En la Estación de Atocha el 2004
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/internacionales/a149183.html
En la Estación de Atocha (tren Nª 21431), el 11 de marzo de 2004, detonaron tres bombas, causando lamentablemente numerosas pérdidas humanas. Como consecuencia de esa terrible tragedia griega, se revirtió la mayoría del electorado a favor de José Luis Rodríguez Zapatero, candidato opositor del Partido Socialista Obrero Español, a quien daban como perdedor tres días antes de los comicios, de acuerdo a todas las encuestas. Los cierto fue que el candidato oficialista del PP, Mariano Rajoy, perdió en la raya y quedo turulato por el impacto imprevisible.  Diría el entonces Presidente  José María Aznar,  que nadie sabe para quién trabaja, pues que se iba a imaginar que su pupilo candidato después de tanto nadar terminaría muriendo en la orilla.

Pero como en política nunca faltan curiosos ni entrépitos, semejante fenómeno electoral llevó a que sendos analistas insistentemente se preguntaran: ¿por qué razón los pronósticos repentinamente se alteraron, dejando desconcertado al pitiyanqui Presidente José María Aznar? Algunos atribuyeron el resultado a los atentados terroristas o los sucesos posteriores, los cuales provocaron el vuelco electoral que favoreció a José Luis Rodríguez Zapatero del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Cabe recordar que el gobierno del PP en un principio atribuyó la autoría a ETA pese a  las pruebas que apuntaban a terroristas islamistas. Los sucesos de aquellos días fueron interpretados por gran parte de la opinión pública como una falta de transparencia, debido a ello cientos de ciudadanos se manifestaron en las principales ciudades españolas acusando al gobierno de Aznar de ocultar información.  Ojo Sigue pag2

-2-

Por suerte, a Dios gracias  los actores no  son los mismos, ni nuestras circunstancias son similares a la de España en el 2004, pues Hugo Chávez no encarna a Mariano Rajoy, ni mucho menos el  majunche  Capriles se parece a Rodríguez Zapatero. Se fijan por qué dicen que deseos no empreñan, y soñar no cuesta nada.

[email protected]

Articulo leido aproximadamente 1556 veces
Actualidad