Alcanzó las 50 ediciones

Argentina: revista Herramienta un lugar donde la teoría marxista no prescribe

Néstor López. Alma máter de una publicación resistente

Néstor López. Alma máter de una publicación resistente

Credito: Carlos A. Maslaton, Revista Cultura / Clarín.com

La decisión de editar una revista marxista tras la caída del muro de Berlín (1989) y la implosión de la Unión Soviética (1991) debe suponer, como mínimo, un gesto desafiante –no exento de temeridad– consumado por quienes disfrutan de las apuestas de riesgo. O, en todo caso, revela el afán de no abdicar, pese a los vientos adversos de la Historia, en las convicciones ideológicas. La revista Herramienta –autodefinida como publicación de debate y crítica marxista– acaba de lanzar su número 50, y ha celebrado, además de una cifra redonda y una persistencia programática, la consolidación de un trayecto editorial de dieciséis años ininterrumpidos mediante la realización del V Coloquio Internacional “Teoría Crítica y Marxismo Occidental” que, bajo el eje temático “Alienación y Extrañamiento”, se llevó a cabo desde el 6 al 8 de agosto en el Centro Cultural de la Cooperación y en el Hotel Bauen, y donde hubo disertantes de Latinoamérica y Europa. El encuentro abordó la discusión de distintas categorías marxistas, su significación histórica y su vigencia en diferentes campos.

El primer número de Herramienta estuvo en la calle en agosto de 1996 y, en la actualidad, junto a la edición en papel, los lectores pueden acceder a los diez números de Herramienta web en www.herramienta.com.ar. Néstor López, licenciado en Matemáticas (Universidad Nacional del Sur) y miembro del consejo de redacción de la revista, recupera el clima histórico en el que surgió la publicación: “Lo que nos golpeó no fue el colapso del modelo estalinista –marcado por la falta de libertad en la sociedad y en el modo de producción–, sino el hecho de que con la caída de la burocracia soviética el pueblo no se orientara hacia una sociedad comunista, sino que corriera hacia la ilusión del capitalismo. Nuestra crisis radicó en la creencia de que al desaparecer la casta burocrática advendría un régimen de libertad e igualdad –sostiene–. Caímos en una incertidumbre teórica y práctica, pero teníamos un punto de certeza: el capitalismo era tan sólo una ilusión de un mundo mejor, un modelo que no daría respuesta a la debacle de la humanidad, sino más bien que engendraría nuevas catástrofes. Herramienta nace como un espacio de debate, de crítica al capitalismo y de crítica ad hominen , de allí que no parte de una visión única, sino de conocer nuestra debilidad y nuestra diversidad de miradas”.

Conceptos como plusvalía, fetichismo, alienación, viabilidad de la lucha revolucionaria, los nuevos movimientos sociales en Latinoamérica, han sido algunos de los diversos núcleos temáticos que destacados teóricos argentinos e internacionales han desplegado a lo largo de cada una de las cincuenta ediciones. “Un tema central, presente desde el primer número, fue el del trabajo. Nos interesó analizar cómo aborda esta cuestión la socialdemocracia alemana y cómo lo enfocan las distintas corrientes del marxismo. Para reflejarlo, publicamos estudios de especialistas de Brasil, Francia, Inglaterra y Alemania, como Ricardo Antunes, Alex Callinicos, Claus Offe y Jacques Freyssinet, entre otros”, puntualiza. Para López, otro de los tópicos que han recorrido con asiduidad las páginas de Herramienta es la mirada crítica sobre el movimiento revolucionario –desde el abordaje del teórico británico Cyril Smith–, así como una aproximación crítica a la lógica económica del capitalismo formulada en los trabajos de intelectuales como François Chesnais, Anwar Shaikh y Hideo Totsuka, entre otros.

Imbuida de un espíritu pluralista –que reconoce su pertenencia a una genealogía integrada, entre otras, por la mítica revista “Pasado y presente”, publicada en los años 60– a Herramienta no le han faltado, por supuesto, detractores incluso desde el interior de su propio espectro ideológico. “La izquierda tradicional nos ha criticado muchísimo por editar, por ejemplo, Cambiar el mundo sin tomar el poder, de John Holloway, creyendo que esto implica una definición teórico-política del colectivo Herramienta hacia Holloway, lo cual no es cierto –aclara López–. Nos imaginan como una organización política uniforme y critican nuestra diversidad, objetando que publiquemos a tal o cual autor. Muchos compañeros no coinciden con Holloway, pero reconocemos que en su obra realiza el intento de marcar caminos de cambio social que la izquierda tradicional no logra entender. No aceptan que difundamos y que luego cada quien decida en qué partido o movimiento activar, o simplemente luchar en forma individual. Esto no se podría hacer con la tradicional verticalidad, sino con horizontalidad, democracia a fondo y respeto por la divergencia”.

¿En qué espacio sociocultural Herramienta encuentra sus lectores? López lo delimita: “En el ámbito estudiantil y universitario la revista tiene una importante aceptación, así como en los jóvenes que integran los nuevos movimientos sociales surgidos tras la crisis de 2001, con quienes hemos coeditado libros, a partir de compartir el rechazo al sectarismo y dogmatismo de la izquierda tradicional”. La financiación de la publicación se logra a través del trabajo ad honorem de todos de los miembros del staff, y la impresión se paga con los aportes de amistades, suscriptores, así como también con los ingresos generados por los más de 60 libros sobre teoría marxista publicados con el apoyo de los propios autores. Herramienta tiene una tirada de mil ejemplares, y la venta se realiza en mano, por suscripciones y en algunas librerías. Entre otros factores determinantes para la supervivencia de esta publicación, López reconoce “la regularidad que mantuvimos a lo largo de 16 años, y la incorporación de estudios de destacados intelectuales nacionales e internacionales como Istvan Mészáros, Pierre Naville, André Gorz, Noam Chomsky, Renán Vega Cantor, John Holloway y Michael Löwy”. Si, como representante del Consejo de redacción de Herramienta, López debe estimar cuál ha sido el principal aporte de este proyecto a lo largo de sus cincuenta números, no duda: “La realidad nos obliga a replantearnos cada día todo camino canónico y la teoría de la praxis social, el luchar y pensar se encuentran cada vez más cerca uno del otro. Creemos que Herramienta –asumiendo el legado teórico de intelectuales como Adorno, Benjamín y Sohn-Rethel– ha ayudado a pensar este camino que se hace al andar conjuntamente. Un pensamiento de muchos pensamientos, y una práctica de lucha de muchos sujetos oprimidos que luchan por la dignidad, por terminar con las relaciones sociales de opresión del capital, en el aquí y ahora, en todas las formas que podamos”, concluye López.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5733 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /ideologia/n212062.htmlCUS