“Hay un Camino”; significa que caminaremos sobre el Filo de la Navaja, perdiendo nuestra soberanía petrolera
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/oposicion/a150811.html
La meritocracia de la ex Pdvsa que asesora diligentemente a CAPriles Randonski, necesita urgentemente colocar sus manos a nuestra industria petrolera, simple, el decaimiento del sistema energético mundial, los altos precios petroleros, y el bajón del capitalismo, requiere urgentemente la ayuda de países como el nuestro para fortalecer los centros de poder económico que se resquebrajan por la crisis financiera.

La Revolución Bolivariana recibió una empresa petrolera que había perdido toda su potestad como empresa estatal. El camino desnacionalizador que quisieron implementar, para privatizar nuestra principal empresa fue cercenado por el proyecto político del Presidente Chávez. Recibimos una industria que vendía a precio de barril de petróleo a 7 dólares. Este precio en conveniencia con el gran trust internacional, no era mas, que la venta de PDVSA al capital foráneo, y con esto lograrían la plena dependencia de nuestro país a las grandes potencias económicas. Existió un presidente de PDVSA que sugirió “Convertir a la industria en una Compañía Anónima Publica por acciones de derecho privado”. Es decir; Las ventas de acciones de PDVSA en los distintos centros financieros del mundo. Nada de esto es distinto al proyecto político petrolero de CAPriles Radonski.

El “Paquetazo Petrolero” de los asesores internacionales de CAPriles encierra fundamentos anti nacionales ya casi olvidados. Uno de los más importantes es: El dominio transnacional sobre la sociedad venezolana, por ende la pérdida de soberanía. La venta de las acciones de PDVSA, así como, el manejo por parte de factores extranjeros, y de agentes nacionales anti patria, que lograrían controlar todos los espacios políticos y sociales, a través de un bombardeo subliminal de información tergiversada conducida por los Medios Privados de Comunicación. Ya estos fueron utilizados en la década de los 70, 80 y 90, donde nuestra industria petrolera fue prácticamente desmantelada a beneficio de los dueños del poder económico.

Por ello la consigna del Lechuguino candidato, al pretender que olvidemos el pasado para que no recordemos el presente y no nos preparemos al futuro. El dogmatismo liberal de la globalización está presente en el proyecto de país de CAPriles. Este no es más que la imposición del control de nuestras vidas de forma unilateral por organismos y países extranjeros, una “neo-colonización” se haría presente.

En estas condiciones, toda la economía deberá estar al servicio de intereses de la globalización y, de la meritocracia de la ex PDVSA. El objetivo inminente del “Paquetazo” de CAPriles es de abrirse al capital  extranjero financiero, Es decir “Hay un Camino” a la consolidación del capitalismo especulativo en Venezuela. Ese es el verdadero camino a seguir por la oligarquía venezolana, excluir de toda posibilidad que el Estado tenga el dominio estratégico de su industria petrolera.

Esto no es nuevo, ya sucedió en los gobiernos entreguistas del pasado cuarto republicano. La oligarquía, unida a la meritocracia de la ex pdvsa, junto con los tarifados medios de comunicación privados garantizarían influir en las mentes del pueblo venezolano sobre todo en los mas humildes estratos de que solo “Ellos” la oligarquía pueden gobernar al país.

El individualismo, oportunismo y los sentimientos anti patria, es lo que tendremos presente en un eventual negado gobierno de CAPriles. Solo en Revolución podríamos garantizar el sustento a los más desposeídos. Las misiones e inversiones sociales serian exterminadas si la derecha logra llegar a Miraflores.

El voto de la Vanguardia Revolucionaria, de manera masiva y sistemática nos dará el triunfo el 7-O, que no se diga en el mundo entero que por flojera, desidia y triunfalismo nos dejamos quitar el futuro de nuestros hijos.

“Hay un Camino”, es una consigna neoliberal de retroceso a viejos y oxidados modelos económicos. El regreso a un pasado que nunca mas debe volver. Que no puede ni debe concebirse a cualquier costo.

De perder, en un supuesto negado, las Fuerzas del Mercado desatarían sobre Venezuela la rapiña más grande que se haya visto nunca jamás, sería el más Feroz intervencionismo económico sobre un país. No digan después que no lo advertimos….

Es Ahora o Nunca… Venceremos

[email protected]

Venezuelaeconomicaypolitica.wordpress.com

Articulo leido aproximadamente 1667 veces
Actualidad