Uribe / Capriles - Primero Justicia / Primero Colombia
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a150271.html

LA  MISMA  CORRUPCIÓN…

Nunca antes, habíamos observado tantas similitudes entre dos personajes obscuros de la política suramericana, como la que encarnan, aún en sus desgracias, Álvaro Uribe Vélez, el Dr. Varito, como acostumbraba llamarlo su antiguo jefe, el narco Pablo Escobar Gaviria, y Henrique Capriles Radonski, Capri, como acostumbra llamarlo su compañero sentimental y jefe de campaña, Armando Briquet. Y, en la misma línea que sus líderes, las organizaciones políticas que les dan respaldo: Primero Colombia y Primero Justicia. Colombia y Venezuela, dos países, que en tiempos de Simón Bolívar, constituían una sola República. De allí, provienen algunas malas virtudes que, ese par de políticos nos reflejan hoy, como eco de los años de preponderancia Santanderista. Le decía Bolívar a Francisco de Paula Santander en una carta fechada el 22 de febrero de 1826, apenas tuvo conocimiento de las actividades de la empresa inglesa que se había constituido para iniciar las obras de construcción del Canal de Panamá, lo siguiente: “He visto la carta de Ud. En que me propone sea el protector de la compañía que se va establecer para la comunicación de los dos mares por el Istmo. Después de haber meditado mucho cuanto Ud.  Me dice, me ha parecido conveniente no sólo no tomar parte en el asunto, sino que adelanto a aconsejarle que no intervenga Ud. en él. Yo estoy cierto de que nadie verá con gusto que Ud., y yo, que hemos estado a la cabeza del gobierno, nos mezclemos en negocios puramente especulativos…”, así era, el padre Libertador, Simón Bolívar, extremista en el cuidado de la imagen del buen gobernante y duro, muy duro, con los corruptos. 

 Uribe y Capriles, dos políticos cuya conducta raya en lo delincuencial. Actúan malévolamente y, al ser descubiertos, el “yo no fui”, “no la conozco”, “tas expulsado”, se convierten en las respuestas instantáneas.  Así vimos, al tóxico de Uribe actuar, una vez detenidos sus familiares  Dolly Cifuentes Villa y Ana María Uribe Cifuentes, cuñada y sobrina respectivamente, por su vinculación al cártel de Sinaloa, de inmediato, sin mediar palabras, el ex presidente colombiano se manifiesta negando  todo tipo de vínculo familiar, vía twitter: "Mi hermano Jaime murió en el 2001, casado con Astrid Vélez, tuvieron dos hijos, un joven profesional en materias ambientales y una niña que nació con parálisis cerebral. Relación sentimental diferente que hubiera tenido mi hermano sería de su fuero íntimo y me es ajena". Así actúa el ultraderechista, quien forma parte de los narcotraficantes más buscados por los organismos de inteligencia del imperio, ocupando el puesto 82.

 En similar operación, es detenido quien fuera su jefe de seguridad, el general (r)  Mauricio Santoyo, en el período comprendido entre los años 2002 y 2006. Las palabras de Uribe, expresadas en el acto de ascenso a general de Santoyo, dan fe de los vínculos estrechos entre ambos personajes: “Permítanme hacer una inusual mención personal. Tengo toda la gratitud con estos Generales de la República, pero no puedo omitir mi mención personal a quienes desde hoy son Generales de la República: el Brigadier General Mauricio Santoyo y el Brigadier General Flavio Eduardo Buitrago Delgadillo. No tengo palabras para hacer llegar a ellos mi sentimiento de gratitud. El apoyo que he recibido en nuestra lucha por la seguridad de Colombia, en nombre de mi familia, de mis más cercanos colaboradores, señores Generales, una sola palabra: ¡muchas, muchas gracias!”. Pues bien, una vez que el general (r) Santoyo reconoce las acusaciones que se le hacen, entre las cuales, están sus vínculos con el paramilitarismo y el narcotráfico, el ex presidente Uribe declara vía twitter: “Caso Gral Santoyo: nuestro apoyo a las Fuerzas Armadas fue para fortalecer al Estado nunca para permitir alianzas con criminales”, huyendo hacia delante, fue la respuesta formulada por el tóxico ex presidente. Nunca admite responsabilidades propias. Al pajón echó a su ex colaborador y ejecutor de su política de “Seguridad Democrática”.

