La mecha roja I
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/tiburon/a149409.html
Mi visión

Difícilmente pueda ocurrir algo, por muy dantesco que esto sea, para revertir la victoria de nuestro comandante, el imperio lo sabe muy bien y no podrá evitarlo, la diferencia estriba en que el imperio tiene miles de años de experiencia mientras que nuestra revolución tiene apenas algunos años, ¿Cuál es entonces la estrategia del imperio ante la victoria de nuestro presidente?
 
Lo ideal para nosotros sería que la victoria de Chávez sea la victoria de la revolución, pero eso solo lo determinará la decisión férrea del comandante y de unos cuantos cuatriboleaos que lo secunden.
 
El imperio hará su trabajo: conspirar a diario y esperar a que Chávez y los revolucionarios de corazón se cocinen en el caldo del Estado burocrático burgués, capitalista e imperialista que permanece solido y cada vez más fuerte en Venezuela.
 
Ese estado burgués heredado de la Europa invasora que saqueó y exploto nuestra Abya Yala, imponiendo sus leyes y cultura, Esa forma de gobierno que se nutre y fortalece en el caos, contrario a todo orden natural, para legalizar la injusticia y legitimar el robo disfrazado de burocracia.
 
Por su parte el Comandante Chávez ha presentado al país una propuesta, un programa de gobierno que es el resumen de la Agenda Alternativa Bolivariana y el Proyecto Nacional Simón Bolívar, una vía hacia la soberanía y la plena independencia.
 
Cito literalmente un extracto de la propuesta del presidente:
 
“Para avanzar hacia el socialismo, necesitamos de un poder popular capaz de desarticular las tramas de opresión, explotación y dominación que subsisten en la sociedad venezolana, capaz de configurar una nueva socialidad desde la vida cotidiana donde la fraternidad y la solidaridad corran parejas con la emergencia permanente de nuevos modos de planificar y producir la vida material de nuestro pueblo. Esto pasa por pulverizar completamente la forma de Estado burguesa que heredamos, la que aún se reproduce a través de sus viejas y nefastas prácticas, y darle continuidad a la invención de nuevas formas de gestión política.”
 
Programa Patria 2013-2019 (Introducción)
 
Con estas palabras el presidente está escribiendo el epitafio de la vieja estructura de la que se nutre la más corrupta estructura inventada por el hombre, la MATRIX, el verdadero Anticristo, es más perfecto aliado del imperio; El Estado Burgués.
 
El Estado burgués, capitalista e imperialista es la mejor forma de disfrazar la injusticia de justicia. En Grecia, donde todo se inició los representantes de los patricios se sentaban con los representantes de la plebe y estos últimos que jamás habían conocido la abundancia se vendían a los patricios y traicionaban al pueblo, esto es en esencia el Estado Burgués.
 
Hoy es común por donde el presidente pasa escuchar al pueblo: Chávez si el gobernador no…!  Chávez si, el Alcalde no…! Vemos pues, que el pueblo se identifica solo con el comandante, pero se deslinda de los gobernantes locales, a quienes rechaza enérgicamente porque convive con ellos y conoce toda su realidad, de cómo se han apartado del pueblo y se han enriquecido viviendo en la más grosera opulencia, transándose con poderosos, oscuros y peligrosos intereses que nada tienen que ver con la revolución ni con las promesas que ellos hicieron al pueblo para que éste los eligiera, en muchos casos maltratando al pueblo erosionando la fe y la esperanza que éste tenía en la revolución, porque finalmente estos gobernantes para bien o para mal representan de algún modo al comandante quien tarde o temprano será el chivo expiatorio que arda sobre el altar que han levantado tantos fariseos hipócritas.
 
No presumo en lo más mínimo de profeta, pero rara vez me he errado en mis cálculos políticos; el presidente va a ganar las elecciones pero la revolución estará pendiendo de un hilo si él mismo no profundiza los cambios, a fin de pulverizar el Estado Burgués, arrebatándole el poder a tanto señor feudal, pichones de caudillos, usurpadores del poder popular que llegaron al puesto por elección popular engañando al pueblo y mancillando el espíritu de la revolución bolivariana.
 
Nuestra revolución, si es verdadera, debe asumir el espíritu de Bolívar y fundamentarse en su pensamiento ya es tiempo de entregarle el poder al pueblo y darle vida a nuestra constitución:
 
“Artículo 5. La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público.
Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.”
Que sean los concejos comunales y las comunas, es decir, el pueblo organizado quien se gobierne a sí mismo pero para llegar a ello queda una lucha cada vez más difícil debido a que el Estado burgués se ve cada día más fuerte, el imperio con sus miles de medios y su experiencia está convirtiendo al ciudadano en mero consumidor cada día más y por tanto en un ser indolente cada vez mas desinteresado en nuestra historia, nuestra identidad y nuestra lucha ya sea vestido de rojo o de oposición su vista está circunscrita a su ámbito inmediato y su interés personal por lo que se hace necesario y vital para mantener el derrotero agitar constantemente el ambiente político a fin de que las masas no cedan al fatídico sueño de la comodidad y el conformismo. Es deber de todo revolucionario consciente del futuro combatir sin descanso hasta destruir el viejo Estado con sus vicios, esto es la vida o loa muerte para la patria en este momento solemne.
 
