Respuesta a Baltazar Porras
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/oposicion/a150873.html

El pasado 24 de septiembre, el perverso arzobispo de Mérida, Baltazar Porras, pretendió estigmatizar a nuestro noble pueblo, llamándolo parásito por los beneficios que recibe de las misiones sociales establecidas por el comandante Chávez.

Este vende patria, encumbrado en la alta jerarquía, tan combatida por cuanto líder nuestro americano ha existido, se abroga la autoridad para cuestionar a la revolución.  Como venezolano le remito esta corta respuesta:

«Baltazar, te recuerdo que la funesta inquisición terminó y que hace tiempo perdiste la autoridad moral sobre la nación y el pueblo católico; por tu apego a la oligarquía y la frustrada ambición de poder que te consume en vida y seguramente también en el infierno a donde seguramente iras a dar sino te enmiendas.

Señor malinche, usted dice que las misiones deben ser temporales, por supuesto que sí. O es que acaso no ha escuchado las reiteradas declaraciones de Chávez sobre esta materia; es que no ha tomado el tiempo para leer la Propuesta del Candidato de la Patria para la Gestión Bolivariana Socialista.  Debió hacerlo, antes de abrir su boca viperina para expulsar frases tan pérfidas.

La revolución está convirtiendo a nación en una potencia, para que su pueblo viva con la mayor suma de felicidad posible, proveyendo a todos según sus necesidades y exigiendo de todos según sus capacidades.  Se está desarrollando la educación, la salud, la industria, la agricultura, la ciencia y la tecnología, la seguridad, la Fuerza Armada Bolivariana y un largo etcétera, para tener un pueblo fortalecido y un país no dependiente de imperios y naciones extranjeras.

Por los aportes a la iglesia católica, no tenga cuidado.  Estos no faltarán, siempre que sean administrados con honestidad y aporten beneficios al pueblo.

Finalmente, de corazón, le recomiendo que deponga esa actitud y de dedique a rezar, pidiéndole al todopoderoso, con arrepentimiento sincero, que lo perdone, para ver si así puede salvar su alma.  Y recuerde que: ¡este pueblo se respeta carajo!

 [email protected]

Articulo leido aproximadamente 1081 veces
Actualidad