La Victoria del pueblo y el resentimiento de “los eternos agredidos
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a151735.html
Una vez más, como era de esperarse, el pueblo venezolano apoyó en las urnas sus logros sociales y

ya vemos en las calles, manifestándose en las redes sociales, a opositores repitiendo expresiones como: “El pueblo de Venezuela es un pueblo imbécil”, muestra fiel de la herida que les ha dejado la victoria del comandante Chávez, pero también muestra de lo agresivos que se ponen quienes, sin saberlo muchas veces, han criado la semilla del fascismo en sus corazones y poco les importa agredir verbalmente a un pueblo entero cuando los resultados no les son agradables.

Es cosa segura que, si alguien le responde, en los mismos términos a cualquiera de los que sale ofendiendo a la mayoría de Venezuela, se harían las víctimas y alegarían:”me agreden, me ofenden, Venezuela somos todos, no hay porque agredirnos”. Y es que la frase “Venezuela somos Todos” la usan como vía de escape, pero para nada demuestran un pensamiento a la par de la frase, ver a miles de personas en facebook lanzando frases ofensivas contra un pueblo que decidió en democracia por la opción que le pareció la mejor, simplemente nos habla de un preocupante sentimiento fascista sembrado en este sector.

“Venezuela somos Todos pero hay que salir de Chávez aunque la mayoría no quiera” pareciera ser la frase que calza mas con su pensamiento, desespero, frustración, rabia, se perciben en niños y/o jóvenes que, en su inmensa mayoría no conocen lo básico de nuestra historia y apenas les alcanza saber que Chávez representa a los marginales y por tanto no es “cool”. La reacción, inesperada, de este sector a la gran marcha de cierre de campaña del sector oficialista, fue repetir en las redes:”Hoy los venezolanos duermen tranquilos porque todos los malandros están en la marcha de Chávez.

Pensábamos que era cosa del pasado, pero a última momento y fruto del desespero, volvió el discurso de las hordas chavistas, los “pata en el suelo”, los innombrables. Pero ahora, ese discurso no hiere al sector oficialista, en vez de ello, les suma fuerzas y determinación para trabajar mas duro. Y también en este caso, basta con que una persona le responda a quienes usan esos términos despectivos para que estos salgan victimizándose.

Es indignante y preocupante, ver a jovencitos de 15-17-19 años lanzando ofensas y pretendiendo dar una solidez a su molestia sin tener idea de la política venezolana o mundial. Llamar imbéciles, gafos, malandros, hordas a todo un pueblo es algo, no solo temerario, sino fascista, con todas las letras y es lo que me preocupa, no hemos podido frenar esa semilla del fascismo que les siguen inculcando a sus seguidores, quienes conocen de historia saben lo peligroso que es esto, esa semilla fascista crea el resentimiento que luego avala, por lo menos durante un buen tiempo, las persecuciones, torturas, masacres, que siempre se dan cuando la derecha llega al poder después de períodos de gobiernos progresista como el de Chávez.

Si, Venezuela somos todos, pero como en toda democracia la mayoría decide, no se aplasta a la minoría, pero no puede pretender esa minoría pasar por arriba de la decisión de un pueblo. Aunque no les guste deben digerirlo y dejar de ofender a la mayoría del país, respetémonos todos, el pueblo habló y su voz es sagrada.

[email protected]
Articulo leido aproximadamente 898 veces
Actualidad