En lo que a mi respecta, prefiero estar prohibido
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a151091.html
Comenzó la cuenta regresiva 10….9…..8……y me da por decir que fue, es y será un verdadero placer como decía Freire, Paulo Freire haber escrito lo que escribí que casi siempre fue de cosas imposibles y hasta prohibidas muchas de ellas porque como dice Silvio un entrañable compañero y camarada de lo posible se sabe demasiado pero como la fiesta parece que no va a ser el día que la mayoría pensamos sino al día siguiente me voy preparando para asistir a ella como la fiesta más hermosa a la que haya asistido nunca jamás, en principio estaremos todos los que somos y seremos todos los que estemos y cada quien con su mejor ropaje, unos en aquella fiesta celebraran sus millones, otros la camisita limpia y hasta habrá quien no haya sabido nunca lo que es brindar y como tener no es signo de malvado y no tener tampoco es prueba de que acompañe la virtud pero el que nace bien parado en procurarse lo que anhela no tiene que invertir salud, por eso escribo a quien no lee, a quien no dejan leerme, a aquel que nunca me leyó, a quien en su cotidiana lucha me dio razones para amarle a aquel que nuca se le escribió y en el camino voy pensando lo que debo y le debo un escrito al compañero al compañero de celda, al de la victoria, le debo un escrito a una bala a una bala que debió esperarme en cualquier batalla, le debo un escrito a lo que supe a lo que supe y no pudo ser más que silencio, le debo un escrito a la mentira a la mentira pequeña casi salva, le debo un escrito indescriptible como una vela inflamada en vientos de esperanza, vamos a andar hundiendo al poderoso alzando al perezoso sumando a los demás, vamos a andar con todas las banderas trenzadas de manera que no haya soledad, porque la era está pariendo un corazón no puede más se muere de dolor y hay que quemar el cielo si es preciso por vivir por cualquier hombre por cualquier casa, debemos dejar la casa y el sillón la madre vive hasta que muera el sol, supe la historia de un hombre que había en su cabeza cristales molidos y comprendió que la guerra era la paz del futuro, la última vez lo vi irse entre humo y metralla, iba matando canallas con su cañón de futuro, aquí aprendí a pisar con cielo el frio y aquí aprendí más de cuatro cosas que siempre he deseado que entre bombas de humo éramos hermanos y eso no está muerto no me lo quitaron ni con la distancia ni con el vil majunche candidato, porque vivo en un país libre cuan solamente puede ser libre en esta tierra y en este instante y soy feliz porque soy gigante, amo a una mujer clara que amo y me ama sin pedir nada o casi nada que no es lo mismo pero es igual, soy feliz soy un hombre feliz y quiero que me perdonen los majunche de mi felicidad.

[email protected]

Hemos jurado vencer y venceremos
Hasta la victoria siempre
Viviremos y venceremos
Articulo leido aproximadamente 669 veces
Actualidad