Superhackers del EEUU atacarían plataforma digital del CNE
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a150815.html
“La realidad muchas veces supera la ficción”

Gabriel G.M.

Consumidos libros y libros como 1984 de Orwel y películas de Kubric y Oliver Stone, no sería nada descabellado que alguien sospechara, ya, en la cruda realidad, que hackers formados en la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de los Estados Unidos pudieran montar una ciberfiltración en la plataforma tecnológica del Consejo Nacional Electoral (CNE) provocando de esa forma un terrible caos que por reacción violenta de las masas intente impedir el triunfo del presidente venezolano Hugo Chávez Frías en las elecciones del 07 de octubre.

Esta pudiera ser la última etapa de una supuesta operación encubierta, ejecutada sistemáticamente desde hace mucho tiempo, y que ,según algunos analistas estaría respaldada con la luz verde del gobierno de los Estados Unidos, a través de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) , el Departamento de Estados y congresistas ultra conservadores de la extrema derecha estadounidense.

Dicha acción haría colapsar todos los sistemas de información del CNE, provocando incertidumbre, desasosiego, y una revuelta popular sangrenta y compleja de tal magnitud que estarían dadas la condiciones mínimas necesarias para que dirigentes apátridas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUV) , llamaran a una intervención militar de Los Estados Unidos en Venezuela.

Todo este ambiente sería preparado, catalizado y reforzado con la participación clave de los grandes medios de comunicación privados, como las agencias internacionales de noticias: AP, UPI, EFE, periódicos como New York Time y televisoras como CNN que vienen impulsando una estrategia de desinformación y ocultamiento de la realidad en Venezuela , y que es replicada de manera encubierta en todo el mundo , y especialmente en Venezuela, a través de medios golpistas y subversivos que conforman una hegemonía comunicacional que ataca sistemáticamente al gobierno de Hugo Chávez.

Otro organismo que jugaría un papel importante en la hipotética conspiración contra el CNE, sería la Fundación Nacional para la Democracia (NED) una vía de financiamiento que creó el Congreso de Estados Unidos para el Proyecto Democracia que es un programa secreto para atacar a cualquier gobierno de la tierra que no coincida con los intereses de ese país.

La NED financia a medios de comunicación, ONGs , partidos políticos y otros movimientos de la llamada “sociedad civil” en Venezuela , alegando el “fomento de la democracia”. Así lo han denunciado insistentemente algunos investigadores sociales y funcionarios del gobierno de Hugo Chávez.

Muchos medios y periodistas reciben esos dineros para aplicar técnicas perversas como ingeniería de la realidad y gestión de percepciones que son operaciones psicológicas que intentan confundir y manipular las distintas visiones que tienen los venezolanos de la realidad política, social y económica del país, incluyendo, por supuesto, la del Consejo Nacional Electoral. Una de esas técnicas es la que se conoce como “agnotología” que es el estudio científico de la ignorancia inducida culturalmente: como cuando las agencias de inteligencia emplean habilidades de control mediático para encubrir actividades y planes insidiosos.

El ataque cibernético, señalan algunos expertos en propaganda y guerra sucia, pudiera estar precedidas de declaraciones inesperadas y sospechosas , de alto impacto en la opinión pública, como la que recientemente emitió el ex mandatario de los Estados Unidos Jimmy Carter, presidente de la fundación del mismo nombre, quien manifestó que “el sistema electoral venezolano es el más seguro del mundo” ; además la del Arzobispo de Caracas el cardenal , Jorge Urosa Savino quien refiriéndose a la confiabilidad del organismo electoral aseguró que : “ solo Dios sabrá por quién votaremos el 07 de octubre”.

El propósito de tales declaraciones sería reforzar la percepción de la invulnerabilidad de la plataforma digital del CNE, para que de llegar a ocurrir algún ataque por parte de Estados Unidos a la institución este ataque no sea creído por parte importante de la población, e incluso banalizado por los medios. O sea que ambas declaraciones pudieran ser interpretadas como intencionadas y de doble discurso.

