Bajo qué falda de su mamaíta se encontrará el sinvergüenza de Leopoldo López
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/oposicion/a151743.html
Esa tarde del día viernes 5, me encontraba atendiendo la página ensartaos.como.ve, que venía de sufrir varios hackers, cuando veo que está entrando una llamada desde el exterior a mi celular.

Se encontraba trabajando conmigo mi hija Adriana. Le muestro a Adriana el aparato y coloco el altavoz, pensando quizá que se trate de algún medio como NTN24 para una entrevista, o de mi hijo que vive en Italia, o de alguna reportera de Página 12 de Argentina. Repentinamente estalla la voz de Leopoldo López con su típica arrogancia, su mariposeo ridículo, y en medio de un lerolero imparable sale pidiendo el voto para Capriles.

Qué arrechera.

Inmediatamente coloco el alerta por ensartaos, porque indudablemente se trata de una llamada que se está haciendo a millones de venezolanos, y que cuesta toda una bola de billete. Nunca se sabrá la catarata de dólares que recibió la MUD para esta campaña, y para mí que en eso de la llamada desde el exterior se encontraba la tecnología de la CIA. Entre las preguntas que me hacía estaban: ¿quién entregó la data de tantas llamadas a ese hijo de puta? ¿Sería el equipo rectoral de la Universidad de Los Andes? ¿Estaríamos fuertemente infiltrados en CANTV?

Pero ese mismo día, por diversos medios apareció un video de Leopoldo haciendo una narración de lo que iba a ocurrir el 7 por la noche cuando Tibisay Lucena se encontrara entregando los resultados. En ese video (lo puede ver en ENSARTAOS, http://ensartaos.com.ve/?q=node/18983) se apreciaba cuando un numeroso grupo de persona de su taguara Voluntad Popular se desgarraba en gritos de alegría celebrando la victoria de Capriles, a eso de la diez de la noche. Ese día Leopoldo se había metido varios pases de cocaína y se encontraba profundamente fly. Como si se tratara de una carrera de caballos comenzó el Leopoldo a narrar delirantemente cómo sería ese 7 por la noche. Cómo en todas las cárceles ganaba Capriles. Cómo los resultados eran avasalladores en el 23 de Enero, en Catia, en Petare, Apure, etc. Narraba el López totalmente narcotizado, digo, casi ronco, sin pausa y a grito histérico tendido con una estridencia aberrante. Ancianos, niñas, adolescentes, algunas negras, estudiantes de la UCAB, vitoreaban con estremecedora locura al Leopoldo.

Por todas estas desmedidas barbaridades que estuvo encabezando este delincuente durante los dos últimos días de la campaña uno se imaginaba que el día 7 estaría dándole la cara a esa pobre gente que le seguía con locura (y mucha estupidez). Pero NO. El canalla se escabulló y dejó a toda su gente colgada, cuando a partir de la 4 de la tarde del día de ayer se comenzaba a evidenciar la derrota de Capriles.

Pero ya el sinvergüenza Leopoldo presagiaba todo eso y por ello se había asegurado de una buena porción de su sedante favorito. Se encerró en su cuarto y comenzó a dar alaridos, bajo lo terribles sufrimientos de sus seres más cercanos que le escuchaban sin poder hacer nada. Golpeaba paredes, rompía sillas y juraba no meterse nunca más en política.

Con esta gran victoria popular aspiramos a que la oposición, a los que no quieren a Chávez, para que execren para siempre a delincuentes como este horrible tipo.

Ya basta.

La gente de la oposición debe abrir los ojos. Y lo advierto, anoche Globovisión, después de la media noche comenzó de su nuevo su terrorismo mediático tratando de demostrar que Chávez había hecho trampa violando la ley electoral.

Coño, por favor, señores del gobierno, es hora ya de que se cierre a esa mierda.

El pueblo no tiene por qué sufrir tanto las amenazas, los ataques y los insultos de esa bazofia, y por esa razón ayer en lugar de haber nosotros obtenido más de doce millones de votos, sólo logramos un poco más de ocho millones.

En todo caso, felicitaciones querido pueblo venezolano. Me siento orgullosísimo de ti. Vale la pena luchar. Coño, que grande es Chávez. Viva Bolívar, que Viva la Patria Grande.

[email protected]
Articulo leido aproximadamente 2756 veces
Actualidad