 Igual actuación, tuvo Uribe ante las denuncias formuladas por el jefe paramilitar Salvatore Mancuso, ante el jurado que estudia su caso en EEUU y los medios de comunicación: "Yo apoyé la reelección del presidente Uribe, tanto con el aporte que hicimos en las comunidades como con dineros que se le entregó al comandante 'Andrés' para que contratara buses, hiciera propaganda, para la alimentación y todo este tipo de cosas", precisó en la entrevista con la alianza Caracol Radio-El Espectador…”, añadiendo en dicha entrevista, la confirmación de un hecho incontrovertible, la alianza entre la oposición venezolana y el paramilitarismo colombiano: “"En algún momento, algunos generales y algunos políticos de esa hermana nación contactaron a las Autodefensas, al comandante Carlos Castaño". (Escuchar Audio). Ese grupo de militares del vecino país tenía en mente, además, propiciar un golpe de estado en Venezuela por lo que buscaban también entrenamiento de parte de las AUC, toda vez que no tenían experiencia en combate, dijo…” (http://www.elespectador.com/noticias/judicial/articulo-345435-mancuso-apoye-reeleccion-de-uribe-propaganda-y-dinero).

 Las respuestas del tóxico de Uribe, a tales acusaciones, no pudieron ser más destempladas, vía twitter: “Ojalá la Fiscalía  avance nuestra denuncia o que Mancuso pruebe complot de mi hermano o reuniones conmigo”. Mientras que, a través de su abogado, Jaime  Granados, anunciaba que “presentará querella penal en contra Mancuso por el delito de calumnia. El ex presidente también le solicitará, tanto a la Fiscalía General de la Nación como a los Magistrados de Justicia y Paz, que se excluya a Mancuso de los beneficios del programa ya que según él, faltó a la verdad. De igual manera el ex mandatario asegura que le solicitará a la Comisión de Acusaciones Cámara, que dentro de la investigación preliminar que adelanta por estos hechos, se ordene la recepción del interrogatorio formal del extraditado Salvatore Mancuso.  Según el abogado de Uribe Vélez, Mancuso falta a la verdad de manera grave al manifestar que se reunió con el Ex Presidente, “esto nunca ocurrió, en ninguna oportunidad”. (http://colmundoradio.com.co/index.php/politica/2817-uribe-denunciara-a-mancuso-por-calumnia-pide-que-se-le-excluya-de-justicia-y-paz). Negar  y  negar, desmentir y no asumir responsabilidades, yo no fui, no la conozco, son palabras que se han convertido en rutina del léxico del tóxico de Uribe. Es su forma de asumir la política, en la cual, la ética no tiene cabida.

