Los rebeldes 90
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/ideologia/a150664.html

Hace veinte años nuestro Presidente se encontraba preso en Yare, en aquella época yo residía en una urbanización de los Valles del Tuy, recuerdo que en medio de todo lo que se vivía en los rebeldes años noventa, teniendo yo catorce años de edad, fueron muchas las cartas que le escribí y que nunca tuve oportunidad de hacerle llegar, en ellas le expresaba mi apoyo y mi agradecimiento por haber sido capaz de afrontar junto con los integrantes del MBR 200, todo lo que los Venezolanos padecíamos en ese momento, que él y tantos hubiesen arriesgado sus vidas por un ideal común a muchos de quienes hasta entonces, no teníamos Líder.

Desde niña tuve conocimiento de lo que sucedía política y socialmente en Venezuela, por lo que escuchaba hablar a mis padres, por lo que se leía en los periódicos y se veía en televisión, claro, no era mucho lo que podía salir a la luz pública, pero hoy adulta, se que fue lo suficiente como para que una niña de once años, se diera cuenta de que algo no estaba bien en su País, que era necesario un cambio. Aun están en mi mente las terribles imágenes de febrero del 89, los muertos, las personas saqueando, el miedo que yo misma sentía por los días que se instauró el toque de queda y mi padre decía “no podemos salir de casa después de las seis de la tarde, la última vez que yo vi esto fue cuando Betancourt , una noche un sujeto estaba en la calle fumando y lo mataron de un disparo en la cabeza, solo porque vieron el cigarrillo encendido” Esa historia para cualquier niño y hasta para un adulto era realmente de terror y así como en su momento impresiono a mi papá, me impresionaba a mí, con tan solo once años.de edad.

Luego vinieron los rumores sobre una posible entrega de nuestro Golfo a Colombia por parte del Gobierno de Carlos Andrés Pérez, las continuas manifestaciones de los estudiantes de la UCV reclamando sus derechos y que siempre terminaban en muertos y heridos, esta triste realidad la conocimos quienes hoy tenemos más de treinta años y marcó la conciencia, de mucho de los niños y adolescentes de esa generación a la cual pertenezco y que también fue testigo de lo sucedido en febrero de 1992. La madrugada del 04 de febrero del 92, mi hermana quien salía muy temprano de nuestra casa en los Valles del Tuy porque estudiaba en Caracas, regreso despertándonos a gritos:“dieron un Golpe de Estado! Tumbaron a Carlos Andrés!!”

El primer sentimiento en casa fue de alegría, por fin un freno a tanta injusticia a tanta corrupción, a tanta humillación y destrucción de nuestro Pueblo, luego en el transcurso del día y cuando el movimiento se rindió, toda la alegría inicial se esfumo, pero hubo algo en medio de todo, que mantuvo la esperanza un “Por ahora” pronunciado por un joven y hasta entonces, desconocido Teniente Coronel en una breve aparición de televisión, que fue suficiente para saber que teníamos un Líder, que había una posibilidad en un futuro, tal vez no inmediato pero si latente y requerido por la mayoría de los Venezolanos, de que las cosas cambiaran.

   Estos pensamientos han regresado veinte años después, a escasos días de, a mi entender, las elecciones más relevantes después del año 98, porque estamos frente al momento decisivo, la totalidad de los logros que hemos alcanzado como País y su permanencia en el tiempo, depende de un día, depende de cada uno de los Venezolanos que creemos en este proyecto, que amamos a este País, que conocemos nuestra historia y por eso no pueden engañarnos, que sufrimos en el alma a Amuay y que celebramos también con el alma a Limardo. Hemos cambiado, hemos despertado pero debemos corresponder con lo único que nuestro Presidente nos ha pedido durante todos estos años que ha entregado su vida por Venezuela, logar una victoria perfecta, para que nunca más se atrevan a atacarnos en nuestra grandeza y dignidad.

Demostremos a Chávez que su País lo ama, que los niños, jóvenes y adultos pensantes y amantes de esta Patria, le agradecemos tanto y que lo apoyamos desde hace mucho y por siempre!


[email protected]

Articulo leido aproximadamente 979 veces
Actualidad