La reducción del riego de desastres en Venezuela
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a151222.html
El presente artículo es una reflexión ante otro publicado por la Lic. Abelina Caro titulado “La Reducción del Riesgo de Desastres en Venezuela: De Vargas al Proyecto de Ley Integral De Gestión De Riesgos” que hace referencia a los avances en lo referente a la gestión de riesgos en Venezuela, es decir el adelanto de la legislación Venezolana, además de la preocupación de algunos entes de desarrollo en crear, fondos, estrategias, programas, entre otras cosas con la finalidad de llevar a las comunidades y a todos los venezolanos en general las pautas para que de una u otra manera desarrollen sus habilidades, capacidades, destreza o pericias en la mitigación de los riesgos ante desastres y sobre todo se sepan desenvolver ante la ocurrencia de un desastre de tipo socionatural o tecnológico.

No obstante, ante el impacto de los eventos socionaturales o tecnológicos, las comunidades carecen del conocimiento sobre lo que es la gestión social del riesgo, pues la ocurrencia de las ultimas emergencias y desastres en el país nos la ha demostrado, esto motivado a que el abordaje por los entes de desarrollo ante este tipo de situaciones es sintomático cuando la real solución para esto es el tratamiento de fondo.

Dentro del marco legal Venezolano existe el Decreto-Ley sobre la organización Nacional de Protección Civil y Administración de Desastres (en vigencia desde el 13 de Noviembre del 2001) y la Ley de Gestión Integral de Riesgos socionaturales y Tecnológicos (en vigencia desde el 09 del 2009), instrumentos que aportan los lineamientos e implementación de la política nacional para la incorporación de criterios de reducción de riesgos socionaturales o tecnológicos además de la implementación del concurso y la responsabilidad de todos los entes públicos y privados para garantizar el manejo y respuesta oportuna ante una situación de riesgo y/o desastre

Asimismo, a nivel de educación superior esta la creación de carreras universitarias como la licenciatura en Manejo de Emergencias y Acción contra Desastres (IUPT) y la licenciatura en Administración de desastres (UNEFA), las cuales tienen como finalidad expresa formar profesionales capaces de educar y abordar a sus comunidades, bien sea a través de los concejos comunales u otras formas de organización de la colectividad, así como los entes públicos y privados en lo referente a cómo actuar antes, durante y después de cualquier situación adversa o evento socionatural.

La buena noticia es que a nivel legal y educativo se está haciendo el trabajo pero no pasa de ser un mero abordaje sintomático, pues nada hacemos con la existencia de esta legislación que no es cumplida por los mismos entes de desarrollo al otorgar usos residenciales en terrenos no aptos, entre otros ilícitos; y estos profesionales que capacitan a la comunidad y al sector educativo a cómo actuar ante la ocurrencia de una eventualidad adversa, pero que habitan dentro de una estructura que no les permitirá desalojarla a tiempo. Esto sin contar con la inconsciencia del sector público y privado al desestimar a estos profesionales universitarios quienes con toda su buena intención desean ingresar al espacio laboral a aportar de sus conocimientos con la finalidad de aportar un grano de arena en lo que a este tema se refiere.

En este sentido se hace necesario que los entes de desarrollo (Gobierno Nacional, Gobernaciones, Alcaldías) además del sector privado y la colectividad en general puedan desarrollar procesos que tiendan a la prevención de los desastres, bajo una lógica de gestión del riesgo, se debe garantizar que el sector público, privado y comunitario además de los profesionales universitarios en el área de la gestión del riesgo de desastres, sean quienes de una vez por todas demos importancia a esta temática y empecemos a dar el tratamiento de fondo que el caso requiere y de esta manera estaremos reduciendo verdaderamente el desastre.

Finalmente esta reflexión solo quiere expresar que nada hacemos creando legislaciones, planes, programas, instituciones y profesionales si todo se queda en el papel, asimismo de que nos sirve capacitar a los estudiantes de una escuela, liceo o universidad si a la hora de un sismo la estructura se les viene encima porque no fue reforzada con medias sismoresistentes. Es hora de que tomemos consciencia al respecto y el momento es ahora no lo dejemos pasar.

(*) Estudiante de la Licenciatura en Administración de Desastres.

UNEFA/NÚCLEO MÉRIDA

[email protected]
Articulo leido aproximadamente 2613 veces
Actualidad