 Y, mientras Uribe se defiende de la andanada de verdades que, comienzan a emerger sobre él, sepultando sus mentiras; en su vecino país, la República Bolivariana de Venezuela, otras verdades comienzan a hacer lo mismo, pero, esta vez, contra su político aliado, Henrique Capriles Radonski. La afinidad ideológica, no solo se evidencia en las políticas que, ambos pretenden ejecutar, sino en el estilo de respuestas dadas contra aquellos que ponen en evidencia sus malas políticas y actuaciones. Así  lo vemos actuar, ante lo desastrosa que ha sido su labor de gobernador del Estado Miranda, crear inseguridad, si se quiere ha sido su gran “éxito”, como lo demuestran las cifras de criminalidad recopiladas por nuestros cuerpos de seguridad ciudadana: “Miranda es uno de los estados con mayor incidencia criminal, donde más mueren venezolanos”, informó el ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami en el programa Toda Venezuela que transmite VTV. (…) Reveló que Miranda es el estado con peor tasa de encuadramiento policial, 2,6% policías por mil habitantes, cuando el promedio nacional es 3% y la tasa óptima es de 3,6% en adelante. “Los pocos policías que tiene el pueblo mirandino para garantizar su seguridad y su derecho a la vida los tiene él (Capriles)  para otras funciones”, agregó…” (VTV, 05-03-2012). Ante la crítica, huye hacia delante, el problema no es de su competencia sino es responsabilidad de Chávez. Y sigue prometiendo, esta vez que: "Yo les aseguro que en un año en Caracas veremos resultados. En Caracas, empezaremos a sentir la seguridad en nuestras calles, en nuestros barrios, que nuestro pueblo pueda caminar tranquilo", dijo Capriles en un mitin celebrado en un barrio popular de Caracas…” (EFE, 19-08-2012). A eso reduce el “gran problema” de las y los venezolanos, según las principales encuestadoras, a una promesa, reducir en un año el “gran problema”, el cómo, no lo dice, rehúye esa pregunta, mientras el pueblo ve en Miranda los efectos de sus políticas,  sobre el tema y sus resultados: primer lugar de criminalidad en el país, desplazando al Estado Zulia que ocupaba esa posición 4 años atrás.

 “Cuando el demonio habla, de él brota la mentira; porque es mentiroso y padre de toda mentira” (Juan 8, 44). Capriles Radonski, al igual que su par Uribe Vélez, tiene ya un año y cerca de 9 meses llenando nuestros medios de comunicación de mentiras y falsas promesas. Donde habla de progreso, en realidad su pretensión es devolvernos en su máquina del tiempo a finales de febrero de 1989, recuerdan, el paquetazo de Carlos Andrés Pérez y cuya autoría intelectual estaría en los cerebros de Miguel Rodríguez y Moisés Naim, sus ministros. De ese paquetazo emergería la respuesta popular, El Caracazo; con sus miles de muertos, heridos y heridas.

 Ya candidato, en enero de este año, las y los pre candidatos oposicionistas, el 23 de enero asumen lo que definen en los medios de comunicación como el Programa de Gobierno, denominado: “Lineamientos para el Programa de Gobierno de Unidad Nacional (2013-2019)”. Todas  y  todos los precandidatos del oposicionismo, suscriben, con su firma, el citado Programa de Gobierno, valga decir, adquieren el compromiso de ejecutarlo en un supuesto gobierno suyo, con la sola excepción de Diego Arria. Especifica, el citado Programa, que: “Este documento fue aprobado por la Mesa de la Unidad Democrática el 12 de enero de 2012, luego de ser considerado por la Comisión de Políticas Públicas. Fue elaborado bajo la coordinación de la Unidad Técnica con el aporte de 31 grupos que incorporaron más de 300 especialistas”, así es la oposición, los mal llamados “especialistas” sustituyen al pueblo quien, en definitiva, no tiene ni son ni ton, en las definiciones políticas de esa oposición.

 Una vez entrada la campaña electoral y, desmenuzado el precitado Programa de Gobierno, además de hacerse público su marcado carácter neoliberal, el candidato Capriles huye hacia delante, desmarcándose del citado Programa, llamando mentirosos a quienes lo acusan de haber suscrito al mismo, resaltando que él no suscribió ese documento, llegando afirmar, incluso, que su firma fue forjada. Habrase visto mayor mentira. ¿Testigos? Los mismos medios de comunicación que hoy le dan su mayor cobertura, favoreciendo su candidatura, le desmienten. De hecho, en este link pueden ver las firmas: http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/82360/la-imagen-precandidatos-presidenciales-firmaron-el-plan-de-gobierno-de-la-mud-excepto-diego-arria/

