Desde Paraguaná ¿Qué pasó en Amuay?
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/regionales/a149096.html
Escribir sobre la emergencia ocurrida en la refinería de Amuay, justo cuando los acontecimientos están en pleno desarrollo, es materia difícil, pero el hecho de que vivo cerca de la refinería de Amuay, alejado del área de impacto inicial de la explosión, y el hecho de que cuando apenas salgo de mi casa veo el incendio que allí se desarrolla, me anima para escribir algo sobre lo que está ocurriendo, aun cuando estoy convaleciente de enfermedad. La perspectiva que tengo es la de una persona ubicada a dos kilómetros y medio de la planta, y que el dolor que existe en esta población por la muerte y heridas de tantas personas y los sentimientos que fluyen en esta comunidad son turbulentos en este momento.

EL INICIO, SABADO 25 DE AGOSTO

A la 1:10 am, aproximadamente, la terrible explosión que ocurrió en la refinería despertó a todo el mundo, y los vecinos de mi barrio salieron inmediatamente a la calle, desde donde se veía la nube de humo generada por la explosión. La explosión, con ruido tremendo, estremeció las casas, haciendo crepitar las ventanas durante algunos segundos. Era impresionante el silencio inmediato a la ocurrencia de la explosión, solo interrumpido por algún comentario con voz atemorizada de alguno de los vecinos. En ese momento no se veía tanto fuego, pero si se apreciaba mucho humo. A pocos minutos, el silencio fue interrumpido por el sonido de las sirenas de los vehículos de emergencia que se aproximaban a la refinería. Llamaba la atención que, siendo Punto Fijo un lugar con tanto viento, en el momento de la explosión había muy poca brisa, lo que acentuaba un poco el calor ambiental típico de esta zona del país. A partir de ese momento, quizás como parte de sus costumbres, los vecinos sacaron a la calle sus sillas y sus hamacas, aprestándose a permanecer fuera de sus casas, alertas a lo que ocurriera, permaneciendo en vela esa noche.

Los intentos de comunicación por teléfono celular y de informarse a través de la radio fueron infructuosos en esos primeros minutos de la emergencia. Las emisoras locales estaban tan desinformadas como cualquiera, y estaban trasmitiendo música, o tenían a unos nerviosos locutores que solo emitían comentarios como los que pudiera hacer cualquier parroquiano desprevenido. Como en Punto Fijo todo el mundo conoce a alguien que trabaja en la refinería, las primeras noticias que se difundieron provenían de los vecinos que lograron comunicarse con trabajadores de la planta, información fragmentaria e incompleta. Fue allí que se tomó conciencia de que la explosión y el incendio ocurrieron realmente en la refinería. La iglesia evangélica de la comunidad abrió sus puertas inmediatamente y comenzaron un servicio religioso orando por los que pudieran haber resultado heridos o muertos en la explosión. Para poder ver mejor, subí al techo de mi casa, y mirando con binoculares pude constatar que el fuego era progresivamente intenso y que podían distinguirse al menos cuatro grandes focos de llamas. Las sirenas continuaban sonando aunque después esto empezó a disminuir poco a poco.

Hacia las 2:00 AM las emisoras de radio locales empezaron a transmitir algunas noticias, pero fragmentadas y sin profundidad, no generadas por reporteros en el sitio de los acontecimientos, sino en lo que leían en twitter o facebook (los periodistas estaban desaparecidos del escenario). Punto Fijo no es una ciudad tan grande. No se explica cómo ninguna emisora de radio envió reporteros al lugar de los acontecimientos para comentar algo de lo ocurrido, en vivo y en directo.

Allí fue que empezó la cadena de rumores. Rumores de todo tipo surgieron entre las personas, y esos rumores fueron propagados vía mensajería de texto, twitter, facebook, y las emisoras de radio locales (las mas irresponsables de todos, pues si una persona individual emite un rumor y se queda eso en el barrio, no es tan terrible, pero transmitir información inexacta con una emisora FM puede hacer que cientos de miles de personas manejen información incorrecta sobre una situación de emergencia). Estos rumores se extendieron y motivaron temor en la gente.

