La campaña admirable

La ofensiva de Domingo Monteverde desde Coro hasta Valencia, incluyendo la toma de la plaza de Puerto Cabello, donde derrota al coronel Simón Bolívar, motiva que Francisco de Miranda, ante la imposibilidad de contenerlo militarmente y para preservar la vida de los patriotas, se inmole firmando el 25 de julio de 1812 la capitulación de San Mateo. De esta manera se materializa la pérdida de la primera República y el destierro de Simón Bolívar en Cartagena de Indias.

Desde Cartagena, Simón Bolívar emite uno de los documentos fundamentales, donde además de analizar las causas que condujeron a Venezuela a su destrucción y a la pérdida de la Primera República, esboza la génesis de su pensamiento político e ideológico, constituyéndose en uno de los documentos esenciales para conocer en profundidad el pensamiento bolivariano.

"Tuvimos filósofos por jefes, filantropía por legislación, dialéctica por táctica y sofistas por soldados. Con semejante subversión de principios y de cosas, el orden social se sintió extremadamente conmovido, y desde luego corrió el Estado a pasos agigantados a una disolución universal".

Además de la recurrente conducta antipatriótica asumida por el clero, que aprovechándose de la fe cristiana de nuestro pueblo, lo responsabilizó del terremoto del Jueves Santo de 1812, catalogando el fenómeno como un castigo de Dios por rebelarse al imperio español.

El 14 de mayo de 1813, el brigadier Simón Bolívar emprende desde Cúcuta una acción militar conocida como Campaña Admirable, la cual consistió en un despliegue sobre el territorio venezolano de una gran ofensiva militar, donde se hizo necesario dictar el 15 de junio de 1813 el célebre e histórico Decreto de Guerra a Muerte. Entrando el 6 de agosto del mismo año triunfante a la ciudad de Caracas. Comienza la gloria de Bolívar, expresando en su mensaje ante la Asamblea en Caracas, el 2 de enero de 1814, cuando es honrado al conferírsele el ilustre título de Libertador. "Compatriotas: vosotros me honráis con el ilustre título de Libertador... Yo no he venido a oprimiros con mis armas vencedoras. He venido a traeros el imperio de las leyes; he venido con el designio de conservaros vuestros sagrados derechos".

En este momento trascendental de la vida republicana, cuando el pueblo venezolano con un altísimo nivel de conciencia, junto a su líder y timonel el comandante Chávez, avanza irreductiblemente en la construcción de un mundo de justicia social como tarea pendiente del ahínco libertario iniciado hace 200 años, se plantea el desafío ineludible de vencer en este proceso autóctono de creación heroica, que nos lleva a la consolidación del socialismo.

En ese orden, el líder de la revolución bolivariana anunció: "Este año de grandes retos se inicia la campaña admirable, caracterizada por la lucha en contra de la corrupción, la burocracia, la inseguridad, el derroche, los vicios del capitalismo; lo que permitirá la consolidación de un nuevo sistema social".

Es así como en la multitudinaria concentración en la plaza O`Leary, después de tomar las principales arterias viales de Caracas en una marcha para conmemorar 52 años de la insurrección cívico-militar del 23 de Enero de 1958, el presidente Chávez dio inicio a la campaña admirable, exhortando a los patriotas para que se desate por toda la patria la ofensiva nacional bolivariana, contraataque destinado a consolidar la esperanza de nuestro pueblo y lograr en esta batalla por la vida dos grandes victorias: La mayoría calificada en la Asamblea Nacional y la reelección de Chávez en 2012, arengando al pueblo: "Los que quieran Patria, vengan conmigo".

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5441 veces.

Pedro Carreño


Visite el perfil de Pedro Carreño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Ideología y Socialismo del Siglo XXI

Actualidad