 "Se puede esconder el fuego, pero ¿Qué se hace con el humo?", proverbio anónimo africano. Las mentiras de Capriles a todo lo largo del año pasado y lo que va del presente, no podían seguir pasando por debajo de la mesa de la unidad, desde allí, comenzarían a florecer las primeras divergencias.  David de Lima, ex gobernador de Anzoátegui, sería quien lanzaría la primera piedra: “La candidatura de Capriles está confiscada por la ultra derecha, está confiscada por 4 grupos económicos, encerrados no dejan discutir los planteamientos, en la MUD, no hay unidad esto es totalmente falso por eso se tiene más de 3 planchas por estado”. Denunciaba De Lima, en ese entonces, el paquetazo que Capriles aplicaría en sus primeros meses de hipotético gobierno. “El mensaje que les doy es que no votemos por Capriles, estoy profundamente alarmado, Capriles siente un profundo desprecio por los pobres, por los más humildes, no es cristiano como pregona serlo, mantiene dos discursos (…) el mensaje es desmarcarse de ahí por eso estoy luchado para que nos demos cuenta de ese pensamiento oculto y no votemos por él”, entrevistado por Ernesto Villegas, en su programa matutino “A Toda Venezuela”. Después se expresaría en similares términos, denunciando el paquetazo Capriles, el diputado William Ojeda, ambos expulsados de filas opositoras.

 Guerra sucia, claman desde filas opositoras, obvian el debate, sobre la propuesta del paquetazo propuesto por Capriles. Solo expulsiones son sus respuestas. Acusando a Chávez de estar detrás de De Lima y Ojeda.  A la par, acusan a Chávez  también, de meter miedo a la población. Y como no hacerlo, acaso piensan que este pueblo olvidó “El Caracazo” y sus muertos y muertas. A los días, una nueva respuesta surgida desde filas opositoras, cinco partidos que apoyaban a Capriles les retiran su apoyo político. Las respuestas continúan en la misma tónica, “no lo firmé”, nuestro Programa ahora es: “Aquí no hay ninguna agenda oculta, estamos jugando las cartas sobre la mesa, el programa oficial de Henrique Capriles se llama “Comprometidos con el Progreso” y lo pueden encontrar en la página web www.hayuncamino.com”, dijo al ser entrevistado en el programa Toda Venezuela, transmitido por Venezolana de Televisión…”, responde el autor intelectual del paquetazo Capriles, el profesor de la UCV, José Guerra. Negar y volver a mentir, esa ha sido la actitud de la oposición y su candidato Capriles.

 Nuestra historia es rica en anécdotas, recordemos a Rómulo Betancourt, quien alardeaba de su honradez, así en su Quinto Mensaje a la Nación declaraba: "Si algún empeño he tenido en mi vida pública es el de demostrar con mi propio ejemplo y con la intransigente manera con que vigilo la administración pública, que en Venezuela debe establecerse la norma de que ningún funcionario público se enriquezca ilícitamente a costa del fisco y del patrimonio nacional". (Quinto Mensaje Presidencial, "Moralidad Administrativa", Tomo III, pp. 416-418). Un mensaje divino le desmentiría, "Que se me quemen las manos, si para mi propio peculio, he tocado las Arcas del Tesoro Nacional!", expresaría en alguna oportunidad de los años 60, a los días, un atentado fallido en su contra, como obra del destino, le quemaría precisamente sus manos.  De que vuelan, vuelan, solemos decir en casos como éstos.

