Por ahora, una conexión para siempre
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a150288.html
Nos comentaba doña Elodia que el inmediato proceso de elecciones presidenciales, no puede ni debe concebirse como unas votaciones más, a las cuales estamos acostumbrados en nuestro país. Ni siquiera debemos verlas como otra batalla por el triunfo electoral y gubernamental, no, el 7 de octubre, es si y solo si, una jornada histórica de definición de una guerra de profundas raíces ideológicas. Significa, entonces, la escogencia de uno, entre dos modos de vida distintos, seleccionar entre dos mundos socio-económicos y políticos diametralmente opuestos y tradicionalmente irreconciliables.

De igual modo, aunque la minoría burguesa apátrida no le gusta esto, los resultados del 7.O, no solo toca directamente a nuestro país, sino que también repercute en el futuro inmediato de Latinoamérica, el Caribe y una parte muy significativa del resto del mundo actual. De manera pues, que no es cualquier cosa lo que definiremos dentro de 23 días, está en juego decidir entre dos visiones, que definitivamente, marcarán nuestro futuro:

Por un lado, la visión sistémica de una minoría económicamente poderosa, encarnada en la alta burguesía criolla e imperial, la cual representa, no solo al capitalismo en su expresión mas explotadora, como lo es el neoliberalismo salvaje, sino a un peligroso sector neo nazi- fascistoides, narco-paramilitar, pro yanky y sin patria, que candidaturalmente encabeza a la perfección, un prototipo de ese criminal sector, el dañado Henrique Capriles. Por el otro lado, el sector de la patria, el del proceso bolivariano, apóstoles de la paz y del amor, practicantes del venezolanismo y constructores de un sistema de profundos y constantes cambios sociales, que cada vez rompe más los vínculos mercantilistas y explotadores, históricamente heredados de anteriores repúblicas y avanza con pasos firmes y agigantados hacia la construcción de un nuestro socialismo, que a pesar de su corto inicio y de las perturbaciones desestabilizadoras, ha alcanzado importantes estadios de bienestar y justicia social, jamás vistos en nuestra historia contemporánea. En fin, un sector nacionalista el cual se siente orgullosamente expresado en su líder y amigo Hugo Chávez.

De manera pues, que este 7 de octubre los venezolanos y las venezolanas decidirán cual sistema de gobierno escogerán para seguir construyendo la historia patria: Optar por un sector apátrida, violento, explotador, con agenda neoliberal oculta, que solo lo une un odio visceral contra el Comandante Chávez y el solo propósito irracional de salir de él, cueste lo que cueste, con un candidato producto de un marketing político con discapacidad en el discurso y huérfano de palabras afectivas. O por el contrario restearse con la opción de la patria, expresada en un pueblo que esta convencido de que tiene que defender la revolución y todos sus logros con el voto y apoyo irrestricto a su líder. Ese mismo pueblo que logró conectarse con su Chávez desde el mismo momento que expresó el famoso e histórico “Por ahora”: Vínculo carismático y amoroso de Chávez con su pueblo, hoy y por siempre. Por ahora esta bueno hasta el próximo Zaperoco.-


[email protected]
Articulo leido aproximadamente 616 veces
Actualidad