A lo largo de la noche se escuchaban ruidos fuertes que provenían de la refinería, pero que no podían calificarse claramente como explosiones, a la distancia a la que me encontraba. Sin embargo, cada quien interpretaba eso como quería, y no faltó aquel que dijera que eran explosiones, e incluso que habían explotado las esferas de gas de la refinería (el peligro más grande que todos los habitantes de Punto Fijo saben que existe en la planta), para que después se comprobara que no explotó ninguna de las mencionadas esferas. La noche fue transcurriendo con la misma situación. Me fui a dormitar como a las 4:00 AM, estando de pie nuevamente a las 6:00 AM.

AL AMANECER DEL SABADO 25 DE AGOSTO

Con las luces del día, la situación comunicacional estaba igual, con la notable diferencia de que Venezolana de Televisión estaba empezando a transmitir imágenes en vivo desde las proximidades de la refinería y podían verse a veces las mencionadas esferas de gas, indemnes y en su sitio. ¡Y continuaban los rumores de la explosión de las benditas esferas de gas, pese a esas claras imágenes de televisión que las mostraban enteras! Aun estando a la vista las esferas de gas en su sitio, completas y sin daños mayores, seguían circulando los rumores de que habían explotado las esferas. Empecé a enterarme de los conocidos que perdieron a alguien en la explosión, de niños que quedaron huérfanos, y de mujeres que quedaron viudas.

Empiezan las declaraciones de los funcionarios gubernamentales, tratando de tranquilizar a la población. Surgen los primeros saldos de muertos y heridos emitidos por la gobernadora (7 muertos y 76 heridos, preliminar). ¡Siguen los rumores, circulando por mensajes de texto y llamadas telefónicas! Las páginas web presentan una situación catastrófica, pero diferente a la verdadera catástrofe que se había producido. No quiero profundizar en esto, para no caer en la repetición de lo que muchos han señalado ya sobre la imprecisión o desinformación realizada por los medios de comunicación regionales (quizás en forma intencional, cuando no por una incompetencia e irresponsabilidad inmensa). Van pasando las horas, y advierto que varios de mis vecinos abandonan sus casas para alejarse de la refinería, por temor a un agravamiento de la situación, infundido por rumores. Las cifras de muertos empiezan a aumentar con las horas (ya se hablan de 24 muertos hacia finales de la mañana). Comienzan a llegar rumores de una presunta escases de combustible para vehículos. Después se demostró que era otra mentira.

EN LA TARDE DEL SABADO 25 DE AGOSTO

Cada rato me asomaba a ver con mis ojos el incendio tratando de ver las explosiones de tanques de gas y el aumento del incendio que los rumores indicaban. Yo veía todo igual: El incendio encendido, un poco más pequeño porque los tres focos de fuego que había visto en la madrugada ya no estaban, y bastante humo. Seguramente un habitante del barrio San Rafael o de Domingo Hurtado (más próximos a la refinería) seguro estaba mejor situado para tener mejor información sobre lo que estaba ocurriendo (pues esos barrios están tan cerca de la refinería que varias casas de allí sufrieron daños como consecuencias de la explosión inicial). Pero desde mi casa, yo no vi nada de eso. Las noticias de los medios de comunicación daban versiones encontradas según el espectro político de su preferencia, pero lo más parecido a la realidad no estaba en twiter ni en facebook. La realidad se parecía más a lo transmitido por Venezolana de Televisión, en vivo y directo desde el lugar de la emergencia.

SEGUNDA NOCHE SABADO 25 DE AGOSTO

En la noche, fui al centro comercial Las Virtudes (más alejado de la refinería de Amuay) para tratar de comer algo, tratando de cambiar de ambiente y relajarme después de tantos rumores y malas noticias difundidas libremente por los medios de comunicación, aparentemente transmitidas sin restricción alguna. Mi sorpresa fue que, pese a que la mayoría de los locales estaban cerrados, gran cantidad de personas y varios turistas estaban en el centro comercial haciendo lo mismo que yo. El incendio se veía desde el centro comercial a lo lejos, sin cambios. El saldo de muertes se sitúa en 26. Regrese a mi casa y al rato, me acosté a dormir.