Escribe el espía y periodista soviético Daniel Estulin que una operación encubierta finge ser algo que no es, y nunca afirma ser lo que es. En otras palabras, no puede presentarse, por ejemplo, como un proyecto oficial de la CIA. Así que tiene que ocultarse de alguna manera. Por tanto, en el mundo de la inteligencia, para que una operación de bandera falsa sea eficaz el 90 por ciento de lo que publicas tiene que ser información legítima: solo entonces podrás dirigirte a la gente por razones completamente distintas con desinformación.

Otro hecho que causa curiosidad, sobre todo para los especialistas en operaciones encubiertas es la visita privada que realizó hace pocos días el candidato de la oposición Capriles Radonski al presidente de Colombia Juan Manuel Santos en Bogotá. Resultan extrañas conociéndose, como se conoce que Radonski ha mantenido relaciones más estrecha y de mayor coincidencia política con el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, este último quien supuestamente está enemistado con el actual presidente Santos.

Mientras todo esto ocurre los dirigentes de la MUD y menos aún el candidato Capriles Radonski jamás han manifestado la disposición de respetar los resultados electorales sean cual fuesen. Por su parte los medios de comunicación corporativos siguen haciendo el trabajo de satanizar al CNE y su entorno con informaciones falsas.

Los medios de comunicación privados durante estos últimos días que faltan para los comicios presidenciales, han estado desarrollando una estrategia propagandística en la que se presenta a Radonski como el ganador de las elecciones. “Capriles define nombres para su primer gabinete”, titula, por ejemplo, en primera página este lunes el diario Notitarde de Valencia, estado Carabobo.

El plan consiste en ir subiéndole paulatinamente la preferencia al candidato opositor por intermedio de encuestas piratas, y lo que es peor utilizar los medios para ir fijando la idea de triunfo en la mente de sus seguidores para luego en ese contexto llamar a la desobediencia por un supuesto fraude para desconocer la victoria de Chávez.

Volviendo al supuesto ataque a la plataforma digital del CNE a través de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, hay que señalar que ésta se creó durante la histeria política que produjo el derrumbe de las Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001. La misma es comparada con la Gestapo y controla toda la información que circula por internet en los Estados Unidos.

A su vez esta agencia de seguridad cuenta con una misión denominada Cybert Command que fue creada por el secretario de defensa de Bush, Robert Gates, en junio del 2009, con el propósito de dar respuesta especifica a la ya significativa y creciente supuesta amenaza digital por parte de actores terroristas, grupos criminales y hackers que atentan contra la estabilidad del imperio. Para uno de los directores del Cybert Command este ha sido “diseñado para dirigir el combate virtual a lo largo y ancho de las redes informáticas mundiales”

Según Aire Force Times, como parte de la iniciativa global de Ciberseguridad Nacional, por allá en 2010, la Fuerza Aérea asignó aproximadamente treinta mil “tropas digitales” a la vanguardia de la guerra cibernética, un tercio de las tropas que para ese momento estaban en la invasión de Afganistán.

El trabajo de Cybert Command estará legitimado por la Ley de Ciberseguridad presentada por el senador John Rockefeller en abril de 2009 que otorga al presidente de los EEUU y al gobierno federal la potestad de declarar una emergencia de seguridad cibernética y el poder absoluto para clausurar redes y bloquear el tráfico entrante de internet argumentando la seguridad nacional “. La NSA cuenta en la actualidad con la mayor colección de supercomputadoras de todo el mundo.


“La realidad muchas veces supera la ficción”

Gabriel G.M.

*Jhonny Castillo, es periodista, presidente de la Fundación Lectura Crítica de Medios (LCM) e integrante de la Plataforma de Periodistas del estado Carabobo.
Articulo leido aproximadamente 3961 veces
Actualidad