El crecimiento sostenido de la economía venezolana
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a150656.html

En la filosofía de gestión del gobierno revolucionario cada paso institucional está determinado por estrategias que permiten formular políticas públicas eficientes, preparar a los órganos de dirección para solucionar problemas y adaptar las relaciones de poder a la dinámica histórica que se está viviendo en Venezuela desde hace trece años. Bajo esta perspectiva la economía nacional se ha venido transformando para responder a las demandas del pueblo, dejando de lado la visión instrumental que por muchos años fue la nota principal y la fuerza superior de los gobiernos de la derecha que se entregaron de manera irresponsable al capitalismo neoliberal, postrando las expectativas de varias generaciones de venezolanos.

Ahora con el desarrollo de políticas económicas de corte progresista ha habido cambios sustanciales, reflejados en los indicadores de crecimiento y en las mejoras sustanciales en las condiciones de vida del pueblo venezolano, producto de las políticas innovadoras de inclusión social.

Desde luego que ha habido algunos factores externos que han generado desajustes en la economía, como el paro petrolero y el Golpe de Estado del año 2002, pero luego cada año con mucha sutileza revolucionaria se ha venido consolidando un modelo económico que ha dado resultados hasta el momento.

Para corroborarlo solo basta analizar los datos del Ministerio de Planificación y Finanzas, donde se recoge mes a mes la evolución positiva de la economía y las proyecciones igualmente favorables de crecimiento económico para los próximos seis años, tomando en cuenta variables como la disminución de la inflación y la estabilidad del empleo, tres objetivos fundamentales que según el Ministro Jorge Giordani son fundamentales dentro de  
política económica y donde pocos países pasan la prueba, incluso aquellos considerados desarrollados, donde la crisis severa ha hecho tambalear las estructuras del poder económico y ha ocasionado serios problemas para la gobernabilidad de los sistemas políticos.

En este sentido Venezuela es una de las naciones que exhibe buenos resultados con su economía en expansión, baja en las presiones inflacionarias y en la tasa de desempleo. Ello configura un escenario de expectativas favorables, como lo viene percibiendo el gobierno nacional, no solo por el aumento de la inversión, la demanda, el consumo y la desaceleración de los precios en los principales bienes y servicios, sino también por el fortalecimiento de una batería de programas sociales que han permitido elevar la inclusión social, así  como los niveles de calidad de vida para la gran mayoría de la población venezolana. De igual forma el Ministerio de Planificación y Finanzas reseña en su informe reciente sobre el producto interno bruto (PIB), que gracias a las medidas de alto gobierno impulsadas por el Presidente Hugo Chávez arrojaron datos contundentes, como el crecimiento de la economía venezolana que creció con fuerza en el primer trimestre (5,8%) y en el segundo (5,4%), para promediar un incremento de 5,6% durante el primer semestre de 2012. En paralelo, la inflación anualizada se desacelera por siete meses seguidos, al caer de 27,6% a 19,4% entre diciembre de 2011 y julio de este año. Podemos alegar con suficiente propiedad que están a la vista los avances en materia económica en nuestro país, aun cuando el mundo entero sufre los embates de la crisis económica de manera especial en el continente europeo. Venezuela demuestra confianza en sus indicadores económicos y es justo el gobierno bolivariano el factor clave que garantiza con su andamiaje constitucional y legal preceptos que hacen de nuestra economía referencia mundial en medio de la tempestad.

*Diputado

[email protected]

Articulo leido aproximadamente 1217 veces
Actualidad