AL AMANECER DEL SEGUNDO DIA, 26 DE AGOSTO

Amaneció y los rumores estaban en su apogeo. Me asome a ver el incendio y se veía un poco más intenso, pero sin mucho más que mencionar. En cambio, mensajes de texto atemorizantes, llamadas telefónicas de amigos y más noticias contradictorias de los medios de comunicación me tenían preocupado. Amistades llaman desde Coro preocupados y ofreciendo su casa para que nos refugiásemos allá durante la emergencia. Alguien me dice: “¿Por que no nos vamos ahora que podemos?”. El saldo de muertes se sitúa en 39 fallecidos.

Las informaciones de los funcionarios de la refinería no parecían muy convincentes, pero con el paso de las horas, me entere de algo que me hizo darme cuenta por que habían aumentado los rumores: Venia Chávez a Punto Fijo.

EN LA TARDE DEL SEGUNDO DIA, 26 DE AGOSTO

Cansado de leer rumores en twiter y facebook, solo preste alguna atención a lo que informaban por teléfono y por televisión. Llegan noticias de que estaban evacuando a la comunidad de Judibana y a los barrios próximos a la refinería, (información que con el tiempo se verificó como falsa). Veo que varios de mis vecinos se han ido a partes más alejadas, por temor. Me cuestiono a mi mismo: ¿No será que tengo un punto de vista equivocado, que estoy desinformado y en verdad está ocurriendo una situación extremadamente grave y peligrosa que no he entendido bien, corriendo así un riesgo innecesario? No. Allí están las imágenes de Venezolana de Televisión con sus entrevistas, las explicaciones realizadas por los técnicos y operadores con la intensión de informar y calmar a la población. Y lo que faltaba: Llega el Presidente Chávez condolido con la comunidad por las pérdidas humanas ocurridas, va directamente a la refinería a unos pocos metros de los tanques incendiados dirigiéndose directamente a los bomberos, trabajadores, y técnicos que combaten el incendio, se reúne con los gerentes e ingenieros de la planta (dándole ánimos y expresiones de respeto a todos) e incluso trató con mucha amabilidad a una periodista colombiana que trato de sembrar una matriz de opinión que el canal Globovisión trato de sembrar desde el mismo inicio de la emergencia. La explicación sobre lo que es la ética y la responsabilidad que le dio Chávez a la periodista colombiana debería ser entendida como la prueba más clara de la libertad de expresión que existe actualmente en Venezuela. Visitó la comunidad de La Pastora cerca de mi casa (una comunidad muy necesitada de asistencia y en la cual todo trabajo de asistencia que se haga será beneficioso para todos). Cuando va llegando la noche, el saldo de víctimas mortales de la explosión se sitúa en 41.

CONCLUSION: LO ÚNICO QUE LE QUEDA A LA OPOCISIÓN ES EL RUMOR.

A la hora en que estoy terminado de escribir esto (11 PM del día 26 de agosto) no se ve el fin del incendio. Subí al techo para ver el incendio y los tanques continúan en llamas, y por la experiencia de otros incendios que han ocurrido en esta refinería, parece que éste demorará varios días en apagarse por completo.

Lo que si se ve es el fin de una estrategia de los opositores del Presidente Chávez que trataban de aprovechar este incendio para tratar de alterar los resultados electorales que las encuestadoras están anunciando, cuando faltan apenas días para las elecciones presidenciales. Y digo que es el fin, porque he podido apreciar que mucha gente está aquí indignada por el comportamiento irresponsable de unos medios de comunicación que deberían sincerarse y presentarse en el CNE para terminar de registrarse como partidos políticos, pues para proveer información veraz no sirven. No tienen ni el profesionalismo ni la ética necesarias para separar su trabajo de sus pasiones, terminando por desinformar irresponsablemente a las personas, sembrando el terror (son terroristas, pues). Creo que la indignación de la gente por este comportamiento prácticamente delictual terminará por resultarles en otra nueva equivocación de unos medios de comunicación libres de toda sospecha de inocencia. Los rumores no tumban gobiernos, y LO ÚNICO QUE LE QUEDA A LA OPOCISIÓN ES EL RUMOR. Pido a todo el que pueda la mayor y mejor ayuda que pueda prestar a las viudas, huérfanos y dolientes de los que fallecieron en este incendio, evitando rumores e investigando las causas reales de éste. Gracias.

[email protected]
Articulo leido aproximadamente 2004 veces
Actualidad