Jalabolas
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/oposicion/a149403.html

“Es que uno aquí en la escuela

por más que la dibuja,

la copia en el cuaderno

y en los libros la estudia,

no sabe cómo son los moldecitos

que envarillan la lluvia”.

                                                      Jesús Rosas Marcano.

Uno pudiera decir que el Majunche dice con su canto lo que no aprendió en la escuela y además, que no quiere el tricolor para nada. Pero eso es público y notorio por más que se encasquete la bendita gorra ¿Qué puede saber un Cabeza e´ Suapara de pescao?

Ayer el tipo estuvo en Guayana. Un día antes me llegó un mensaje al celular: El niño invitando a una actividad. Lo único que se me ocurrió para protestar por semejante vaina, fue decir en mi twitter que el Comando Venezuela le pregunta primero a uno si quiere recibir a @chavezcandanga y tú aceptas o no, que considero eso respetuoso y ético, pero que CAPri te lo manda a juro. Si este niño tomase el coroto, ya me lo imagino con una Habilitante: Un mono con pistola.

Bien, el hijo de papá y mamá llegó a Puerto Ordaz y el acto se dio en una ¡escuela! Una escuela de hijos de papá y mamá. Primera afrenta esa, de reunirse con los trabajadores lejos del calor de las forjas y los hornos, del esfuerzo y el sudor que hace Patria, para arrochelarse en esos sitios donde se cuecen las miserias capitalistas que se dan en dosis pedagógicas.

Peor, decir a los trabajadores que en su gobierno ellos no tendrán que jalar bolas. En el video que mostró Cayendo y Corriendo al respecto, pudo verse cómo varios de los presentes arrugaron el entrecejo ante tamaña injuria. Sólo faltó que el orate parafraseara al Cazador Furtivo de Globovisión, Zuloaga, con su “puede que especulemos pero damos empleo”. Los trabajadores que fueron allí estimo que querían aprender algo. Bueno, conocieron de primera mano a un patrono capitalista, que la derecha considera jalabolas a los trabajadores socialistas y creo que más de uno debió avergonzarse de asistir a esa vaina.

En tales lides, el jalabolismo, sí son expertos ciertos personajes de la historia cuarto republicana. Tíldese de tal a Teodoro, guindado de FEDECÁMARAS para quitar a los trabajadores sus prestaciones; Andrés Velásquez quien ejerce el oficio entre adecos y copeyanos, a pesar de que casi lo matan a palos. O aquel Presidente de la sonrisita, quien le dio sentido oral al ejercicio para soltar la lenguarada de que obtuvimos el “Mejor refinanciamiento del Mundo”. Recientemente, supimos por Leopoldo López y otros virtuosos opositores que los templones escrotales tienen variantes paramilitares y que adentro, a falta de cojones, hay cocaína.

En general, esta gente tiene tiempo jalándole bolas al imperio yankee, subyugados por la parafilia neoliberal. Pónganle si quieren que La Revolución trata con esmero al jefe. Vale, porque aquí quien manda es el Pueblo.

Tiene razón Rosas Marcano: Habrán pasado por la escuela, pero no saben cómo son los moldecitos que envarillan  la lluvia. Y llueve Revolución.

[email protected]

@pelelojo

Articulo leido aproximadamente 4375 veces
Actualidad