Soy chavista pero…
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a151767.html
Soy absolutamente chavista, lo soy desde el 98, he votado, defendido y batallado por el chavismo desde su nacimiento, he perdido “amistades” por ello y no es que me pese porque si las pierdo por eso sería que eran más “a mitades” (mitad te quiero, mitad no) que otra cosa. Pero, y aquí viene el gran pero, no puedo menos que entender, comprender y hasta compartir el gran sentimiento de “estonopuedeser” que tienen hoy los 6 millones y pico de caprilistas que votaron ayer. Soy intrínsecamente chavista pero me hubiera encantado votar por un Elias Jaua, o por un Aristóbulo Isturiz, o por un Ernesto Villegas, o por cualquier otra figura que el proceso hubiera preparado para dar continuidad al proyecto sin que fuera necesario, absolutamente indispensable, que el líder fuera como las tarjetas de crédito, intransferible. Amo a Chávez, creo en él y en sus ideales, se que su labor como líder continental ha sido invaluable y debe continuar, pero admitir que en 20 años no hay otra persona en el país que nos pueda acompañar en esta maravillosa travesía hacia la verdadera independencia es por decir lo menos, un poco desilusionante.

El reto que encaramos es inmenso, mi comandante prometió anoche ser un mejor presidente, y tiene que serlo. Tenemos que hacer un mejor gobierno, que pelear de verdad y desde adentro la maldita corrupción que nos corroe, que defender e implementar sin miedo la maravillosa constitución que todos escribimos hace pocos años. Tenemos que acabar con los abusos, desde el simple policía acostado sin otra justificación que vender café hasta el macro proyecto que se paga una y otra vez sin llegar nunca a hacerse realidad, tenemos que supervisar que los beneficios que ofrecemos tan generosamente signifiquen y se traduzcan en un verdadero bienestar para quien realmente lo amerita. Tenemos sobre todo que escuchar la auto crítica, atenderla, no vamos a recibir insultos ni amenazas de afuera pero tenemos que purgarnos los parásitos nosotros mismos, extraer el pus y limpiar la herida para así poder sanar y levantarnos fuertes y realmente victoriosos.

Yo estoy lista para afrontar el reto, lo quiero y lo asumo, se además que no estoy sola, ya somos los millones de Tupaj Katarí, y parte de ellos conformamos una nueva etnia, los CHAPERO, Chavistas Pero. Ese pero no es rebeldía ni es reclamo ni es separación, ese pero es te sigo porque quiero, no porque no vea tus defectos, sino porque creo más en tus virtudes y quiero que corrijamos lo que haya que corregir, no porque sea una oveja sin voluntad ni opinión, al contrario porque mi opinión es tu opinión y no al revés como muchos piensan. No hay relación sin peros y no por ello son malas, justamente es lo que las mantiene vivas y en evolución. Lo perfecto no tiene peros, pero tampoco existe.

Te sigo porque hoy y siempre eres mi Chávez, pero…



[email protected]
Articulo leido aproximadamente 4207 veces
Actualidad