Don Ricardo Flores Magón: socialista "por su manera de andar" de pensar y de actuar
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/internacionales/a150875.html
Guardando toda proporción, México tuvo su José Martí y a sus cinco héroes en tierras norteamericanas. Me refiero a Don Ricardo Flores Magón y 4 de sus colaboradores más cercanos.

Ideólogo de la Revolución Mexicana, luchó a muerte contra el régimen dictatorial de Porfirio Díaz. Fundó el Partido Liberal Mexicano y un semanario llamado Regeneración; periódico independiente de combate. Con qué objetivos: “Primero, combatir para los mexicanos, para dignificar la existencia colectiva  personal. Y por otra parte, jamás plantearnos la disgregación del territorio nacional y, nunca la venta de cualquier porción”.

Fue tan fuerte la persecución política que se vio obligado a peregrinar por EEUU, principalmente por San  Antonio, San Louis Missouri y Los Ángeles. Ni allí  se libra de sus verdugos pues pasa la mitad del tiempo en la cárcel.

En una entrevista1 que tuvo con Fernando Zertuche Muñoz desde la  cárcel de Leavenworth, Kansas, le comenta cómo fue que se le sentencia:

“Me acusaron de resistir al arresto, de homicidio, robo, difamación criminal y asesinato de “Juan Pérez” en México. Como me encontraba preso, el juicio duró más de 2 años, y como los fiscales no encontraban solidez en las acusaciones, se valieron de testigos a sueldo, iletrados, vacilantes; el extremos llegó cuando preguntaron a uno de ellos, un tal Trinidad Vázquez, porqué sabía que los acusados éramos socialistas y, sin más respondió: “Pues por  su manera de andar”. Con este tipo de probanzas, compañero Fernando, nos condenaron a Librado Rivera, Antonio Villarreal y a mí a 18 meses de prisión, que desde luego contaron a partir de la sentencia. Guardando toda proporción, Ricardo Flores Magón Sumados a sus 2 hermanos –Jesús y Enrique- , y junto a Librado y Antonio, serían nuestros 5 héroes mexicanos prisioneros del imperio.

Posteriormente describe las circunstancias en las que se desarrollaría su encarcelamiento. Llama la atención la similitud con el caso de los 5 héroes cubanos:

“La extrema crueldad de nuestra condena, la inflexibilidad para no concedernos libertad condicional, fueron estimuladas por un sentimiento nacionalista de los norteamericanos, que entre la contienda bélica y su participación prevista creyeron en el repudio hacia comunistas y, sobre todo, anarquistas; en los beneficios de la expulsión de cualquier anarquista de origen ajeno a Estados Unidos y en el encarcelamiento de los nacionales, mediante juicios sumarios o sin ellos. Todo ello propiciaba la división entre los buenos y nosotros, los malos”.

A continuación Don Ricardo, devela con justa razón, la doble moral que siempre ha caracterizado al imperio norteamericano:

“Ellos, los violadores de Nicaragua, los estupradores de Haití, los vándalos desmembradores de Colombia, los verdugos de Puerto Rico, los zares de Filipinas y de Cuba, los estranguladores de los derechos de los pueblos débiles, ahora resultan celosos guardianes del respeto  que se debe a las leyes de México, cuando han removido mar y tierra para pulverizar la Constitución de Querétaro. Si respetaran en serio las leyes de México, ya habrían reconocido el gobierno del general Obregón. Esto es solamente  una rebeldía contra las leyes mexicanas, que prohíben la propiedad particular del subsuelo. ¡Ellos, los que asesinaron a nuestros hermanos en Veracruz y empujaron a sus mercenarios hasta el corazón de Chihuahua, violando todas las leyes y todos los derechos!.

¿Somos realmente una fuente de descontento? Por mi parte estoy seguro de no serlo. Yo no he subido el precio del pan: no he privado a ningún niño de leche; no he arrojado a ninguna familia a la calle por falta de algún pago de alquiler, porque ni siquiera yo poseo casa habitación; no he privado a nadie el derecho de pensar con su propia cabeza, ni de obrar de acuerdo con ese derecho; no he obligado a nadie  a trabajar, ni a sudar, y menos aún a dar la vida por mí. Todo esto me hace pensar que sigo cautivo, no porque yo sea una fuente de descontento, sino precisamente porque deseo suprimirlo”.

Sus últimas palabras fueron literalmente lapidarias:

“Un último comentario que pido divulgue entre nuestros  camaradas cuando fallezca, que ocurrirá pronto –lo fue un mes después-. Dígales que nunca he pedido perdón; pedir perdón significa que abdico de mis ideales anarquistas –en realidad anarcocomunistas- , y no me retracto. Estoy condenado a morir en prisión, pero lo prefiero a volver la espalda a los trabajadores. Mis enemigos tal vez inscriban en mi tumba “Aquí yace un loco” y mis amigos: “Aquí yace un soñador”. Pero no habrá nadie que se atreva a estampar esta inscripción: “Aquí yace un cobarde y un traidor a sus ideas”. 

Don Ricardo Flores Magón murió el 21 de noviembre de 1922, justo 12 años después del inicio de la Revolución Mexicana en su celda de Leavenworth, Kansas. Desde el 1 de mayo de 1945 reposa en la Rotonda de las personas Ilustres.

El 9 de septiembre de 2012, Andrés Manuel López Obrador da un discurso histórico en el Zócalo del DF, para anunciar –oficializado el nuevo fraude- que seguiría la lucha con MORENA como posible Partido Político Nacional; al final de su discurso, dice la famosa frase lapidaria floresmagonista.

 ¡Ricardo Flores Magón, Los 5 Héroes Cubanos y AMLO; fueron, son  y serán por siempre, hombres valientes y leales a sus ideas!

1 Zeruche, Fernando. Charlas de café con Ricardo Flores Magón. Editorial Grijalbo, Querétaro, México, 2009.

[email protected]

Articulo leido aproximadamente 774 veces
Actualidad