Bolívar en el discurso de Angostura:
nuestras leyes son funestas reliquias de todos los despotismos antiguos y modernos, que este edificio monstruoso se derribe, caiga y apartando hasta sus ruinas, elevemos un templo a la justicia; y bajo los auspicios de su santa inspiración dictemos un Código de leyes venezolanas.”
 
¿Qué sucederá pronto ante nuestros ojos si no se profundizan los cambios? Desde mi óptica, la revolución, que tiene las alas llenas de plomo, no tardaría desgastarse definitivamente, estimo que en unos seis meses, ¿Porqué? Porque el pueblo aun tiene esperanza en que el presidente sea su redentor, pero cuando este pueblo se enfrente a sus gobernantes locales, con su felonía llena de corrupción y burocratismo, que se niega a dar respuesta a las necesidades urgentes de la gente, y que solo responde cuando se les moja la mano a algunos funcionarios a cambio de beneficios, en pocas palabras: EL PUEBLO SE VA A ARRECHAR de ver tanta mierda, y de ver una nueva burguesía irrumpir en nuestra realidad, de ver como se dedican tantos recursos que para el pueblo son de tercera importancia o de ninguna importancia, de ver verdaderas flotas de vehículos (camionetotas) paseándose forondas, escoltando al señor feudal y su séquito de jalabolas, que se llenan la jeta hablando de socialismo gastando millones en darle publicidad a las migajas que invierte en obras, El pueblo es sabio y paciente y por chavista que sea no es ciego y de continuar este desafuero, ni cien Chávez bastarán para llenar una cuadra de pueblo, de ese pueblo que se alejara cada vez más indolente y decepcionado. Eso es precisamente lo que el imperio espera y lo que alimenta a diario: la desesperanza, esto se traduce sencillamente en que todo gobierno local que termina convirtiéndose en un feudo es el mejor aliado del imperio y el peor enemigo de la revolución porque de perderse la fe en la revolución estaríamos solo a un pequeño paso de empujarla al abismo y la oposición imperialista  seguirá ensayando en Venezuela toda nueva forma de golpe de Estado que pueda ser legitimada por organismos internacionales contra la revolución, que al perder respaldo popular quedaría sin defensa ante las arremetidas del supra poder.
 
Hace unos días estuve en las orillas de nuestro gloriosos Orinoco, evocando tantas hazañas logradas en sus aguas y riberas, contemplaba a unos pescadores terminando sus labores y lo que vi fue una película de hace dos siglos, las mismas canoas, las mismas redes, sin signos de avances, no habías cavas ni donde acopiar el producto de la pesca, nada ha cambiado en siglos los pobladores padecen muchos de ellos enfermedades venéreas, visite un instituto tecnológico agropecuario y era toda una vergüenza de desidia ¿Qué es lo curioso de todo esto? Que esos pueblos están ubicados en un océano de petróleo; la más grande reserva petrolea que conoce la humanidad, pero no solo eso, sino que las tierras son fertilísimas y el Orinoco ofrece riquezas y posibilidades incalculables, pero lo peor de todo es que el gobierno municipal es rojo “rojito” ”revolucionario” y yo pregunté qué ha hecho ese gobierno municipal para procurarles un mejor nivel de vida; educación, mejores instalaciones para su actividad pesquera, para enseñar a las jovencitas a fin de que eviten tanto embarazo precoz, la respuesta: NADA… Bacanales, parrillas, amiguismo, en fin, pan y circo, adequismo disfrazado de rojo.
 
Si ciertamente hemos avanzado en el campo todavía falta mucho y no hay excusa válida, somos un país rico en recursos, nuestra economía es fuerte, pero como dijo alguien: “aunque nos quitaron los grillos de los pies, nos dejaron los grillos en la cabeza” Ese ejemplo es solo una copia a escala de la realidad nacional que me hace presumir sobre cuánta razón tenía Bolívar en su discurso de angostura, el poder debe ser centralizado y no repartido en parcelas (federado) porque sería nuestra ruina. Debe haber un gobierno central del que se nutra el poder popular.
 
Independencia de verdad y patria socialista de verdad…!
Solo así Viviremos de verdad y venceremos de verdad…!
 
[email protected]
Articulo leido aproximadamente 2197 veces
Actualidad