 Capriles y, en particular, su partido Primero Justicia, se creen los más honestos y “justos” de nuestro país. Olvidan decir, que Primero Justicia es obra de un acto malévolo de corrupción; la madre de Leopoldo López y él mismo, sustrajeron recursos de PDVSA, donde eran empleados ambos, madre e hijo, algo así como 60 millones de Bs, destinados para la ong, en ese entonces, Fundación Primero Justicia. Así nos lo informa, la Contralora General de la República, Adelina González: “El primer cargo contra López data de finales de 1998, cuando era funcionario de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y se desempeñaba como analista del entorno nacional. Entonces, recibió una donación de 60 millones de bolívares de la estatal destinados a la entonces Fundación Primero Justicia (hoy partido político), de cuya directiva él formaba parte. El dinero le fue otorgado por su madre, Antonieta Mendoza de López, que ejercía el cargo de gerente de Asuntos Públicos de la empresa petrolera. La segunda falta de López como funcionario se produjo durante el ejercicio fiscal del año 2002, cuando era alcalde del municipio Chacao (estado Miranda). En esa ocasión declaró irregularmente un desvío parcial de fondos, de más de 2 mil 743 millones de bolívares, de los créditos presupuestarios asignados a la partida denominada "Transferencias de capital a Entidades Federales". En noviembre de 2008, la Contraloría General de la República determinó la responsabilidad administrativa de Leopoldo López en los dos hechos, por lo que recibió una sanción administrativa de seis años (tres por cada caso)…” (El Nacional, 18-09-2009). Y López es uno de los hombres de más estrecha confianza de Capriles, por eso lo designa Coordinador Nacional del Comando de Campaña Venezuela y, se trata de un corrupto probado y sancionado, por los órganos competentes del Estado venezolano.

 Por si faltaran más evidencias de lo corrompido que es Capriles y su entorno, esta semana se hace público el chuleo que le tenían miembros de su Comando de Campaña a ciertos empresarios. En sendo video, el diputado Julio Chávez, muestra al diputado y candidato oposicionista a la Alcaldía de Petare, Juan Carlos Caldera, recibiendo una paca de dólares por parte de otra persona, después se supo que se trataba del asistente del empresario Wilmer Ruperti. De inmediato, se activa la mediática burguesa para ridiculizar el caso, el tóxico del Alberto Fedérico Ravell, en la persona de su primo Federico Medina Ravell, según denuncia formulada por el camarada Mario Silva, crea una cuenta falsa  @Wilmer_Ruperti, “para desviar las investigaciones y a la opinión pública”. Como vemos, es una farsa, esa postura Caprilesca de “expulsar” a Caldera. Pues, mientras Ravell se dedica a la defensa de Caldera y desviar la atención sobre el caso; ahora, la dirigencia de Primero Justicia anuncia que Caldera, no está expulsado de la organización: “La Junta Directiva Nacional de Primero Justicia fija al país su decisión institucional (...) Primero Justicia anuncia que Juan Carlos Caldera queda separado de su militancia partidista" (Últimas Noticias, 13-09-2012). Si ayer lo expulsaron, hoy lo separan de su militancia. Ayer digo algo, mañana lo desmiento, es la típica conducta de una organización que no habla claro. Miente y se desmiente a sí misma.

 La realidad de esa organización partidista oposicionista es, que las ratas abandonan el barco. Recordemos que, antiguamente, los marineros contaban que, cuando las ratas que poblaban las bodegas se lanzaban al mar, había que dar por seguro un inminente naufragio, pues estos animales tenían un sentido especial que les hacía buscar la muerte antes que vivir la tragedia. De aquí la expresión. Esa es la tragedia que anuncian estos sucesos de depravación opositora. Así, como a Uribe lo esperan las rejas de una prisión en el imperio de EEUU, a Capriles lo espera una aplastadora derrota, tanto él como a su paquetazo y  sus mentiras, hechas políticas.

  En una ocasión, Jesús, dirigiéndose a los judíos que querían matarlo porque hablaba verdades, les dijo: “Ustedes son de vuestro padre, el diablo, y los deseos de vuestro padre quieren hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.” Juan 8:44.

[email protected]

Caracas, 14-09-2012

Articulo leido aproximadamente 1831 veces
Actualidad