¿Dónde está lo nuevo?
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a150437.html
Quizás lo escrito aquí, ya ha sido planteado y dicho, pero al revisar nuestra Venezuela Bolivariana merece ser repetido sin desconocer la realidad que atravesamos y así tratar de hacer aportes que coadyuven en el clamor de las mayorías venezolanas que junto al comandante, hoy candidato a la presidencia, a quien ratificaremos el 7-O en las elecciones burguesas. Y así seguir en el avance que hemos trazado para martirio de los yanquis en su programa imperial; hacer revolución.

Recordar los Consejos Socialistas del Poder Popular (CSPP), versar alrededor de las necesidades objetivas de los ciudadan@s y entorno a ella se estructuran para que desde esta organización con diversas personalidades jurídicas solventar dichos padecimientos. Corroborado en el pesar de ENGELS “para hacer revolución primero se debe tener vestido, vivienda y comida”. Y esto lo que hace la revolución bolivariana - que hasta un ciego lo ve, en la atención y beneficios que día tras día percibe con las múltiples misiones, el pueblo venezolano. Hasta aquí el lector con voz desnuda y una grosería dirá, el mismo cuento repetido, más de lo mismo. Se teje la pregunta ¿dónde está lo nuevo?

Si lo vemos con los ojos del despistado de la esquina, de aquellos que solo saben decir: no es mi peo -puede que les asista la razón y es más, en el entender de otros se escuchará, solo fue cambiar el nombre y ya, pura forma y nada de fondo, como nos tiene acostumbrados la derecha que algunos catalogan de endógena. Pero al hacer uso de la técnica más elemental y antigua de la investigación científica, la observación, podemos inferir algunos análisis.

A la vista de quienes no estén empapados del asunto parecerá novedoso, caso contrario de quienes si andamos construyendo poder popular -ah, y con ley en mano- esto para aclarar que las comunidades adecuadas en CSPP poseen su documento registrado, para que se sepa, que no es coba, ni sueños pasionarios de comunistas trasnochados como abortan algunos bocones. Repito son avalados por el aparato del actual estado burgués de donde muchos de los bocones parasitan, en mis palabras camaleones parásitos.

Consejos que, su verdadero poder surge en la revolución hecha por el trabajador del campo y la ciudad, organizados en función de su interés de clase; lo que obliga a dar carácter jurídico y más insurreccional ante el estado de cosas burguesas. Recalco su fuerza y motor no precede de las leyes, deviene históricamente de las masas. Ya veremos por qué.

Avanzados en el análisis machacar, los CSPP se mueven con las aguas de la revolución socialista pues, son un diseño nuevo de ingeniera en la jurisprudencia eclosionada por el entender del pueblo como sujeto colectivo y creativo. !!Pero ojo¡¡ La historia enseña que no es suficiente hacer nuevas normas jurídicas pues, carecerá de sentido de no tener individuos capaces y consientes para aplicarlas. Para ello es, necesario el acompañamiento de un instrumento ideo político de carácter científico.

Es más, no se quedan solo en el aspecto asistencial en el que obligaron a vegetar a los consejos comunales, en tracalería reivindicativas economicistas del sindicalerismo reformista y patronal, no clasista, que ha proliferado en la mala praxis de tan esenciales instrumentos de lucha para la organización del proletario; asumen la forma productiva y de gestión del cooperativismo, de las Empresas de Producción Social (EPS), su solidaridad y ayuda mutua. Para recordar a Lenin en la (recopilación de artículos) del Aventurerismo Revolucionario; “debemos mantener presente que todo movimiento popular adquiere formas infinitas y diversas, elaborando sin cesar nuevas formas y abandonando las viejas, creando variaciones o combinación de las formas viejas con las nuevas”.

***

Para quienes gozan de claridad revolucionaria, los CSPP son catalizadores del poder popular, maximizadores de la lucha de clases para la transformación necesaria orgánico-integral de las relaciones socioeconómicas y político-culturales en el esquema del socialismo nuestro venezolano, en perspectiva. En las experiencias suscitadas en los últimos años los consejos socialistas son administradores locales con participación protagónica (planificación en ámbitos político-económicos y socioculturales) en su radio geográfico de competencia expresado en acta constitutiva. Son estas expresiones organizacionales lo más cercano que contempla la carta magna de 1999, periodo en el cual, debido a los eventualidades se proclamó el talante socialista de la revolución.

