El abismo en el que se precipita el presente de Capriles
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/oposicion/a150840.html

Usted Sr. Capriles, vive solo el presente como candidato motivo por el que no puede centrar su perspectiva más que en los pasajeros síntomas de las emociones que lo desbordan, así, su presente esta siempre rebasado por los hechos y resultados de la revolución. Usted solo tiene fluidos temporales de neoliberalismo que salpica como realidad instantánea en su proyecto de gobierno.

Es menor que el presidente Hugo Chávez, Sr. Capriles, sin embargo, su actividad no es incansable porque carece de creatividad. Lograr por 14 años que el futuro brote con expectativa no es cosa de todos los días ni de cualquier persona. La creatividad política para las distintas magnitudes sociales con su importancia económica, unidas por la participación de la gente en los espacios urbanos y rurales es un tiempo vivo que repite en sus trazos un espiral ascendente dibujando un sistema social más justo  ya que reparte geográficamente la jerarquía de la independencia y el crecimiento.

La revolución bolivariana-chavista está en la inercia del crecimiento con todos los dispositivos prácticos y discursivos que conforman el cambio desde los procedimientos técnicos de la producción, consumo, hasta los ceremoniales de la sociedad pasando con intensidad por los esquemas del gusto. El pueblo se encuentra inmerso en un movimiento de crecimiento indetenible que nos permite salir del esquema atrasado del capitalismo, es lo que muestra la economía venezolana y la mejor vida de la población

La creatividad es innovación porque accede a lo que es mejor para el Estado. El incremento de la riqueza, la profundización de la libertad, la ampliación de la justicia, de la igualdad luchando contra la inequidad en fin, perfeccionado las ciencias sociales con el conocimiento y la experiencia que solo da el tiempo nos garantiza un proceso de cambio continuo, cualitativamente ascendente hace que el futuro sea atractivo.

Usted, Capriles Randonski vende su juventud 40 años, lo dice cada vez que puede, en una clara tendencia a destruir y reconstruir el territorio humano con la materialización de un neoliberalismo más salvaje que hoy exige dominación y dependencia militar; situación geopolítica dibujada en EEUU para producir fronteras inestables cuyas consecuencias en lo económico- social separara el espacio rural del urbano por el mosaico de recortes agrarios que se proyectan con los alimentos dentro del rubro de materias primas que incluyen al petróleo, gas y otros minerales controlados por monopolios nacionales al servicio de corporaciones trasnacionales fusionadas que privilegian a los intermediarios  a los que usted, económicamente, debe mucho dinero.

Su programa de gobierno Sr. Capriles, encierra entre líneas una barbarie para Venezuela y la región por el absurdo de romper la dialéctica entre lo rural con lo urbano, lo civil con lo militar, tal cual los gobiernos de la IV República. Dependencia absoluta con los organismos crediticios para la industrialización del trabajo productivo, para una potenciación comercial y financiera que traerá como efecto el olvido de las culturas indígenas a más del alquiler de la actividad política local al diseño de la dominación militar que proyecta el G7. Ese es el trasmutado progreso que usted plantea.

Busca en el caso no consentido de llegar a Miraflores, que el pueblo en calidad de ejemplares anónimos y carentes de definición cualitativa se integren a la política exterior de los organismos crediticios que frenan la socialización como le ocurre a los países de Europa, cuya política económica privilegia lo individual de la banca para que está  a su vez sostenga la sociedad en clases monitoreado por un aparato exterior.

Esto nos hace ver un candidato lleno de emociones pasajeras, intensamente alterado, su estado fisiológico es peligroso porque no reflexiona, no puede en una hora debatir los problemas y soluciones del país en lo que Capriles llama “progreso vs continuismo”.

Emociones condicionadas, aquí radica la propuesta del debate, quiere utilizar la capacidad y respuesta de Chávez para subir en su puntaje. La contradicción y su contrariedad Sr. Capriles da un poco de tristeza incluso risa pensar que el presidente se preste para una payasada como esa ¿para que un debate y con quién? Usted gano las primarias y es lo único que ganara como candidato de la oligarquía y de Washington.

El consumismo que usted pretende es un intento desesperado para atrapar el presente debatiendo. Presente que se le escurre como el agua entre los dedos sin posibilidad de disfrute por estar obsesionado como todos los oligarcas por  tumbar a Chávez, se olvidan de la gente a la que prometen mas y mas valores de uso les impide el disfrute de la masa con respeto, ética y moral.

Así, expropiado de su presente Sr. Capriles, la masa revolucionaria y chavista no puede recurrir al pasado carente de realidad propia en la que se encontraba la salud, la educación, la vialidad, la vivienda, mezquinando petróleo cuando eso es lo que tenemos de sobra y nunca fue aprovechado para encaminar una integración en centro y sur América; recurso entregado con soberanía y autonomía para un gesto también humanista y de mucho valor ético-político por el intercambio comercial que posibilita para el 50% del acuerdo.


[email protected]
Articulo leido aproximadamente 1780 veces
Actualidad