha mantenido, que salga de ellos y ponga personas que si se preocupan del pueblo. Mucho se habla en los sectores populares de personajes de su entorno, quienes tienen un fuerte rechazo en el pueblo chavista, pero que siguen al lado del señor Presidente y gozan de su más absoluta confianza.



La clase media considera que el incumplimiento de las promesas del Presidente son propias de él, este argumento parte del hecho de que hombres a los cuales se le ha dado responsabilidades ministeriales no han cumplido con las promesas ofrecidas por el Presidente, pero increíblemente siguen en su entorno y algunos hoy en día constituyen los principales hombres de confianza de Chávez. La clase media se pregunta: ¿Por qué estos hombres que le han fallado al pueblo hoy en día gozan de la plena confianza del Presidente? La respuesta que asume la clase media es que los errores son de un Presidente que ofrece lo que lamentablemente no cumple. Los sectores populares no comparten estos argumentos, la existencia de un sentimiento que los une a un hombre que ha establecido un vínculo afectivo como ningún otro candidato desde aquel hombre que ganó la reelección presidencial y del cual esperaba el pueblo la bonanza de su primer gobierno los hace ver las cosas de modo diferente. Esta es una de las principales razones que ha permitido al señor Presidente contar con el apoyo de los sectores populares y el rechazo de una clase media.



Hugo Chávez representa un Carlos Andrés Pérez que en su primer gobierno lleno de dinero a un país pero que en nada contribuyó a la consolidación de un hombre responsable y con visión de construir una patria basado en el trabajo duro y productivo; Si el Ex Presidente Pérez hubiera contado en su segundo mandato con un precio del barril petrolero en 100$, estoy seguro que hubiera sido reelecto como Presidente por tercera vez; es aquí donde me preguntó: ¿Cuál sería el comportamiento de ese pueblo que hoy votó por usted señor Presidente, si el precio del barril un año atrás hubiera estado en 20$? ¿Hubiera señor Presidente ganado las elecciones? A mi entender no creo, si tienen dudas solo con ver el comportamiento de los líderes sindicales mal llamados socialistas en el Estado Bolívar, donde ante unas empresas con pésimo desempeño y donde todo sabemos sus nóminas muchas veces viene de PDVSA, pedir aumento de salarios, pese a contar con un contrato colectivo que supera a cualquiera de la administración pública. Al parecer la conveniencia es la principal razón de ese amor; son contadas las personas que se acercan al Presidente a desearle mejoras a su salud sin pedir nada a cambio y pocos son los seguidores que están con el proceso solo por el hecho de ver como sus semejantes consiguen una mejor calidad de vida; un 90% de sus seguidores señor Presidente dependen de cualquier sistema de ayuda proveniente de las misiones o del crecimiento burocrático de la administración pública.



Perdone señor Presidente si he sido muy tajante con mi posición, pero pensar que la mayoría de los que votaron por usted comprendan el socialismo de cristo, aquel que viene del desprendimiento y amor por la madre tierra no pasa por mi mente; ver esos miles de motorizados con banderas rojas decir que son socialista cuando su comportamiento demuestra todo lo contario, un altísimo porcentaje de ellos no respetan a los ciudadanos de a pie atropellándolos constantemente y muchos de ellos cambian el aceite de sus motos y lanzan el residual (usado) por un desagüe o lo arrojan directamente a la tierra, por decir dos cosas. Cuando necesitas pagar un servicio público tienes que llenarte de paciencia y todo producto de personas que concibieron su reelección presidencial como la forma de ganar dinero y no de ser fieles a los principios socialistas de solidaridad y de ver que un buen desempeño de sus funciones proporciona felicidad a sus semejantes. Cuando ves al señor Acarigua hablar de las penas por las cuales pasan muchos compatriotas, pero que después eso pasa al olvido y pone por delante de cualquier cosa un incremento de sueldo a unos compatriotas que gozan sin dejar dudas de un contrato colectivo que cualquier trabajador venezolano y del mundo desearía tener; y lo mas grave es que en una empresa donde la productividad está en el piso y su nómina solo es posible cancelarla con la ayuda de PDVSA.



Esto me pone de nuevo en la pregunta: ¿Votaron estos trabajadores por el socialismo o por un hombre que hasta ahora responden a sus intereses monetarios? Con todo respeto Presidente creo que votaron por lo segundo.



Por cierto en un artículo que no me publicaron en aporrea: “Mi nombre es Henry Carrero y esta vez no votare por usted”, le informo que cumplí mi palabra, no fui a votar en estas elecciones.

(*) Profesor

UNEG

[email protected]
Articulo leido aproximadamente 747 veces
Actualidad