La epopeya de todo un pueblo
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a151708.html
Poseedora de grandes recursos energéticos que lo erigen en la mayor reserva de hidrocarburos en el mundo, y hermosa cuna de grandes próceres por la integración latino americana, paradójicamente Venezuela por muchas décadas estuvo hundida y sin brillo. A punto de desaparecer. Todo ello se inscribía en un contexto internacional de auge de políticas neoliberales dictadas por el FMI que eran aplicadas servilmente en la región por gobiernos vende patrias y antipopulares. Era el “fin de la historia”, la URSS había caído. La ECONOMIA de MERCADO era presentada con bombos y platillos como la panacea para los pueblos. El camino ancho que conduciría al desarrollo y el bienestar. Grande falacia. La deuda externa de américa latina y el caribe se incrementó de 434 mil millones de dólares en 1989 a 470 mil millones en 1990 que de acuerdo con las tasas de pago de aquella época se pagaron la astronómica suma de un billón 800 mil millones de dólares solo de intereses sin que disminuya en un solo dólar de la deuda principal. Para el año 2000 la deuda externa se había disparado a 800 mil millones de dólares. Como consecuencia de estas políticas económicas obedientes a Washington y al voraz sistema financiero internacional, al término del siglo xx en nuestro continente 224 millones de seres humanos vivían en situación de pobreza. El desempleo y subempleo castigaban a los sectores populares. Los derechos a una buena alimentación, salud, educación, etc. Se desvanecieron. Empero, a la otra orilla, los grupos económicos de poder multiplicaban sus ganancias y sus fastuosos niveles de vida. Todo ello gracias al neoliberalismo globalizado desde EE.UU .Ejemplos muy concretos sobre esto. Cada una de las 100 empresas más importantes de EE.UU vendía más de lo que exportaba al año cualquier de los 120 países más pobres del mundo. El 70% del comercio global era controlado por esas mismas corporaciones. El patrimonio de las 15 personas más ricas era superior al PBI del África subsahariana. El monumental negocio que brindaba el capitalismo más bárbaro de Milton Friedman con sus gigantescas ganancias era un hecho real que las grandes burguesías aplaudían.

Venezuela, no era ajena a esa situación de grandes contrastes socio- económicos. Era parte de ella.

Convertida en una rentable colonia económica por el imperialismo estadounidense, y en un sustancioso botín para politicastros, la nación sudamericana fue saqueada. Hasta quedar hecha una piltrafa. O peor aún.

Empresas públicas como CANTV, SIDOR, VIASA, etc. Fueron privatizadas (rematadas al mejor postor).PDVSA estuvo lista de venderse. Seguramente a una petrolera yanqui. El país subastándose en partes a las transnacionales.

Como consecuencia de estas irracionales políticas, la pobreza creció. El desempleo y la precariedad laboral, no se detuvo. Los derechos de todo un pueblo a vivir en bienestar y con decoro fueron conculcados y reprimidos. Una verdadera tiranía, regia la patria de Bolívar y Miranda. La dictadura económica del gran capital foráneo vinculada estrechamente con la alta oligarquía interna.

Y como siempre, esa derecha apátrida, en todo este pantano para las grandes mayorías, acrecentaba sus “negocios “y multiplicaba sus empresas. Políticos corruptos también eran parte de este vil sistema que estaba despedazando a la republica llanera.

Pero todo tiene su límite. Las condiciones objetivas y subjetivas para un cambio de esta situación de oprobio, estaban dadas. Esta finalmente llego con la revolución bolivariana.

La asunción al gobierno en febrero de 1999 del comandante Hugo Chávez frías, abre un nuevo capítulo en la historia política de Venezuela. El capítulo de su dignidad como nación, y de los excluidos por más de un siglo como plenos ciudadanos participes en la construcción de su felicidad individual, de su comunidad y de la patria.

Grandes avances ha logrado el gobierno revolucionario en estos 13 años. Avances que los sectores ultraconservadores no hicieron nada en décadas de gobierno. Los resultados están a la vista. Son palpables y visibles. Venezuela figura hoy en día como el país con menor desigualdad entre ricos y pobres en América Latina y el Caribe. Históricamente caracterizada como la más desigual del mundo. La pobreza disminuyo en estos últimos 10 años a más del 50%, según cifras de la CEPAL. La tasa de desempleo llego para finales de 2011 a 6,5% de 13,7% en 2001.Mediante un programa de alfabetización puesto en marcha, 1.5 millones de ciudadanos aprendieron a leer Y escribir. Declarando la UNESCO en 2005 a Venezuela como territorio libre de analfabetismo. Situándose con ese reconocimiento como el segundo país en alcanzar esa meta. La educación convertida en una lucrativa mercancía por gobiernos indignos, ahora es un derecho plenamente garantizado con una gratuidad formal y real. Y con los recursos que se provee a esta esfera. Como destinar 7% de su PIB. En 1998 era apenas 3,9%.segun informe de la UNESCO, esta nación ocupa el segundo lugar entre los países de Latino américa y el Caribe, y el quinto en el mundo con mayor tasa de matriculación de estudiantes universitarios de 83%.tales cifras compiten con la de países desarrollados como Finlandia (92%).y a esto se agrega, la creación de 22 universidades en estos últimos años de gran revolución educativa. Las misiones Robinson, Ribas y Sucre también contribuyen a ello. Hacer de Venezuela un pueblo culto. Formar una juventud instruida, solidaria y comprometida con la patria y el pueblo. Capaz de enfrentar los grandes desafíos de la época.

Por otro lado, el gobierno revolucionario ha entregado 243,590 viviendas dignas a familias pobres. Más de un millón de personas han sido pensionadas. Lo que dista mucho de Europa, donde se están recortando los derechos de los jubilados.

Esta es la revolución que presenta sus grandes logros en muchos sectores. Y que las grandes corporaciones mediáticas solo se ocupan de ella para lincharla, atacarla, etc.

El socialismo bolivariano llego hace 13 años para quedarse en Venezuela. Y seguir viviendo y floreciendo en ella. Porque todo un pueblo lo engendro y lo alimento. El presidente Hugo Chávez, es la conducción magistral de este proceso de profundos cambios sociales en esta hermosa tierra.

Otro mundo de justicia y solidaridad si es posible .la utopía si se puede concretar. Los pueblos de nuestra América, y de otras latitudes, tienen un faro de esperanza y dignidad en Venezuela socialista y revolucionaria.

[email protected]
Articulo leido aproximadamente 1464 veces
Actualidad