Eso nuevo esta, en hacer para la revolución bolivariana, asumir en práctica heroica con sacrificio que la revolución le da vida es el pueblo organizado en sus espacios de cotidianidad, del diario militar, dentro de los consejos articulados a otros consejos, células fundamentales del bloque popular; es ver en esencia la unidad en valor de uso, propiedad colectiva. Es dejar de lado el supuesto que son los alcaldes, lo gobernadores, los concejales y diputados y demás funcionarios públicos quienes hacen revolución, es romper los grilletes que inducen el arrastrar vicios inculcados en la antiética burguesa que llevan al desvió con pérdida de autoridad moral y política. Lo nuevo radica en exigir lo que por derecho natural y humano nos pertenece, en correspondencia de dar lo necesario en la creación de instrumentos (estado) que sirvan para ello.

En quienes, reside la soberanía debe dominar a plenitud dicha herramienta de lucha clasista, reimpulsada, hoy, con carácter jurídico, por nuestra revolución bolivariana. Probados en la historia vieja de luchas comuneras, en épocas de Galán y Manuela Beltrán, en la historia pasada, con los soviets y cuya consigna “todo el poder para los soviets” es eco del proletariado internacional. En la historia más próxima en tiempo y espacio, cerca de la raíces del nuevo mundo, el pueblo chileno con sus consejos de fábrica engranados a los cinturones industrial y estos a su vez articulados a instancias de dirección colectivas los comandos comunales que hicieron una sola la lucha, el campo con la cuidad; para todas ellas infinito saludo. (Su fuerza y motor no precede de las leyes, deviene históricamente de las masas y sus luchas por la liberación)

Radica en eliminar progresivamente la esclavitud política y económica que imponen los camaleones parásitos enquistados en las instituciones, que por cada dedo en sus manos piden uno, dos y más punto al por ciento, y luego se jactan de rebuznar su amistad con tal o cual jerarca de la masa amorfa policlasista en la cual están inscritos. Con tono amenazante que deja sabor a mierda en quienes son vulnerados; que al instante como mandados por el mediatismo a manos del gran capital, despotrican de la revolución y del comandante, ahora candidato presidente.

***

También, revisar la actitud de los llamados dirigentes del proceso bolivariano y bajo el pensar leninista de “libertad de pensamiento y critica y unidad en la acción” gestar en los Consejos del Poder Popular un debate implacable para desnudar su verdadera ideología y pertrechar bajo la piel del pueblo a todos aquellos que en la dinámica del movimiento empujan sin ambigüedades al interés de la mayorías. Un debate que ponga de manifiesto las políticas populistas que en genética histórica provienen del reformismo y el oportunismo.

Plantear acciones que repercutan en el entorno más cercano sin perder de vista las tareas en el ámbito nacional y más allá internacional. Que la solidaridad y la lucha por el socialismo sean baluartes y piedras angulares de poder popular, que se materializa en los CSPP.

La esencia gira en empuñar las banderas y consigna de la lucha económica y política, en la primera profundizar en las fuerzas productivas con los trabajadores al frente, hacer de nuestra Venezuela una potencia con eficiencia en cada puesto de trabajo, nuestra trinchera, hacer cada día las actividades mejores que las de ayer, en la segunda aprovechar al máximo el momento de legalidad de la revolución en su periodo de liberación nacional, que por la poca ligazón del obrero de la ciudad y del campo, dirige la burguesía agazapada (camaleones parásitos) enquistada en espacios de poder, lo cual nos coloca en una fase democrática burguesa. En apego a la teoría marxista de la revolución ininterrumpida y enriquecida por Lenin, sin coqueteos del trotskismo. Es necesario estrechar los lazos despertar la actitud revolucionaria del campesinado junto a su único aliado los obreros para dar pasos hacia la revolución socialista.

***

Estos cambios no presurosos pero si necesarios, con aire a otros tiempos y reacomodo de la metería, viene en la misma placenta que nutre la nueva época que nace hoy en nuestra América como lo fue un siglo atrás los soviets de diputados que bajo la dirección los bolcheviques en contra el camino que los llevo a la revolución de octubre. Y, es referente histórico, que exige crear y recrear escenarios que se amolden a las exigencias de la Venezuela bolivariana, para ello cuenta con el apoyo consecuente del partido que descansa su autoridad, integridad moral en 81 de lealtad al pueblo.

CON CHAVEZ Y LOS TRABAJADORES VOTA GALLO ROJO

LA OPCION REVOLUCIONARIA,

POR EL SOCIALISMO

CREANDO PODER POPULAR

El autor es: Militante PCV Barinas

[email protected]
Articulo leido aproximadamente 645 veces
Actualidad