Capriles, Corrupción y Caldera se escriben con”C”
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/oposicion/a150289.html
La C es la tercera letra del alfabeto español y es la segunda de sus consonantes. Tiene a su vez otras aplicaciones, por ejemplo en física significa la velocidad de la luz, en los números romanos representa el 100, y es parte del símbolo copyright. Y si hacemos una mezcla diríamos que Capriles a la velocidad de la luz, mando a Caldera por 100 millones y la Corrupción le destruyó su copyright.

Ha quedado al descubierto un plan grotesco de “cobro de vacuna” (se conoce con este termino la actividad ilegal, mediante la cual con el uso del chantaje, violencia, presión física o psicológica; una persona obtiene dinero, beneficios, objetos, prendas de quien resulta vacunado, estafado o robado) este plan como en toda organización delictual tiene un jefe o “patrón”, tiene actores intelectuales y tiene actores materiales.

Aquí en el hecho puntual al que nos referimos el jefe o patrón es el candidato opositor Henrique Capriles Radonski, el jefe intelectual es el íntimo y muy intimo amigo y jefe de campaña de Capriles, Armando Briquet; y el actor material del delito resultó ser Juan Carlos Caldera. Capriles como jefe de una banda, tiene actores políticos “cobrando vacuna” a muchos empresarios y personas con alta productividad económica, a quienes lógicamente les retribuiría esos aportes económicos una vez instalado como gobernante en su virtual y fantasioso gobierno.

Esta sancionado este tipo de hecho, ya que no justifica ante el CNE, de donde proviene esos aportes económicos, que supuestamente serian invertidos en la campaña electoral. Casi podríamos decir que es como una evasión de impuestos ante el Seniat. Incluso peor, por lo oscuro que resulta el negocio que se demuestra fue escondido, y donde solo las altas esferas políticas corrompidas pueden acceder y fundamentalmente para que sería usado ese dinero.

Lo cierto es que al personaje que quieren mostrar como un hombre nuevo, fresco, sin vicios; resultó que termino demostrándonos lo que ya sabíamos: es parte del pasado, de la vieja clase y forma de hacer política, parte de esa Venezuela que se hundió en la Corrupción, Capriles es parte de los Jeeps de Ciliberto, de la “Partida Secreta” de CAP, de RECADI y del viernes negro, del paquetazo y del caracazo. Capriles, Corrupción y Caldera, se escriben con C.

[email protected]
Articulo leido aproximadamente 1614 veces
Actualidad