¿Y usted cree eso?
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/a149641.html
La maniobra es clara, ¿Cómo se puede apoyar a un candidato cuya corriente es totalmente adversa, que representa lo más acérrimo de la oligarquía venezolana, la ultraderecha más abyecta, la más mentirosa, el fascismo en persona que conspira abiertamente en contra del pueblo revolucionario y cuyo candidato es la ficha de los EEUU de Norteamérica y sus aliados europeos, siendo supuestamente de “izquierda”, sin saber a lo que se iba, con quien se iba y a donde se iba?

Esto es como el cuento de la caperucita roja con lobo feroz y todo; tristemente constatamos para lo que quedo la famosa izquierda socialista venezolana cuartarepublicana, esa es, al igual que las Europeas hermanas e hijas del mismo padre pero que perdieron el camino entre tanta comodidad, falta de doctrina, oportunismo, y otras cosillas que por respeto no decimos.

Y este cuentico de la izquierda socialista trasnochada cuartarepublicana de la defensa de la clase obrera no se lo cree ni el mismísimo gallo pelón, tal parece que tuvieron que constatar con sus propios ojos las “intenciones ocultas” para ellos porque para el pueblo no, del candidato del Imperio y sus aliados, ¿y no será más bien que ante la perdida irreversible de las elecciones por la derecha, abandonan el autobús que se hunde cual ratas, perdón, cual náufragos para ponerse a salvo de la raya y la debacle política que significa el haber apoyado la venta de la nación que es en verdad el plan de la oposición que se esconde tras ese “muchacho flaquito y dulcito”?

Con la esperanza de la maniobra artera de Aznar en la auto bomba del atentado criminal al tren en España pensando que se revertirían las elecciones a su favor, para que ganara la izquierda española que de nada sirvió y que tanto se parece a la adeco cuartarepublicana, para luego, los súbditos españoles como corderitos al matadero y siguiendo la flauta de hamelin, fueran directo al matadero para ser degollados por el paquetazo neoliberal Europeo impuesto por el servil PP, así pretendía la tan manida izquierda representada por el MAS cuartarepublicana y subsiguientes, sin entender que esto no es Europa, no es España y el pueblo de La Republica Bolivariana de Venezuela no cree en arrepentimientos tardíos y extraños.

El subestimar a los pueblos ha sido siempre la manera de actuar de los enemigos desde siempre, en buena parte de la historia este hecho constatado ha dado como resultado grandes sorpresas para los enemigos de los pueblos y para la contrarrevolución que desde adentro, empuja para tapar las protestas, los llamados de alerta y las denuncias, con el resultado de la ira popular que toma a la ley en sus manos para hacerse justicia.

Esto ha hecho que, desde la segunda guerra mundial, los que practican la opresión a los pueblos hallan dedicado buena parte de dinero y pensadores, psicólogos, siquiatras, sociólogos es decir, y a la manera de los tecnócratas, un “equipo multidisciplinario”, para estudiar y poner en practica la forma y la manera de penetrar a los países y a los pueblos, se analizan sus costumbres, su lenguaje, sus gustos, y también sus carencias sus temores, sus flancos débiles por donde penetran para inocular el deseo y el descontento por tener lo que las gentes de los países del llamado “primer mundo” tienen.

Nada escapa a la lupa enemiga, la penetración trata de ser total, donde el sistema de gobierno y las apetencias de poder son concienzudamente analizadas, la “democracia” férreamente impuesta por los países capitalistas, sientan las bases para la explotación del hombre por el hombre, como una mercadería más sin importar el ser humano y mucho menos a la semilla humana.

Y esto, que ha sido ampliamente debatido, ya no se le puede ocultar a los pueblos y mucho menos al pueblo revolucionario de La República Bolivariana de Venezuela, los secretos y maniobras, las “estrategias” de una clase dirigente de ultraderecha que pretende hacerse con el poder utilizando los viejos métodos con que el imperio y sus aliados europeos han buscado para dominar y aplastar a los pueblos y países que no aceptan seguir siendo servidores para la “buena vida” que estos países se han dado a costa del sacrificio, el saqueo y la matanza de nuestras gentes y de nuestros países.

Lo que se pretende establecer aquí es otra Colombia, otro Perú, otra Costarica, otro Chile, otro Paraguay, etc., ni hablar de Méjico, aplastada saqueada y diezmada, cuya economía quebrada es arrastrada por la de los EEUU hasta el pauperismo total; los llamados países del primer mundo que se dicen de izquierda como Francia por ejemplo, se les ha descosido el bolsillo oculto para enseñar lo que se esconde tras la fachada de “socialistas”: asesinos, colaboradores, traidores a la humanidad y maleantes que es lo que son, al igual que la gran mayoría de los países europeos que hipócritamente pretenden hacerle creer a sus pueblos que el “bienestar social” del que ellos disfrutan y que han perdido proviene de sus propios esfuerzos y trabajo y no del saqueo y las matanzas que le han hecho a todos nuestros pueblos y al resto de los países que han aplastado con su bota tiránica, y eso, camaradas, es la pura verdad.

Por lo que ojo avizor pueblo, con esa “izquierda” oportunista y cómoda que se arrima al mejor postor y a adonde se mueva el viento de la complicidad, arando en río revuelto, pretendiendo erigirse como defensores de los trabajadores utilizando para ello sus fichas enquistadas dentro de los movimientos de los trabajadores, para influir con maniobras arteras y capitalizar el descontento y la falta de atención del gobierno cuando esta es la oportunidad para lograr los objetivos y radicalizar la revolución dentro de los medios de producción tan necesarios para ir a la siguiente etapa que aun nos falta por construir.

Confiamos en el Líder.

[email protected]
Articulo leido aproximadamente 1300 veces
Actualidad